confiando en Dios Biblia«.SE REQUIERE DE LOS ADMINISTRADORES… QUE CADA UNO SEA HALLADO FIEL» (1 Corintios 4:2)

¿Puede Dios confiar en ti?

En realidad nunca poseemos nada, ¡tan sólo es un préstamo! Pertenecía a Dios antes de que tú llegaras y lo prestará a otra persona cuando te hayas ido. Nuestra cultura egocéntrica sostiene: «Si no es mío, ¿por qué debería cuidar de ello?». No, nosotros vivimos con un principio más elevado: «Como le pertenece a Dios, ¡lo cuidaré aun mejor!».

Jesús contó la historia de un hombre de negocios que confió su riqueza a sus siervos durante su ausencia. Al regresar, los evaluó y los recompensó conforme a los resultados. Escucha: «Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu señor» (Mateo 25:21).
Si aumentamos al máximo todo lo que Dios nos ha confiado, Él promete tres recompensas. Primero, se te afirmará: «Bien, buen siervo y fiel». A continuación, se te ascenderá: «…sobre mucho te pondré». Y finalmente, se te honrará con una celebración: «Entra en el gozo de tu Señor».

Para muchos de nosotros, ¡el dinero es la mayor prueba que existe! Escucha: «Si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero?» (Lucas 16:11). Existe un vínculo directo entre cómo gestionas tu dinero – ¡y la calidad de tu vida! Piensa: si no aportas ni un 10% para la obra del Señor, ¿cómo lo puedes apoyar al 100%? ¿Podría ser que la manera en que usas el dinero impide a Dios bendecirte másí

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí