Cuando Pensaba Que Ya No Había Salida


Hace 3 años, gozaba de una vida muy tranquila, pacifica, lleno de salud, tenia una novia hermosa, un excelente trabajo, en fin, todo giraba bien.

Con respecto a la iglesia, estaba involucrado en la música, dirigía en el culto en la alabanza, etc.

Pero a mediados de ese año, empecé a hacer cosas no gratas a Dios, como es el tener relaciones sexuales, antes del matrimonio. Sabíamos tanto ella como yo lo que hacíamos, mas no le dimos importancia.

A finales de ese año, empezaron las situaciones fuertes que jamás en mi vida me habían pasado. Un domingo por la tarde, regresando de la iglesia me dio un paro cardiaco cuando estaba sentado en mi cama, de repente sentí la aceleración en el corazón hasta que ya no vi nada.

Cuando reaccioné iba en brazos de mi padre, llevándome al hospital, estaba en estado de shock. Después le hablé a mi novia y le dije lo mal que me sentía, pero me dijo que ya no quería saber nada de mí.

Ustedes se imaginaran el impacto que tuve, terminé de hacer la llamada, me puse a llorar y me cubrí la cara con la sabana blanca que tenía en ese instante.

No sabía que estaba pasando (mas no me imaginé que eso era sólo el comienzo de algo).

Estando hospitalizado, llegó una doctora joven, se acercó y me dijo: Eres muy joven para tener este problema físico, pero de ti depende si quieres salir adelante, lucha y no te rindas.

Me acordé en ese momento en una lectura Bíblica que dice, Esfuérzate y sé valiente, no temas porque Jehová tu Dios estará en dondequiera que vayas.

Oré a Dios y le pedí ayuda. Salí del hospital más pronto de lo que yo me imaginaba. Pero tuve que enfrentarme a la situación de que mi novia, o mejor dicho mi ex, me habló por teléfono y me dijo que esta embarazada.

No sabia si estar contento al saber esa noticia o no, ya que ella no deseaba ese embarazo y quería abortar.

Tuve que enfrentar esa situación, hablé con ella, le dije que yo quería estar con ella y con el bebé, mas ella seguía con la idea de que no quería seguir conmigo.

Tuve que hablar con mis padres, comentándoles lo que estaba pasando, ellos en ese instante no lo entendieron, llegando al punto de correrme de la casa.

Me sentí mal, sentía que todo me estaba saliendo mal. En esos momentos me sentía como si estuviera en un torbellino y que me encontraba ahora en el centro del mismo. Hasta que le pedí a Dios ayuda, y contacté aun hermano de la iglesia, diácono, que me ayudó mucho, me dijo ten paciencia y fe.

Regresé a la casa de mis padres y decidí dar la cara ahora con los padres de mi ex; no fue una plática muy agradable, ellos estaban decepcionados, pero fui sincero, hable y dije que me iba a responsabilizar de todo, aunque de antemano sabia que ella ya no me amaba.

Unas semanas después tuve otra recaída física, nuevamente me hospitalizaron, como comenté mi cuerpo no estaba al 100%.

Cuando regresé a la iglesia, ellos se enteraron de la situación a causa del chisme y me disciplinaron, pero en vez de que la iglesia me ayudara, fue lo peor, me juzgaban como si fuera como un criminal.

Nuevamente buscando a Dios le dije de todo corazón, humillado sinceramente: ¡Perdóname, perdóname por todo lo que hice, Dios yo sé que eres grande, que no abandonas a tus hijos, perdóname, dame esa paz, esa tranquilidad! Gracias.

Dios me escuchó y se empezaron a abrir puertas, era algo maravilloso, recuperé mi salud al 100%, algo que ni los médicos saben cómo pudo suceder, pero yo sí sé, fue Dios el que lo hizo, en el trabajo me empezó a ir mejor, tuve que cambiar de iglesia, mi relación con mi ex no se pudo arreglar, ya que ella así lo decidió a pesar de que hermanos de la iglesia hablaron con nosotros.

Desde entonces empezaron a ver mas cosas de parte de Dios para mi vida.

Le pedí a Dios por una pareja para mí y me lo concedió, me dio una mujer maravillosa, una muchacha cristiana, soy muy feliz. Dios nos bendijo con un hermoso bebé, agradezco a Dios por eso.

También nos bendijo con un nuevo trabajo, estoy planeando una empresa que próximamente abrirá sus las puertas.

En la iglesia donde asisto, estoy en el ministerio de música, estoy enseñando a jóvenes a cantar, tocar instrumentos.

Ahora Dios me ha guiado para hacer cosas que no imaginaba que podía hacer.

Termino diciéndote:
No sé que hubieses hecho tú con esta situación que te comento. Fue algo sumamente difícil que no hubiera yo soportado sin la ayuda de Dios.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

3 comentarios

  1. Jessenia Liz Figueora Matos

    Es una situacion q verdaderamente es muy fuerte, pero yo tambien estoy viviendo momentos en mi vida que tan solo con la ayuda de Dios he logrado superar.

  2. Jessenia Liz Figueora Matos

    Es una situacion q verdaderamente es muy fuerte, pero yo tambien estoy viviendo momentos en mi vida que tan solo con la ayuda de Dios he logrado superar.

    Hace unos años, mi vida era tambien de desociego, intente suicidarme en muchas ocaciones y la vida no me intareseba.

    Ademas de atentar contra mi vida, estaba atravesando otras situaciones y mi deseo era la muerte . Fue desde entonces que tome la rebeldia como actitud principal.

    Luego de q conocí a mucha gente, un personaje me hacia la mas popular invitacion para conocer a su Amigo, hasta que luego de una tarde calurosa accedi a conocerlo.

    Su Amigo se llamaba Jesucristo!!!!!!!!!!!!

    Desde ese momento, mi vida cambio total mente y ahora estoy escribiendo un libro en donde estan plasmadas todas mis experiencias con Dios.

    Definitivamente, el Dios que yo conozco es un Dios Vivo: Jehova.

  3. ES UN GRAN TESTIMONIO LO QUE ACABAS DE DAR EL SEÑOR ES GRANDE Y MISERICORDIOSO PUEDE TAMBIEN SER UNA REFLECCION DIOS TE BENDIGA PARA LOS QUE EN SI NO HACEN LA VOLUNTAD DEL SEÑOR

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

3 Compartir
Comparte3
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte