Nahum 3 - La Biblia del Oso  RV1569

1. AY de la ciudad de ſangres, toda llena de mentira y de rapina, no ſe aparta deella robo.

2. Sonido de açote, y eſtruendo de mouimiento de ruedas, y cauallo atropellador, y carro ſaltador ſe oyra en ti.

3. Cauallero enhieſto, y reſplandor de eſpada, y reſplandor de lança: y multitud de muertos, y multitud de cuerpos: y en ſus cuerpos no aurá fin, y en ſus cuerpos trompeçarán.

4. Por la multitud de las fornicaciones de la ramera de hermoſa gracia, maeſtra de hechizos, que vende las Gentes con ſus fornicaciones, y los pueblos cõ ſus hechizos.

5. Heaqui Yo à ti, dixo Iehoua de los exercitos, que yo deſcubriré tus faldas en tu haz, y moſtraré à las Gentes tu deſnudez, y à los reynos tu verguença.

6. Y echaré ſobre ti ſuziedades, y auergonçartehe; y ponertehé como eſtiercol.

7. Y ſera, que todos los que te vieren, ſe apartarán deti, y dirán: Niniue es aßolada, quien ſe cõpadecerá deella? Donde te buſcaré conſoladores?

8. Eres tu mejor que Nó la populoſa, q̃ eſta aßentada entre rios? cercada de aguas, ſu baluarte es la mar: de mar es ſu muralla?

9. Ethiopia ſu fortaleza, y Egypto ſin termino: Aphrica y Lybia fueron en tu ayuda.

10. Tambien ella fue en captiuidad, en captiuidad: tambien ſus chiquitos fueron eſtrellados por las encrucijadas de todas las calles: y ſobre ſus honrrados echaron fuertes, y todos ſus nobles fueron apriſionados con grillos.

11. Tu tambien ſerás emborrachada, ſerás guardada; tu tambien buſcarás fortaleza à cauſa del enemigo.

12. Todas tus fortalezas ſon como higos y breuas; que ſi las remecen, caen en la boca del que las ha de comer.

13. Heaqui que tu pueblo ſerá como mugeres en medio de ti: las puertas de tu tierra abriẽdo ſe abrirán à tus enemigos, fuego conſumirá tus barras.

14. Proueete de agua parael çerco, fortifica tus fortalezas; entra enel lodo, piſa el barro, fortifica el horno.

15. Alli te conſumirá el fuego, te talará el eſpada, tragará como pulgon: multiplicate como langoſta, multiplicate como langoſta.

16. Multiplicaſte tus mercaderes mas que las eſtrellas del cielo: el pulgon hizo preſa y boló.

17. Tus Principes ſerán como langoſtas, y tus grandes como langoſtas de langoſtas que ſe aßientan en vallados en dia de frio: ſalido el Sol ſe mudã, y no ſe conoce el lugar donde eſtuuieron.

18. Durmieron tus paſtores, ò Rey de Aßyria, repoſaron tus valientes: tu Pueblo ſe derramó por los montes, y no ay quien lo junte.

19. No ay cura para tu quebradura; tu herida ſe encrudeció; todos los q̃ oyeren tu fama, batirán las manos ſobre ti: porq̃ ſobre quien no paßó continamente tu malicia?