Como-ser-un-buen-pastor-primer-paso-para-ser-buen-pastor-biblia-versiculos
¿Cuál Es El Primer Paso Para Ser Un Buen Pastor?

¿Cómo Ser Un Buen Pastor Según La Biblia? Primer Paso

Sueño y trabajo todos los días para ser un buen pastor, no coloco disculpas por no haberlo alcanzado aún, pero pienso que es una buena ambición espiritual. Anhelo dirigir y pastorear en justicia a las ovejas del Señor. Ansío predicar y comunicar con eficacia y poder la palabra de Dios. Deseo en amor levantar líderes que levanten otros líderes, que tengan la visión de fortalecer la iglesia del Señor. Así que, ¿por dónde debo empezar? Y lo más importante, ¿Por dónde deberías tu comenzar?.

Trabajando Por el Nivel Cero

Una de mis frases favoritas de la pelicula de Kung Fu Panda, se da cuando Po se presenta en el dojo para empezar su entrenamiento y le dice al maestro Shifu: «Empecemos por el nivel cero». Shifu le explica que no existe tal cosa, pero le da a Po la oportunidad de demostrar su habilidad más básica de golpear uno de esos juguetes inflables que se tambalean. No va bien, y después de que Po vuelva a los pies de Shifu, golpeado, magullado y quemado por todo el equipo con el que tropezó accidentalmente, Shifu le da una palmadita en la cabeza y le dice suavemente: «Ahora hay un nivel cero».

¡Ese soy yo! A veces, sólo necesito volver al nivel cero. ¿Qué es el nivel cero, para los pastores y líderes de la iglesia? ¿Qué es lo que tenemos que poner en práctica antes de empezar a hacer cualquier otra cosa? ¿Qué es lo que, independientemente de nuestros conocimientos, nuestro talento y nuestro carisma, no podemos o al menos no debemos liderar sin ello?

El primer paso para ser un buen pastor es caminar con Dios

No estoy hablando de «caminar con Dios» en términos místicos, como el personaje del gurú de túnica blanca de Eddie Murphy en Holy Man. Y tampoco estoy promoviendo el tipo de atmósfera que aparece en algunos círculos, donde los pastores son venerados como si existiera en un plano separado más cercano a Dios que el de todos los demás.

Lo que estoy diciendo es que nosotros, los que dirigimos, debemos primero ser dirigidos. Tenemos que acercarnos a Dios, como niños distraídos con los ojos bien abiertos, y pasar tiempo vagando por los cielos escuchando a Dios en la oración, a través de su Palabra, mientras su Espíritu Santo nos imparte vida. Como dice el libro de 1 Crónicas 16:11: «Buscad a Jehová y su poder; Buscad su rostro continuamente».

Puedes liderar sin depender de Dios. Puedes construir grandes organizaciones por ti mismo. La gente lo hace todos los días. Pero ser un buen pastor es más que ser un gran estratega o un gran comunicador o un gran escritor. Ser un buen pastor es una cuestión de pastorear a la gente, de preocuparse profundamente por sus almas, de empaparse de la verdad divina y de exprimirse semana tras semana con una palabra del Señor para los quebrantados.

En las épocas en las que se ha descuidado mi tiempo de silencio, me encapricho con todas las imágenes equivocadas del éxito, a la vez que me enfrío en mis sentimientos hacia otras personas. Mis relaciones se complican, comenzando por mí mismo y mi hogar y extendiéndose al rebaño.

Pero, cuando he caído de rodillas a los pies de Dios, siendo humillado, formado y animado por su verdad, cuando he desnudado mi alma ante él, reconociendo mi pecado y sometiéndome al sufrimiento… cuando he echado todas mis preocupaciones y ansiedades sobre él y lo he elevado a él en mi visión por encima de todo, entonces estoy listo para predicar. Entonces estoy listo para liderar.

Entrenando En El Nivel Cero

Si no has estado entrenando en el nivel cero últimamente, despeja tu calendario, al menos la próxima hora y abre tu Biblia. Pídele a Dios que te muestre algo, que enseñe algo. Háblale de todas tus posibles distracciones y de tus recientes fracasos y luego inclínate ante su poderosa presencia y su gracia.

Yo creo firmemente que te espera la grandeza. Pero la grandeza tal vez no sea como tú la esperabas, y no llegará por tu cuenta y mucho menos por la fuerza de tu brazo. Por esta razón: Buscad a Jehová y su poder; Buscad su rostro continuamente (1 Crónicas 16:11).

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí