Inicio Etiquetas La Palabra de Dios

Etiqueta: La Palabra de Dios

alimento-de-la-palabra-de-Dios

Reflexión: Alimentarte a Diario Con La Palabra de Dios

“FUERON HALLADAS TUS PALABRAS, Y YO LAS COMÍ…” (Jeremías 15:16) Una mujer compró un loro, se lo llevó a casa y al día siguiente volvió a la tienda de animales diciendo: Este pájaro no habla. Aliméntate diariamente con la Palabra de Dios El dueño...
Nuestro Compromiso Supremo En La Palabra de Dios

Nuestro Compromiso Supremo En La Palabra de Dios

Cristiano Mira Bien a Lo Que Te Comprometes MAESTRO, ¿CUÁL ES EL GRAN MANDAMIENTO EN LA LEY? (Mateo 22:36) Cuando le preguntaron a Jesús: ¿Cuál es el mayor mandamiento?, su respuesta fue:“Amarás al Señor, Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo...
Porque La Palabra de Dios es Viva y Eficaz

Hebreos 4:12 Porque La Palabra de Dios es Viva y Eficaz

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz. Hebreos 4:12 Muchas veces en la Iglesia recomiendan que las personas empiecen hacer un estudio de la Biblia para crecer más en las cosas de Dios, para buscar paz en medio de las pruebas, o cuando están esp...

Ninguna Otra Cosa Funciona Solo La Palabra de Dios

Ninguna Otra Cosa Funciona Solo La Palabra de Dios "JESÚS SE MANIFESTÓ OTRA VEZ A SUS DISCÍPULOS JUNTO AL MAR" (Juan 21:1) Los discípulos, pescadores veteranos, estuvieron faenando toda la noche sin coger nada. Todos sabemos cómo se siente uno en e...

¿Cómo Recibir La Palabra de Dios?

¿Cómo recibir la Palabra de Dios? RECIBA VUESTRO OÍDO LA PALABRA DE SU BOCA. (Jeremías 9:20) ¿Cuál debe ser tu actitud para recibir el mayor beneficio al oír o leer la Palabra de Dios? ¡Recíbela como Palabra de Dios, y no de hombres! Nosotros la pr...

Reflexiones – el Devocional Diario

El ser humano es amado por un Dios: -que ama porque quiere amar,-que ama sin condición previa (no espera que el hombre lo ame primero), -que con su amor, transforma al hombre para hacer de él una criatura agradable a Dios. Esta es la experiencia de cada cristiano, es decir, de cada una de las personas que han aceptado al Señor Jesús como su Salvador personal. El corazón del hombre no ha cambiado; los progresos de la civilización no lo han mejorado; solamente consiguieron vestirlo mejor, a fin de que el mal sea más atrayente, y uno no se avergüence más de él.