Reflexiones Cristianas – Reflexiones – Perfil de una Gran Persona

Éste es el Perfil de una gran Persona.

Mantiene su modo de pensar independientemente de la opinión pública.

Es tranquilo, paciente; ni grita, ni se desespera.

Piensa con claridad, habla con inteligencia, vive con sencillez.

Es del futuro, no del pasado.

Siempre tiene tiempo.

No desprecia a ningún ser humano.

Capta la impresión de los vastos silencios de la naturaleza: el cielo, el océano, el desierto.

No siente vanidad. Como no busca alabanza, no se le puede ofender. Siempre tiene más de lo que cree que merece.

Está siempre dispuesto a aprender aun de los niños.

Trabaja por el placer del trabajo no por la recompensa material.

Vive cierto aislamiento espiritual a donde no llega ni la alabanza ni la censura. Sin embargo, su aislamiento no es frío: ama, sufre, piensa, comprende.

Lo que usted tiene, dinero o posición social, no significa nada para él.

Le importa sólo lo que usted es.

Cambia su opinión fácilmente en cuanto ve su error.

No respeta la consistencia venerada por los espíritus pequeños.

Respeta sólo la verdad.

Tiene mente de adulto y corazón de niño.

Se conoce a sí mismo tal cual es y conoce a Dios.–

“Luz y Verdad”. Lecciones, A. 500 ilustraciones .

No se conforme con ser una persona mas. Sea uno grande. La Grandeza no se compra se obtiene con un corazón pequeño ante Dios.

Genésis 12:2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.

Mateo 20:26 Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor.

  • hola… dios les bendiga…
    necesito que me den un consejo basado en la bilbia.
    hace mucho tiempo me enamore de un chico, pero aun estudiaba y nunca hubo unarelación entre los dos por el mismo motivo.
    ahora estoy esperando un bb de él, ambos nos amamos y estamos contentos esperando a nuestro bb. no nos podemos casar porque el ya es casado con su pareja anterior, por lo tanto en nuestras familias no nos permiten vivir juntos. nadie mas sabe de lo que paso en aquel entonces entre nosotros y mucho menos del bb. el dice que sea como sea reconocera al bb por que es su padre.
    (tiene un bb con su pareja anterior y aun no se ha divorciado de el, ademas el divorcio no es vàlido según la biblia verdad?)
    El dice que podemos formar nuestra familia pero ¿Lo aceptará Dios?
    ¿Podemos servirle así?

  • un gran perfil para estar en ese calzado ya que nos invita a formar el caracter de cristo en nuestra vida afin de llegar ala plenitud de cristo.
    dios les bendice por sus buenos comentarios ya que proceden del padre
    dios les bendiga

  • “No hace falta más”

    Jueces 7:7 El Señor le dijo a Gedeón: “Con los trescientos hombres que lamieron el agua, yo los salvaré; y entregaré a los madianitas en tus manos. El resto, que se vaya a su casa.”

    Dios ama y bendice al humilde, pero rechaza y mira de lejos al altivo. Cuántas situaciones de la vida nos han puesto en jaque y no es nada más que la mano de Dios protegiéndonos de la soberbia.

    Gedeón iba a enfrentar a los madianitas y contaba con un ejército de por lo menos 32 000 personas. Dios previendo el futuro arrogante, decidió aminorar el ejército hasta la cifra de 300 personas, algo un poco absurdo y desafiante, pero un método seguro para que Israel no olvidara que la gloria pertenecía a Dios y no a su fuerza.

    Esto responde la pregunta de por qué Dios no nos da esa unción que muchas veces le hemos pedido, por qué no nos da un gran ministerio, por qué no nos pone en abundancia. Él sabe que si nos da esa petición nos va a perder y hasta que no estemos preparados en humildad para recibirla no nos la dará. Dios en su amor no nos da lo que puede hacernos daño y por consiguiente separarnos de Él, porque “Dios mira de lejos al altivo”.

    Otras ocasiones, en vez de tener abundancia estamos en necesidad y dependencia. No es lo ideal para vivir cómodamente pero sí para depender siempre de Dios y no de nuestras posibilidades: “No me des pobreza ni riqueza; mantenme del pan necesario; no se que me sacie, y te niegue, y diga: ¿quién es Jehová? (Pr. 30:8, 9)