Inicio » Dios » No eres un accidente: Yo Soy tu creador

No eres un accidente: Yo Soy tu creador

Yo Soy Tu Creador dice Dios: No eres un accidente

Yo soy tu creador Isaías 44:2

No eres un accidente, tu nacimiento no fue una casualidad o un error.

Dios planificó tu nacimiento e hizo que ocurriera en el momento preciso.

Mucho antes que fueras concebido o planeado por tus papás, tú estabas en los planes de Dios. Él pensó en ti primero.

Tienes vida por que Dios quiso crearte.

Dios eligió las características de tu cuerpo, raza, color de piel, cabello y todos tus detalles. También talentos que posees y la singularidad de tu personalidad.

Dios planeó crearte a pesar de las circunstancias de tu nacimiento y quienes serán tus padres. Daba igual ti tus padres fueran buenos o malos o indiferentes. Él sabía que aquellas personas poseían la hechura genética exacta y necesaria para mandar hacerte a Ti a la medida tal y como él pensaba.

Aunque haya padres ilegítimos no hay hijos ilegítimos.

Dios toma en cuenta incluso el fallo humano, inclusive el pecado.

Dios no hace nada por casualidad ni tampoco comete errores

El motivo de crearte es su amor.

Dios pensó en ti antes de crear el mundo. Fuiste creado como un objeto especial del amor de Dios. Él te hizo para poder amarte, puedes basar tu vida en esta verdad.

Punto reflexión: No soy un accidente

Versículo para recordar: Yo soy tu creador, te cuidé aún antes que nacieras. Isaías 44:2

Pregunta para considerar: Consciente de que Dios me ha creado de una manera singular, ¿con qué partes de mi personalidad, antecedes y aspecto físico estoy luchando por aceptar?

Declaración: Soy Tan Especial para Dios que envió a Jesucristo por Mí.

Tomado del Libro: Una Vida con Propósito

Enlaces de Devocionales Grupos

Suscríbete a Nuestro Canal De YouTube:
https://www.devocionalescristianos.org/foro-cristiano/
 
¿Eres pastor, líder en la Iglesia? Contenido Exclusivo
https://www.devocionalescristianos.org/que-es-dc-miembros
 
El uso de Devocionales Grupos está sujeto a las Condiciones del servicio de Devocionales.

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte