Amaba Israel (Jacob) a José más que a todos su hijos,porque lo había tenido en su vejez;y le hizo una túnica de diversos colores. Génesis 37:3.

La ropa de José (1)

La vida de José relatada en el libro del Génesis refleja de manera especialmente hermosa al Señor Jesús. Como José, Cristo también es el Hijo amado del Padre. El hijo de Jacob pasó de los sufrimientos a la gloria, lo mismo ocurrió con nuestro Señor y Salvador.
 Los vestidos de José también tienen un significado simbólico. Como expresión de su amor por José, Jacob le hizo una túnica de varios colores. Los colores hablan de la gloria y de la perfección con que Dios valora al Señor Jesús. Cuando el Hijo de Dios vivió aquí como hombre y anduvo en humildad, el cielo manifestó su aprecio. El Padre no podía permitir que su Hijo amado fuese puesto al mismo nivel que los demás humanos. En dos ocasiones dejó oír su voz, diciendo: ?Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia? (Mateo 3:17; 17:5).
 ¿Cómo reaccionaron los hombres a ese amor de Dios por el Señor Jesúsí Así como para los hermanos de José la túnica de diversos colores fue motivo de odio, los judíos del tiempo de Jesús tampoco pudieron soportar que él hablara de sí mismo como el Hijo de Dios. Según ellos, él se hacía a sí mismo Dios, y éste fue el motivo para condenarlo a muerte, hecho que también querían llevar a cabo los hermanos de José antes de decidir echarlo en una cisterna vacía (Génesis 37:18).
 En cambio, nosotros los creyentes podemos admirar la gloria del Señor como la del unigénito Hijo amado del Padre