16 Versículos Bíblicos interpretados: el Bautismo no es para Salvación

bautismo para salvacion biblia116 Versículos de la Biblia que dicen que el Bautismo no es para Salvación

Este es un estudio tomado de un debate acerca de si el bautismo es para salvación, varias posturas unitarias fueron refutadas aquí. Este genial borrador es de Matt Slick, quien después de debatir sobre este tema del Bautismo, decidió compartir su estudio, esto ocurrió en el año 2008, y desde entonces este estudio ha sido referencia en varios debates sobre el mismo tema.

Encontrarás alrededor de unos 16 versículos Bíblicos, los cuales son utilizados por algunas personas por ignorancia, o para torcer las escrituras con respecto a este tema. Aquí encontrarás respuestas practicas y Bíblicas sobre el Bautismo. Esperamos que te sea de bendición. Si deseas opinar por favor deja tu comentario al final del escrito. No olvides que por la extensión de este articulo, lo hemos dividido en 3 páginas, así que por favor al terminar este escrito haz click a la página siguiente.

 

1)      Mateo 28:19-20: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.”

 

  1. Este versículo no dice que el bautismo es necesario para salvación. Dice que el bautismo es parte del trabajo de hacer discípulos.

 

  1. Si el bautismo fuera necesario para salvación entonces, también sería verdad que enseñarle a los discípulos a observar todo lo que Jesús ordenó es por lógica, necesario. Pero esto sería salvación por obras. En vez de esto, Jesús está declarando explícitamente cómo hacer discípulos: bautizándolos y enseñándoles a observar lo que Cristo ordenó.

 

2)     Marcos 16:16: “El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado”.

 

  1. Podría fácilmente decirse que aquel que cree y va a la iglesia será salvo. Lo cual es verdad. Pero es la creencia lo que salva, no el creer y el ir a la iglesia. De igual manera, si Usted cree y lee su Biblia, será salvo. Pero no es el leer la Biblia lo que lo salva a Usted.

 

  1. De igual forma, aquellos que creen y son bautizados serán salvos. Pero el énfasis está en la fe, no en el bautismo. Note que Marcos 16:16 dice que aquel que no cree será condenado. Si el bautismo fuera necesario para la salvación, entonces tendríamos que encontrar en algún lugar de la Escritura el efecto que se tendría sobre su vida, en caso de que no fuera bautizado ya que Usted no sería salvo. Pero nunca encontraremos tal clase de declaración.

 

3)     Lucas 7:30: “Mas los fariseos y los intérpretes de la ley desecharon los designios de Dios respecto de sí mismos, no siendo bautizados por Juan.”

 

  1. El bautismo del cual se habla en este versículo no es un bautizo Cristiano. Es el bautismo de Juan y éste no se puede usar para sostener la posición que es necesario para salvación.

 

4)     Juan 3:1-6: “Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos. 2Este vino a Jesús de noche, y le dijo: ‘Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él’. 3Respondió Jesús y le dijo: ‘De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.’ 4Nicodemo le dijo: ‘¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?’ 5Respondió Jesús: ‘De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. 6Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.’”

 

  1. El bautismo Cristiano no había sido todavía instituido cuando Jesús habló estas palabras. ¿Cómo podría ser éste el bautismo Cristiano al que se hace referencia? Nicodemo podría estar pensando probablemente acerca del bautismo de arrepentimiento de Juan y ciertamente no en el bautismo Cristiano, ya que éste, como está anotado anteriormente, no había sido todavía instituido por Cristo. Hay que señalar que cuando Jesús dice que debemos nacer de nuevo, lo que realmente está diciendo en el Griego, es que debemos nacer “de arriba”. Las palabras correctas son: “nacer de arriba”.

 

  1. Existen cinco Interpretaciones diferentes para estos versículos:
    1. El agua se refiere al nacimiento natural.
      1. La primera opción, es que en el contexto, las palabras de Jesús están tratando con el ser nacido “de nuevo” (3:3). Nicodemo responde mencionando la experiencia de nacer del vientre (v. 4). Entonces Jesús habla del agua y del Espíritu, y dice: “Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.” (3:6). La implicación es, que el primer nacimiento es el nacimiento natural y el segundo nacimiento es el nacimiento espiritual. En otras palabras, el segundo nacimiento según el pensamiento de Nicodemo, es volver por segunda vez al vientre de la madre y nacer de nuevo. Sin embargo, este punto de vista no es el más sostenido comúnmente.

 

  1. El agua, en este pasaje, se refiere a la Palabra de Dios.

 

  1. Los versículos que parecen sugerir esto están en Efesios 5:26: “para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra.” Algunas personas creen que el lavamiento del agua es llevado a cabo por la Palabra de Dios.
  2. Juan 7:37-38: “En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: ‘Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. 38El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.’”

 

  1. El agua se refiere al Espíritu Santo.

 

  1. El tercer punto de vista dice que el agua se refiere al Espíritu Santo. Tal vez Nicodemo estaba recordando a Ezequiel 36:25-26: “Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré. 26Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. 27Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.” Ciertamente, las propias palabras de Jesús son aplicables aquí cuando Él dice en Juan 7:37-39: “En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: ‘Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. 38El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.’ 39Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.”

 

  1. El agua se refiere al ministerio de Juan el Bautista.
    1. Este punto de vista dice que el agua es con referencia al agua del bautismo de arrepentimiento enseñado por Juan el Bautista. Mateo 3:1-6 describe el ministerio de Juan en el desierto, su enseñanza acerca del arrepentimiento y bautizar a las personas en ese arrepentimiento. En el contexto, el primer capítulo de Juan menciona a Juan el Bautista en los versículos 6-8 y 19-36. Si el ministerio de Juan es aquí el punto de vista, entonces Jesús hubiera estado hablando del “bautismo” (la ordenanza de iniciación) de arrepentimiento predicado por Juan el Bautista.
    2. El agua se refiere al bautismo en agua como un requisito para salvación.
      1. Pero esto significaría que no somos justificados por la fe.
      2. Se estaría agregando un requisito ritualista a la salvación.

 

5)     Juan 19:34: “Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua.”

 

  1. Esto no tiene nada que ver con el agua del bautismo. Cuando alguien muere crucificado, el corazón se rompe, los elementos de la sangre se separan y el agua se filtra en la cavidad torácica. Este es el porqué el soldado le abrió Su costado: necesitaba verificar que la muerte de Jesús había ocurrido.
Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

6 comentarios

  1. La palabra de dios no es de interpretación privada, Dios mismo interpreta su palabra el Texto con su contexto, pues de lo contrario sería interpretación de hombres.
    El Señor Jesús da el mandamiento en Mateo 28.19, S. Marcos 16.16 El que creyere y fuere bautizado será salvo …; Lucas 24.47 ” y que se predicase en su Nombre el ARREPENTIMIENTO Y EL PERDÓN DE PECADOS en todas las naciones… ; es claro cuando hace la separación entre arrepentimiento y perdón de pecados, siendo el primero por el creyente y el segundo lo ejecuta el Señor Jesús cuando nos bautizamos en agua.
    El cumplimiento de ésto que mandó el Señor Jesús, se ve claramente en el libro de los hechos, donde los primeros creyentes y apóstoles (hombres consagrados y llenos del Espíritu Santo) obedecieron la Palabra de Dios, no buscaron excusas, ni interpretaciones privadas solamente obedecieron, no dijeron EL BAUTISMO NO SALVA (Eso es incredulidad).
    Los diferentes ejemplos que quedaron registrados en los evangelios y en el libro de los hechos es para guiarnos a que nos bauticemos en agua a saber:
    – El Señor Jesús nos dió ejemplo : San Mateo 3.13
    -Pedro a los Judios, en Hech. 2.38
    -Felipe a los Samaritanos en Hech 8.16
    -Felipe al Etiope Eunuco en Hech. 8.38
    – Ananías al Apóstol Pablo en Hech 22.16 y Hechos 9:17-18
    -Pedro a Cornelio en Hech. 10.48
    – Pablo a los discipulos de Juan el Bautista en Hech. 19.5

    1 San Juan 5.8 Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan.

    • Olga, la interpretación de Dios es privada; cuando NO interpretamos la Biblia como un todo y nos vamos a los extremos. Este es el caso de algunos cristianos “denominacionales-bautistas” (no todos) que solo se enfocan en los versículos que dicen; según ellos, que es SUPER-EXTRA-ARCHI-MEGA necesario para la salvación bautizarse. Y sabemos que la biblia no lo enseña así. Ahora, por favor no malinterpretes. ¿Debemos bautizarnos? Pues claro!! Es nuestro primer paso de obediencia como una señal externa de una realidad interna que Cristo hizo en nosotros. Ahora decir que no puedes salvarte sin ser bautizado es el extremo, y por consiguiente un error. No voy a responder a tus versículos con otros, por que no se trata de guerra de versículos que apoyen o afirmen tal o cual situación, y si, de un todo como la Biblia lo enseña. Para ser breve te pongo un ejemplo en el que caen los testigos de Jehová: El dicen que Jesús no es Dios, por que hay muchos versículos en la Biblia que afirman la humanidad de Cristo, y esto es verdad!! El problema es que ellos niegan los otros versículos que afirman también que Jesús es Dios. Entonces, ¿Es Jesús Dios o es Jesús hombre? Pues la respuesta es: Jesús es 100% y 100% Dios es lo que la Biblia enseña. A esta unión se le denomina “Hipostática” De la misma manera tus versículos son verdad, pero debemos encontrar un balance con los otros versículos que la Biblia enseña sobre este tema. Por tu comentario y teología puedo definir que eres bautista. Tranquila no es pecado serlo (al contrario, gloria a Dios por ello), el pecado esta en defender los extremos. No olvides: Una verdad llevada al extremos es igual a ERROR. Mil Bendiciones!

  2. Alfonso Rivera

    ES VERDAD QUE EL BAUTISMO NO SALVA PERO NO HACERLO ES DESOBEDIENCIA A LA PALABRA Y SI NO OBEDECEMOS NOS PODEMOS PERDER

    • Hola Alfonso , estas en un error , el bautismo es parte de la obediencia , como testimonio de que hemos muerto al mundo y resucitado a vida nueva , pero el malechor en la cruz no se pudo bautizar , sin embargo el Señor Jesús le dijo que estaría con él en el paraíso , Dios te bendiga

  3. Ciertamente “no es por obras para que nadie se gloríe”; pero es bueno hacerlo como un acto de obediencia y para reconocer públicamente que me identifico con el Señor en su muerte, sepultura y resurrección a una nueva vida, en Cristo Jesús.

    • El Bautismo que corresponde a esto ahora nos salva, no quitando la inmundicia de la carne, sino como la aspiración a una buena conciencia delante de Dios.
      Creo que el bautismo en el Nombre de Jesús es para perdón de pecados. y si no hay perdón de pecados, no hay entrada al Reino de los Cielos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

140 Compartir
Comparte132
WhatsApp
Tweet
+18
Pin
Email