Eres-un-ministro-de-Dios-Biblia-versiculos-biblicos
¿Sabías Que Cada Cristiano Es Un Ministro de Dios?

Los Ministros De Dios En La Biblia

«Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas» Efesios 2:10.

Dios no te puso en la Tierra solo para vivir por ti mismo. ¡Quiere que hagas del mundo un lugar mejor!

Efesios 2:10 dice: “Nosotros somos creación de Dios. Por nuestra unión con Jesucristo, nos creó para que vivamos haciendo el bien, lo cual Dios ya había planeado desde antes” (TLA).

En la iglesia donde crecí y me forme, se llamaba a los siervos de Dios que estaban trabajando en la obra como: Ministros. En la iglesia había solo un pastor y algunos 5 o 6 ministros. Estos hombres nos enseñaron que todo cristiano es un ministro.

No todos son pastores, pero todos somos ministros. Así que, debemos usar nuestros dones y talentos a favor de los demás. Nos enseñaron a ser dadores más que receptores. Hoy en la iglesia que presido como pastor, enseño a los hermanos a ser jarras bendición antes que vasos que las reciben.

La Biblia nos manda a amarnos unos a los otros. Cuidarnos los unos a los otros, a orar los unos por los otros. Animarnos unos a los otros. Ayudarnos los unos a los otros. Aconsejarnos los unos a los otros. Apoyarnos los unos a los otros. Y así lo deberíamos hacer siempre.

El ministerio de todo hijo de Dios que pertenece a la familia de Dios, es preocuparse los unos por los otros. Esa es la forma en que Dios lo planifico, Él quería que esto fuera así.

Siempre digo que ministerio viene de mini (pequeño), así como los minicomponentes de años atrás. Eran pequeños pero poderosos. Así que, ministerio viene de servicio pequeño. Un servir que se realiza por muchos ministros capacitados de Dios, los cuales entienden sobre el propósito de servir.

Es cierto que servir a Dios sirviendo al prójimo no es una tarea fácil de realizar. Hay momentos que nos desanimamos, así que, ¿qué debemos hacer cuando esto sucede? Quiero que no olvides 2 cosas importantes:

Lo primero es que recibirás una recompensa que no terminará en la eternidad. Mira lo que dice la palabra de Dios en el libro de Hebreos 6:10 Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún. Él te dará parte de la recompensa aquí y más en la eternidad.

La segunda cosa para no olvidar, es que Dios usa los cosas pequeñas que acontecen en tu vida. Nada, absolutamente nada es pequeño cuando sirves a Dios y mucho menos en vano. Mira lo que dice 1.ª de Corintios 15:58: Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.

No pierdas en foco de tu vida cristiana, empieza a cumplir y terminar el propósito divino de Dios. Vive una vida de ministerio, de sentido, a partir de hoy.

¿Eres jarra o eres copo en el cuerpo de Cristo? ¿Por qué crees que en algunas circunstancias es difícil servir a los demás?

¿Piensa en algo pequeño a tus ojos, que Dios te mando hacer en tu ministerio y para la cual necesitas tener una actitud diferente?

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí