Deuteronomio 28:15 Explicación | Estudio | Comentario Bíblico de Matthew Henry

Estudio Bíblico | Explicación de Deuteronomio 28:15 | Comentario Bíblico Online

Después de ver el lado resplandeciente, las luces del cuadro que son para los obedientes, veamos ahora el lado oscuro, que se cierne sobre los desobedientes. Si no guardamos los mandamientos de Dios, no sólo no vamos a participar de las bendiciones prometidas, sino que nos ponemos a nosotros mismos bajo maldición, la cual es el compendio de todos los males, como la bendición lo es de todos los bienes.

I. Equidad de esta maldición. No es una maldición sin motivo, o por motivos ligeros; Dios no busca ocasión de hacernos daño ni le apetece contender con nosotros. Lo que aquí se menciona como motivo de la maldición es: 1. Despreciar a Dios, rehusando oír su voz (v. Deu 28:15), lo que comporta el mayor desprecio imaginable. 2. Desobedecer a Dios, no cumpliendo sus mandamientos. 3. Abandonar a Dios. Dios nunca nos abandona, si antes no le abandonamos nosotros a Él.

II. Extensión y eficacia de esta maldición.

1. En general, se declara: «Vendrán sobre ti (desde arriba) todas estas maldiciones, y te alcanzarán (v. Deu 28:15); es decir, te adelantarán (como dice el hebreo), te cerrarán el paso, de manera que no podrás escapar de ellas, por mucho que te esfuerces en conseguirlo». No hay escape posible de Dios, a no ser que escapemos a refugiarnos en Dios; no hay otra huida posible de Su justicia, que no sea la huida hacia Su misericordia (v. Sal 21:7-8). Para quienes tienen contaminadas la mente y la conciencia, todo es malo y contaminado (Tit 1:15). Así, pues, esta maldición es el reverso de la bendición que hemos visto en la primera parte de este capítulo.

2. Se enumeran después en detalle muchos castigos, como frutos de esta maldición. Comoquiera que todos ellos son el reverso de las bendiciones anteriores, no necesitan especial explicación. Sin embargo, es notable la maldición del versículo Deu 28:29, «y palparás al mediodía como palpa el ciego en la oscuridad». Podría preguntarse, ¿qué más le da al ciego palpar al mediodía que a la medianoche? La respuesta la da el Talmud judío, al referir la anécdota de cierto rabino llamado José (¿español?), quien dijo en cierta ocasión: «Toda mi vida estuve apenado por no poder comprender el sentido de esta frase, hasta que una noche en que yo iba por la calle, me encontré a un ciego con una antorcha encendida en la mano. Le pregunté: Hijo, ¿por qué llevas esa antorcha, si no puedes ver su luz? Y me respondió: Amigo, es cierto que yo no puedo ver nada, pero al llevar esta antorcha, los demás me pueden ver a mí, compadecerse de mí, y librarme de caer en un pozo o de ser lastimado con zarzas o espinos». Al ser la ceguera física símbolo de la ignorancia y del error, podemos notar por todas estas maldiciones que los juicios de Dios alcanzan a la mente humana, llenándola de oscuridad y horror, así como alcanzan a cuerpo y a la hacienda; y los juicios más severos y dolorosos son los que constituyen a los hombres en terror y destrucción para sí mismos.

Deuteronomio 28:15 explicación
Deuteronomio 28:15 reflexión para meditar
Deuteronomio 28:15 resumen corto para entender
Deuteronomio 28:15 explicación teológica para estudiar
Deuteronomio 28:15 resumen para niños
Deuteronomio 28:15 interpretación bíblica del texto