UN NUEVO COMIENZO PARA RAHAB

Rahab en la Biblia

UN NUEVO COMIENZO PARA RAHAB

“Delante de Dios esta mujer había alcanzado justicia, sus muchos pecados habían sido

perdonados, ahora ella comenzaba una nueva vida bajo el cuidado de Dios”

 

Hace algunos años en el programa de una televisora cristina los pastores principales de una de las mayores denominaciones de mi país, estaban celebrando el aniversario de sus bodas, y ambos recordaban como Dios los había unido, la que es su esposa decía que durante muchos años había realizado la obra en su país natal (Puerto Rico) y le pedía a Dios el poder ser la ayuda idónea de un siervo de su misma denominación, ella le estaba pidiendo a Dios el anhelo de su corazón – Señor quiero casarme – Por ese entonces en mi país el pastor principal de esta denominación había quedado viudo y lo curioso era que él también estaba pidiendo una esposa. Fue hermoso escuchar la historia de ambos, lo que capto mi atención fue el pedido que hizo este siervo de Dios tocante a la mujer que quería como esposa, él dijo: Soy tu siervo y en tu Palabra dice que un sacerdote tiene que casarse con una mujer virgen, la que va a ser mi esposa tiene que ser virgen.

Me parece que este es uno de los requisitos preferidos por los varones tanto creyentes como no creyentes, antes de hablarles de Rahab quiero analizar algunos puntos:

 

1.- QUE DECIA LA LEY DE MOSISES CON RESPECTO AL MATRIMONIO CON RAMERAS O PROSTITURAS.

Con relación a los sacerdotes la ley decía: Que su esposa tenía que ser virgen: “Tomará por esposa a una mujer virgen. No tomará viuda, ni repudiada, ni infame, ni ramera, sino tomará de su pueblo una virgen por mujer, para que no profane su descendencia en sus pueblos, porque yo Jehová soy el que los santifico” (Levítico 21:13-15 ).

Este requisito no era aplicable a los varones del pueblo, cada quién podía decidir tomar o no como esposa a una ramera o prostituta.

2.- SI LA MUJER QUE SE CASABA NO ERA VIRGEN MORIA LAPIDADA.

Las leyes dadas por Moisés relacionadas con la  conducta sexual, contemplaba en una de sus cláusulas:   Si una mujer se casaba y su esposo comprobaba que ésta no era virgen ella era sentenciada a morir lapidada: “La apedrearán los hombres de su ciudad hasta que muera, por cuanto cometió una vileza en Israel al prostituirse en casa de su padre. Así extirparas el mal en medio de ti” (Deuteronomio 22:21).

 

3.- ESTABA PROHIBIDO LA PRACTICA DE LA PROSPTITUCIÓN COMO CULTO RELIGIOSO.

“En el culto a Dios, no practiquen la prostitución como lo hacen otros pueblos para adorar a sus dioses. Dios odia a quienes hacen eso, y jamás aceptará una ofrenda de gente así, aun cuando la ofrenda sea para cumplir una promesa” (Deuteronomio 23 :17-18 – Biblia Para Todos, 2003).

 

4.- LAS PROSTITUTAS TENIAN DERECHO A SER MADRES.

Cuando el rey Salomón tuvo que poner a prueba su sabiduría vinieron al él dos mujeres rameras y cada una de ellas afirmaba ser la madre del bebe vivo (1 Reyes 3:16-28). A pesar de la clase de vida que llevaban éstas mujeres el rey Salomón hizo prevalecer sus derechos y a la vez evaluó cual de ellas era la verdadera madre.

Apreciemos  la personalidad de cada una de ellas:

1.- Una de ellas tenia cuidado del bebe y la otra no: “Una noche el hijo de esta mujer murió, porque ella se acostó sobre él” (v.19)

2.- Una de ellas era ireverente y la otra reconocía delante de quien estaba :” Mientras yo tu sierva estaba durmiendo” (v. 20).

3.- Una de ellas demostró amor al impedir que mataran al bebe vivo y la otra era indiferente : “¿Ah, señor mío! Dad a ésta el niño vivo, y no lo matéis – Ni a mí ni a ti, partidlo – dijo la otra” (v.26).

Cuando Salomón pudo apreciar la actitud de éstas mujeres, él supo cual de ellas era la verdadera. madre del niño y dijo:   “Dad a aquélla mujer el hijo vivo, y no lo matéis; ella es su madre” (v.27).    

Algunas de éstas mujeres daban valor al hecho de ser madres y criar hijos. Aun que no se menciona aquí al padre, al parecer alguna de ellas criaban a sus hijos sin el apoyo del varón implicado en la paternidad.

5.- ESTAS MUJERES ERAN MENOSPRECIADAS.

En los tiempos de nuestro Señor Jesucristo, se nos relata la historia de una mujer que era pecadora, la Biblia no dice que fuera ramera o prostituta, pero algunos estudiosos de la Biblia sostienen que probablemente era una ramera: ” Una mujer de mala fama que vivía en aquel pueblo supo que Jesús estaba comiendo en casa de Simón. Tomó un frasco de perfume muy fino, y fue a ver a Jesús. La mujer entró y se arrodillo a sus pies y tanto lloraba que sus lágrimas caían sobre los pies de Jesús. Después le seco los pies con sus propios cabellos, se los besó y les puso el perfume que llevaba. Al ver esto, Simón pensó: Sí de verás este hombre fuera profeta, sabría que lo está tocando una mujer de mala fama” (Lucas 7.37-39).

6.- ESTAS MUJERES ESTABAN CONTEMPLADAS EN LA AGENDA DE SALVACIÓN DE DIOS.

Jesús conociendo los pensamientos de Simón y su visión estrecha le dijo:

“¿Ves a ésta mujer?

  • Cuando entré en tu casa, tú no me diste agua para lavarme los pies. Ella, en cambio, me los ha lavado con sus lágrimas y los ha secado con sus cabellos.
  • Tú no me saludaste con un beso. Ella, en cambio, desde que llegué a tu casa no hadejado de besarme los pies.
  • Tú no me pusiste aceite sobre la cabeza. Ella, en cambio, me ha perfumado los pies.

Me ama mucho porque sabe que sus muchos pecados ya están perdonados. En cambio, al que se le perdonan pocos pecados, ama poco” (Lucas 7:44-50. Biblia para Todos)

Jesucristo vio en esta mujer actitudes que otros no vieron en ella, los otros veían su mala fama, Jesús miró su fe, su amor, por lo cual Él dijo: “Tu fe te ha salvado, vé en paz” (v.50 – Biblia RV, 1960).

 

RAHAB LA ELECCIÓN ESTRATEGICA DE DIOS

En 1 Corintios 1:24 dice: ” Cristo es poder y sabiduría de Dios”, y luego hace    la comparación entre la vocación, la sabiduría y el poder:  “Lo insensato de Dios es mas sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres … lo necio del mundo escogió Dios para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado, y lo que no es para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia”(1 Corintios 1:24, 27-29). Rahab encajaba en una de estas categorías. Lo que Dios esta diciendo es: te he llamado no por lo que eres, lo que tienes o lo que puedes hacer, no has hecho nada para merecer tu llamado o tu elección.

Antes que Jesucristo viniera al mundo, las personas del Antiguo Testamento podían ser salvas por su fe “Mas el justo por la fe vivirá” (Habacuc 2:4). Esta fue la clave en la vida de Rahab. “Por su fe ella obtuvo su salvación” (Hebreos 11:31).

Dios la escogió estratégicamente para que sirviera de nexo entre el pueblo de Israel y Canán – la tierra prometida. Esta vez los espías no se dejaron guiar por lo que vieron en Jericó, pero si tomaron en cuenta lo que dijo está mujer y con ello supieron que Dios les estaba entregando esa tierra y ellos solamente tenían que tomarla o poseerla. Cuando los espías llegaron adonde estaba Josué   dijeron: “Jehová ha entregado toda la tierra en nuestras manos; todos los habitantes del país tiemblan ante nosotros” (Josué 2:24).

Rahab reconoció : 

a.       Que Jehová les había dado en posesión la tierra de Jericó a Israel.

b.       Qué el Dios de Israel era poderoso  y como había destruido a sus enemigos.

c.       Como el Dios de Israel les había echo pasar por medio del Mar Rojo cuando salían de Egipto.

d.       Cómo habían derrotado a los dos reyes que estaban al otro lado del Jordán.

e.       Hemos escuchado todo lo que hicieron y los hombres de Jericó les temen.

f.        Jehová vuestro Dios es Dios arriba en los cielos y abajo en la tierra. (v. 9-11).

Su casa tenía una ubicación estratégica: Estaba en los muros de la ciudad, probablemente cerca de la entrada de la puerta principal, pues ella podía observar a los soldados que hacían la guardia y cómo eran sus rutinas. Sabía exactamente que ellos se demoraban tres días en hacer su recorrido y conocía los lugares por donde ellos no se aventuraban a vigilar. Ella sabía en que lugar podían permanecer escondidos los espías israelitas sin ser encontrados.

Analicemos cuales eran sus características y cualidades de Rahab:

1.- Era conocida como “ramera”.

2.- Tenía una casa en el muro de la ciudad.

3.- Era una mujer prudente, se anticipo escondiendo a los espías antes que llegaran los soldados del rey.  

4.- Actuó sabiamente y con naturalidad cuando fue investigada.

5.- En ningún momento mostró temor de ser descubierta por los soldados del rey, ella estaba confiada (tenía fe) en el Dios de Israel: “Sé que Jehová os ha dado está tierra”., “hemos oído lo que hizo vuestro Dios cuando cruzaron el Mar Rojo y cómo destruyeron a los reyes amorreos” y reconoció al  Dios de Israel como él único Dios en toda la tierra: “Jehová vuestro Dios es Dios arriba en los cielos y abajo en la tierra”.

6.- Apelo a la misericordia de Dios: “Os ruego pues, ahora, que me juréis por Jehová, que como he hecho misericordia con vosotros, así la haréis también vosotros con la casa de mi padre”;  “libren nuestras vidas de la muerte” (v. 12-13). Rahab pidió que se salvara la vida de su madre, de su padre, de sus hermanos y de sus hermanas y la familia de ellos.

7.- Era una estratega, conocía su territorio y la guardia de los soldados del rey: “Marchaos al monte, para que los que fueron tras vosotros no os encuentren; y estad escondidos allí tres días, hasta que los que os siguen hayan vuelto; y después os iréis por vuestro camino” ( v.16).

QUE DICE EL NUEVO TESTAMENTO DE RAHAB

 

a.- Por su fe Rahab no pereció:

“Por la fe Rahab la ramera no pereció juntamente con los desobedientes, habiendo recibido a los espías en paz” (Hebreos 11:31).

b.- Por sus obras fue justificada:

Santiago al hablar de la fe sin obras compra a Abraham con Rahab y dice: “¿No fue justificado por las obras Abraham cuando ofreció a su hijo Isaac? ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obrasí … Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe. Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino. Porque como el cuerpo sin espíritu está muestro, así también la fe sin obras está muerta”.   (Santiago 2:21-26).

 

QUE FUE LO QUE MOTIVO A SALMON TOMARLA COMO ESPOSA

Habían pasado cuarenta años desde que los israelitas salieron de Egipto, toda la generación que murmuro contra Dios pereció en el desierto y solamente sus hijos y nietos conjuntamente con Josué y Caleb sobrevivieron. Se había promulgado las Leyes de Moisés tocante a la Santidad de Dios (los Diez Mandamientos), las leyes morales y de culto a Dios.

Aunque Rahab era una ramera, su fe y sus obras, fue la garantía para preservar la vida de ella y de sus familiares . Cuando los muros de Jericó cayeron Josué dijo:”Entrad en la casa de la muj4er ramera, y haced salir de allí a la mujer y a todo lo que fuere suyo, como lo jurasteis. Y los espías entraron y sacaron a Rahab, a su padre, a su madre, a sus hermanos y todo lo que era suyo; y también sacaron a toda su parentela, y los pusieron fuera del campamento de Israel ” (Josué 6:22-23) y habitó Rahab  entre los israelitas, por cuanto escondió a los mensajeros que Josué había enviado a reconocer a Jericó (Josué 6:25)       

Su fe y sus obras, fue la que la hicieron digna de ser aceptada dentro de Israel, ella reconoció al Dios de Israel como su Dios, ella ahora tenía un nuevo comienzo: una nueva nación, una nueva vida bajo el amparo de Dios. Pero y qué de su vida pasada, era Rahab la ramera, ¿Podía alguien poner sus ojos en ella para tomarla como esposa? ¿No era virgen? ¿Era extranjera?…

Era probable que al ser incorporada a Israel conocía lo que la Ley de Moisés decía – su futuro bajo esta ley no era nada prometedor para poder   casarse y tener hijos.

Pero así como Dios miró en el corazón de esta mujer – su fe y sus obras – también hubo un hombre llamado Salmón que vio en ella las mismas cualidades que Dios vio.  No le importo lo que la Ley decía, lo que la gente decía, lo que su pasado decía, él sencillamente valoro su fe y sus obras – delante de Dios esta mujer había alcanzado justicia, sus muchos pecados habían sido perdonados, ahora ella comenzaba una nueva vida bajo el cuidado de Dios.

 

Salmón la tomo como esposa, su fe y sus obras le hacían digna, valiosa, de alta estima a sus ojos y la honro como mujer: haciéndola su esposa. Salmón tomó a la esposa que Dios había preparado para él y con ella aseguro la descendencia del cual provenía el Mesías: Jesús, nuestro Salvador.

:

Esta mujer fue incorporada a la genealogía de Jesucristo : “Salmón engendró de Rahab a Booz, Booz engendro de Rut a Obed, y Obed a Isaí, Isaía engendró al rey David…” (Mateo 1:5-6). Rahab es la segunda mujer mas cita en el Nuevo Testamento después de Sara la esposa de Abraham.

Así que cualquiera haya sido tu pasado, en Dios tienes nuevos comienzos,  2 Corintios 5:17 dice: “De modo que si alguno está en Cristo nueva criatura es: LAS COSAS VIEJAS PASARON; TODAS SON HECHAS NUEVAS”.

 

Elaborado por: Norma Solis Zavala

Tomado del estudio: ¿Con quién me casare?

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

2 comentarios

  1. Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios: No por obras, para que nadie se gloríe. Efesios 2:8-9
    Ciertamente Dios mira el corazón del hombre no las apariencias.

  2. Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios:
    No por obras, para que nadie se gloríe. Eesios 2:8-9    Ciertamente Dios mira el corazón del hombre no las apariencias.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

97 Compartir
Comparte94
WhatsApp
Tweet
+13
Pin
Comparte