Archivo de Etiquetas: Reflexiones

Cuarta trampa: Luchar para superar la debilidad

Cuarta trampa: Luchar para superar la debilidad “…MI PODER SE PERFECCIONA EN LA DEBILIDAD” (2 Corintios 12:9b) Estamos rodeados de gurús de autoayuda que nos aseguran que podemos superar todas nuestras debilidades; así que, debe ser cierto, ¿no? Pues bien, para ser franco, ¡no lo parece! Lo que sí hemos visto es gente que, con la ayuda de Dios, ha cambiado su vida, basándose en su puntos fuertes. Intentar “curar” debilidades sólo sirve para malgastar tiempo y energía valiosos que podrían ser redirigidos hacia objetivos más saludables. Por ejemplo, cuando un adicto se abstiene, ¿significa eso que ya no es vulnerable en esta área? No, simplemente ha ...

Leer más »

Vivir Día a día según la Biblia

Vivir Día a día según la Biblia “…NO OS PREOCUPÉIS POR EL DÍA DE MAÑANA… BÁSTELE A CADA DÍA SUS PROPIOS PROBLEMAS” (Mateo 6:34 – La Biblia de las Américas) ¿Necesitas una filosofía de vida? A ver qué te parece ésta: “Hoy voy a borrar dos días de mi diario: ‘ayer’ y ‘mañana’. ‘Ayer’ me sirvió para aprender y ‘mañana’ será una consecuencia de lo que haga ahora. Hoy voy a enfrentarme a la vida con la convicción de que este día no va a volver nunca más, que puede que sea la última oportunidad que tenga para contribuir con algo, porque no hay ninguna ...

Leer más »

Tercera Trampa: Quedarse atrapado en el pasado

Tercera Trampa: Quedarse atrapado en el pasado “…CAMBIARÉ SU LLANTO EN GOZO… (Jeremías 31:13b) Tomás estaba profundamente deprimido después de la muerte de su esposa Alicia. Durante una hora dio rienda suelta a los sentimientos que embargaban su corazón. Ahora bien, es bueno “purgarse” porque puede enseñarnos lo que necesita ser sanado. Pero sólo el hablar no soluciona nada. Por lo cual le pregunté: “Si la situación hubiera sido a la inversa y tú hubieras muerto primero, ¿qué te hubiese gustado que Alicia hiciera?”. Inmediatamente respondió: “Que disfrutara de la vida”. En el momento en que verbalizó eso, “se le abrieron los ojos” y exclamó: “¡Me he auto-compadecido ...

Leer más »

Segunda trampa: Perseguir el placer

Segunda trampa: Perseguir el placer “…EN LOS ÚLTIMOS DÍAS… HABRÁ HOMBRES… AMADORES DE LOS DELEITES MÁS QUE DE DIOS…” (2 Timoteo 3:1,3b,4b) Cuando tenemos un exceso de algo, éste pierde su capacidad de hacernos feliz. La gente inteligente se aleja de “la mesa del banquete de la vida” con cierta regularidad, de manera que su vida siga siendo algo especial y emocionante. En cambio, los buscadores de placer se sumergen en ella y tratan de exprimir “cada gota de placer” que puedan. Pero no funciona, y aquí tenemos el porqué: (a) Desde el punto de vista neurológico, eso sobrecarga los centros del placer de nuestro cerebro y agota ...

Leer más »