No hay publicaciones para mostrar

Árticulos Nuevos

CUANDO SE HA ESFUMADO TODA ESPERANZA – Por el Hermano Pablo

Los síntomas eran los clásicos: sudores nocturnos, escalofríos, decaimiento, tos seca, y filamentos de sangre en la saliva. Orlando Vásquez, joven de treinta y dos años de edad, de Córdoba, Argentina, no sabía qué enfermedad tenía.