Noviazgo Cristiano – Capitulo 12: EL NOVIAZGO ETERNO

Capitulo 12: EL NOVIAZGO ETERNO

Voy a tratar de definirlo mediante varias formas prácticas:

Muchos pases y nada de goles. Muchos golpes y no termina la pelea. Muchos capítulos y no hay final en la novela. Mucho tiempo de andar juntos pero no hay futuro seguro.

 

Erica fue novia de Juan por 7 años. Después de esa cantidad de años de amarse, se pelearon, se unieron a otras parejas y se casaron con otros. Yo dije en ese momento:

¡Qué pérdida de tiempo! Ella me comentaba que su novio, durante los 7 años estuvo confundido, no sabía que quería en la vida. La pregunta forzosa es: ¿Para que ángeles estaban de novios si no sabía que quería en la vida?

Todos los noviazgos deben tener por fuerza una razón de ser. Nadie debe hacerse novio de otra persona sólo por el simple hecho de tener compañía momentánea. Las relaciones de noviazgo no son un juego.

Si Hollywood quiere presentarlas de esa manera, no importa, en todo caso a mí no me importa Hollywood. No me mantienen, no me alimentan, no me ayudan en nada, entonces: ¿por qué debo hacerles caso? En el noviazgo eterno ya no saben si están por la costumbre o porque realmente hay amor. Las relaciones de noviazgo no deben ser un fin en sí mismo, sino un medio para llegar al objetivo que todos tarde o temprano buscan.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

10 Compartir
Comparte10
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte