[CE-Peru] El Banco Agrario engaña-muchachos y esa farsa llamada "cambio responsable"

Visite: http://cavb.blogspot.com/

 

Tal como fue aprobada su ley de creación, el Banco Agrario y Ganadero establecido por el Congreso en diciembre de 2001 es sólo un engaña-muchachos.

1. El Banco Agrario y Ganadero creado por el Congreso no es un banco de desarrollo. En aplicación del principio neoliberal de subsidiariedad del estado, el Banco aprobado por el parlamento es un ente privado. El sector privado controlará su operación pues contará con un 60% del capital social (150 millones de soles), en tanto que el estado sólo tendrá un 40% de participación (100 millones de soles).
Por ello, el Banco Agrario y Ganadero de 2001 no nació como una institución de fomento para el desarrollo. Esto fue reconocido por el propio compañero Luis Alva Castro, cuando discutiendo quiénes serían los accionistas privados del Banco, lo dijo con todas sus letras: “El Banco Agrario y Ganadero no es un banco de desarrollo". (La intervención de citado parlamentario consta en el Diario de Debates.)
Como hizo presente en la discusión el finado congresista Estrada Pérez (UPD) para crear un banco privado como este no se necesitaba una ley.

2. Los recursos dispuestos para el Banco son exiguos. Al respecto es conveniente recordar las cifras manejadas por los congresistas:
a) Las necesidades de financiamiento del agro superan los 7 mil millones de soles (2 mil millones de dólares).
b) En la actualidad, doce cajas rurales sólo colocan 184 millones de soles (52 millones de dólares).
c) La banca privada sólo presta al sector agropecuario el 2,7% del total de sus colocaciones, es decir 1,050 millones de soles (300 millones de dólares).

Frente a las cifras anteriores, tenemos al Banco Agrario y Ganadero, institución privada creada con un insuficiente capital de 250 millones de soles (73 millones de dólares) y en el cual el estado aportará únicamente 100 millones de soles (29 millones de dólares). Comparemos entonces las cifras:

Necesidades de financiamiento de la agricultura y ganadería: US$ 2,000 millones.
Financiamiento otorgado por el Estado: US$ 29 millones, es decir el equivalente del 1.5% de las necesidades de financiamiento de la agricultura. No llega ni siquiera a igualar lo prestado por las doce cajas rurales actuales.

3. El Banco Agrario que el país necesita requiere recibir financiamiento del Banco Central de Reserva del Perú a tasas de interés preferenciales.
La explicación es sencilla. Si el Banco Agrario funciona como un banco privado común y corriente, la única forma que tiene de captar fondos del público es pagando elevadas tasas de interés. Si abona elevadas tasas de interés tendrá que prestar a tasas aún más elevadas, lo cual no saca a los campesinos de ningún problema. Debe recordarse que en el Perú sólo el 1% de los productores agrarios está calificado como sujeto de crédito por el sistema bancario. Ningún banco privado va a cambiar su parecer respecto al 99% de campesinos que no es sujeto de crédito. Para poder prestar a ese 99% de agricultores olvidados se requiere no de un banco privado sino de un banco de desarrollo, con mayores recursos y que pueda prestar con tasas preferenciales. Por esa razón, el Banco Agrario debería recibir financiamiento del Programa Monetario del Banco Central de Reserva. Sin embargo, esa fuente de financiamiento está expresamente prohibida por el cinturón de castidad en que se ha constituido la actual Ley Orgánica del BCR.

Hasta aquí la nota publicada originalmente en APRA Global hace ya cinco años. Permítaseme añadir el siguiente otrosí:
A partir de julio de 2006, el imperio y la derecha peruana han colocado en el gobierno del Perú a un tramoyero que paseó la república ofreciendo a los campesinos, entre otras cosas, financiamiento barato y apoyo técnico a través de un nuevo Banco Agrario. Aprovechando la confianza y ausencia de malicia de los pobladores más pobres del Perú, el comediante del reggaetón neo-fujimorista ofreció a los pobladores rurales el apoyo de un supuesto gobierno de "cambio responsable". Por supuesto, hoy el farsante ya decretó el olvido de dicha promesa de campaña. En su lugar, se propone cojudear a los campesinos con la bufonada denominada Sierra Exportadora. La pregunta que formulo es la siguiente: ¿Permitirán los campesinos peruanos esta nueva estafa a su buena fe?

Fuente: http://www.gatoencerrado.net/store/noticias/10/10821/detalle.htm

 

__._,_.___


Enlaces de Devocionales Grupos

__,_._,___

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte