ADRIAN PIERCE ROGERS

September 12, 1931 November 15, 2005

Finally, brethren, farewell. Become complete. Be of good comfort, be of one mind, live in peace; and the God of love and peace will be with you.? 2 Corinthians 13:11

“Por lo demás, hermanos, tened gozo, perfeccionaos, consolaos, sed de un mismo sentir, y vivid en paz; y el Dios de paz y de amor estará con vosotros.” 2 Corintios 13:11

PALABRAS DE AGRADECIMIENTO DE LA FAMILIA ROGERS

En este tiempo de dolor la familia Rogers ?Sra. Joyce Rogers; Steve y Cindi Rogers, y su hija, Renae Rogers; Mike y Gayle Foster, y sus hijos, Michael & Adrián Foster; David y Kelly Rogers, y sus hijos, Jonathan y Stephen Rogers; y Bryan y Janice Edmiston, y sus hijos, Angela Luce, Rachel, Andrew y Breanna Edmiston? deseamos agradecer a todos aquellos que ofrecieron oraciones, enviaron expresiones de amor y compasión, y dieron ayuda práctica a nuestra familia durante estos días. Asimismo estamos especialmente agradecidos por el equipo maravilloso de doctores, enfermeras y otro personal médico, que dieron lo mejor de su tiempo, conocimiento y energía creativa, para preservar la vida de nuestro amado esposo, padre y abuelo, minimizando su dolor físico.

Aunque todos mantuvimos esperanza hasta el final de una restauración milagrosa de su salud, poseemos consuelo en el conocimiento que él ahora descansa en la presencia de su Señor y Salvador a quien él dedicó su vida y ministerio sobre la tierra. Nos aferramos a la seguridad de la gracia de Dios, al Él, en su sabiduría infinita, haber determinado el tiempo correcto de su bienvenida al cielo.

En varias ocasiones, él proclamó: Cuando llegue mi hora, no sientan tristeza por mí; yo estaré caminando y levantando polvo de oro en las calles de gloria. Poco después de ser admitido al hospital y diagnosticado con neumonía causada por cáncer, él afirmó:Esto es una situación de perdida o ganancia para mí?, indicando su confianza que, sea que Dios escogiese sanarlo o no, él estaba en sus manos.

Antes de ser conectado a un ventilador que impedía su hablar durante sus últimos días, entre las palabras finales que pronunció dijo:

Tengo paz perfecta. Su pasaje bíblico favorito era Romanos 8:38-39: Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro? (Romanos 8:38-39).

Sus últimos días, pasados en el hospital con un ventilador artificial, se destacaron por un sentir inusual de fortaleza y serenidad espiritual. Él manifestó su actitud positiva y sentido del humor hasta el final. Incluso durante este tiempo, en que se le imposibilitaba comunicarse verbalmente, todos sentimos su profundo amor por nosotros. Minutos antes de su entubación, él escribió una nota con estas palabras: ¡Les amo!? y los nombres de sus cuatro hijos, sus cónyuges, sus nueve nietos, y su primera bisnieta, Marianna Rose Luce, nacida el 14 de noviembre. En una segunda nota expresó su amor por su esposa, Joyce, quien después comentó: En toda nuestra vida de casados, nunca pasó un día en que él no me dijera: Te amo.

Nosotros, aunque profundamente tristes por nuestra pérdida, estamos al mismo tiempo profundamente agradecidos por los muchos años de felicidad que hemos sido bendecidos compartiéndolos con este maravilloso varón príncipe llamado Adrián Rogers.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí