Home / Preguntas y Respuestas Cristianas / ¿Jesús Podría haber pecado Según La Biblia?

¿Jesús Podría haber pecado Según La Biblia?

¿Jesús Pudo haber pecado Según La Biblia?

Jesús fue tentado por Satanás en el desierto, ¿así que fue posible que Jesús pecara?

La Caída

Cuando el Apóstol Juan escribió 1 Juan 3, realmente se refirió al Jardín y a la caída de la humanidad. Leemos en Génesis 3 “Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella” (Génesis 3:6).

Juan también menciona estas tres cosas cuando escribe que “todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, y los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no es del Padre, sino del mundo (1 Juan 2:16). Y estos tres… los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida se originaron en el jardín del Edén cuando Satanás engañó a Eva para que tomara del árbol del conocimiento del bien y del mal.

Juan menciona “los deseos de la carne” como lo que nos hacen pecar, así como cuando Eva “vio que el árbol era bueno para comer”. Por lo tanto Juan menciona los “deseos de los ojos” cuando Eva vio que “era un deleite para los ojos”, y finalmente Juan menciona la “vanagloria de la vida”, y ¿sabes qué? Eva tomó del árbol porque era “codiciable para alcanzar la sabiduría”, así que era un pecado centrado en el orgullo.

Juan describió perfectamente la caída, pero también describe perfectamente nuestra vieja naturaleza, y también estas tres:
los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida. Estas tres cosas son justo lo que Satanás usó para tratar de llevar a Jesús al pecado. Por supuesto, Satanás fracasó.

La Tentación

Inmediatamente después del bautismo de Jesús, es llevado por el Espíritu de Dios al desierto (Mt 4:1), que es un lugar hostil para estar seguros, porque no había agua ni comida allí, así que “después de ayunar cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre” (Mt 4:2). Si fuera yo, habría escrito, “¡Se estaba muriendo de hambre!”

La palabra que Mateo usa para “llevado”, como Jesús fue llevado por el Espíritu, es la palabra griega “anago”, que significa “guiar a un lugar más alto”, así que es casi como si Jesús se viera obligado a subir al desierto por el Espíritu, y no tanto llevado allí por el mismo.

No sabemos exactamente dónde se encontraba este desierto, pero quizás no estaba lejos de Judea, donde la nación de Israel vagó durante 40 años en el desierto, y fue probada para el fracaso, pero donde Israel fracasó en el desierto, Jesús tuvo victoria ¡Aleluya!.

Jesús es 100% Dios, y 100% Hombre, así que en Su humanidad debe haber tenido mucha hambre, y ¿qué hizo el Enemigo? “Vino el tentador y le dijo: “Si eres Hijo de Dios, di a estas piedras que se conviertan en panes” (Mt 4:3).

Satanás no sólo quiere que Jesús rompa su ayuno por haber sido tentado, sino que también extiende una pequeña púa diciendo: “Si tú eres el Hijo de Dios”, como si Satanás no estuviera convencido de que Jesús era realmente el Hijo de Dios o tal vez (y más probable) Satanás sabía que Jesús era Dios pero también que era humano, Satanás quiso insultar a Jesús diciendo, “sí” y no “puesto que” eres el Hijo de Dios. Sea como fuere, es un insulto a Jesús, así que Jesús reprende a Satanás diciendo:

“No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mt 4:4). Jesús hace lo que todos debemos hacer… reprender a Satanás usando la Palabra de Dios. La autoridad de Jesús era la Escritura, y Satanás no pudo refutarla porque sabe que la Palabra de Dios es siempre verdadera.

Jesus-pecado-biblia-versiculos

¿Jesús Podría haber pecado Según La Biblia?

El Diablo estaba indefenso contra la poderosa y verdadera Palabra de Dios, aunque es alérgico a la verdad de todos modos. La Palabra expuso a Satanás como un mentiroso, así que no es de extrañar que Jesús lo llamara “el padre de la mentira” (Juan 8:44). Él mintió desde el principio (Gn 3) y continua mintiendo hoy.

El hombre vivirá de toda palabra que sale de la boca de Dios.

La Perfección

Jesús nació en carne humana para salvar a los humanos de su carne. En otras palabras, Jesús tuvo que venir a esta tierra para nacer de una virgen, vivir una vida sin pecado y perfección, además ofrecer Su propia vida como rescate por los muchos que confiarían en Él (Marcos 10:45).

El Apóstol Pedro dice que “no fuisteis redimidos con cosas perecederas como la plata o el oro de vuestra vana forma de vida heredada de vuestros antepasados, sino con sangre preciosa, como de un cordero inmaculado y sin mancha, la sangre de Cristo” (1 Pe 1:18-19).

Jesús vino para restaurar a la humanidad, originalmente creada a la imagen de Dios (Gn 1:27), permitiendo que aquellos que vienen al arrepentimiento y a la fe sean convertidos en hijos de Dios.

Si Jesús hubiera pecado, todo se habría perdido, pero como sabemos que Jesús fue victorioso sobre el pecado y el Diablo, no pecó porque no podía pecar. Hubiera sido tan contrario a su naturaleza, como la de una madre que mata de hambre a su propio hijo. No es posible (en la mayoría de los casos) que una madre descuidara a su propio hijo hasta el punto de la muerte, así que, ¿cuánto más podemos enfatizar que Jesús no pudo haber pecado? Aunque el Enemigo le ofreció a Jesús los reinos de esta tierra (Mateo 4:7-9), Jesús reprendió a Satanás con la Palabra de Dios (Mateo 4:1).

Así que Jesús rechazó la oferta de Satanás para que todo el mundo estuviera bajo su gobierno, evitando así el dolor, el sufrimiento y la humillación de la cruz, pero Jesús vino para esto. A propósito, Satanás trató de tentar a Jesús con las mismas tres cosas que tentó a Eva: los deseos de la carne (“manda a estas piedras que se conviertan en panes”), los deseos de los ojos (“Él mandará a sus ángeles sobre ti”), y la vanagloria de la vida (“Todo esto te daré, si te postras y me adoras”).

Conclusión

No, no era posible que Jesús pecara puesto que Él es Dios, y el pecado es contrario a Su naturaleza santa. No era posible que Jesús pecara y Él “muriera como Dios”, porque Dios no puede morir, ni puede mentir, aunque la Biblia dice que todos los hombres son mentirosos (Núm 23:19; Salmo 116:11; Rom 3:4).

El cuerpo de Jesús murió, pero Jesús como Dios no. Cerca del final de la muerte física, Jesús dijo: “Hoy estarás conmigo en el paraíso” (Lucas 23:43), así que Jesús es Dios, y Dios no puede pecar, por lo tanto, Jesús no pudo haber pecado, y aunque el Diablo lo tentó más de lo que ningún hombre podrá ser tentado, Él resistió estas tres tentaciones y nunca pecó.

Jesús resistió al Diablo citando la Palabra de Dios. Eso es algo que debemos hacer cuando somos tentados por los deseos de los ojos, los deseos de la carne y la vanagloria de la vida. No puede ser Satanás o un demonio el que nos tienta porque “cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido.” (Santiago 1:14), así que no podemos pecar y decir, “El Diablo me hizo hacerlo”.

Santiago dice: “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros” (Santiago 4:7), pero tú y yo aún somos responsables de nuestro pecado. Los deseos de los ojos, los deseos de la carne y la vanagloria de la vida son una trinidad diabólica, y no podemos vencerlos sin el poder del Espíritu de Dios.

Todos seguiremos pecando (1 Juan 1:8, 10), pero cuando lo hagamos, podemos confesar el pecado y ser limpios (1 Juan 1:9). Esto sólo es posible porque “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.” (2 Cor 5:21).

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

2 comentarios

  1. Jesus es el segundo Adán de acuerdo a 2 de corintios, ambos tenian la misma naturaleza. recordando que el Señor Jesucristo es completamente Dios y completamente hombre. El pecado entro al mundo por Adán creado en perfeccion por Dios, pero decdió voluntariamente cecer a la tentación en Eden y desobedecer a Dios causando la caida de la humanidad. Jesucristo en la misma condición que Adán como hombre, sin conscupicencia como Adán decidio en cuerpo humano sujetarse completamente a la voluntad del Padre de manera que a pesar que fue tentado de manera única y en todas las maneras pensables decidió obdecer al Padre sujetarse a Dios y no pecar, su vida perfecta y pura,inmaculada de completa obediencia es que hace que su sangre tenga el más alto valor, y su muerte sacrificial por nosotros es lo único que el Padre acepta para perdonarnos. Eso es lo meritorio en nuestro salvador. Adan pudo haber no pecado y sin embargo decidió pecar: Nuestro Salvador fue tentado más gravemente y grandemente que Afdán y no Peco. Por eso su entrada triunfal en el cielo, Gloria en las altural y el Padre le dio un nombre que es sobre todo nombre…

  2. Fue llevado por el espiritu y bajo la influencia del espiritu para ser tentado. Jesús no fue tentado, no accedió.

    Cuando alguno es TENTADO, no diga que es TENTADO de parte de Dios; porque Dios no puede ser TENTADO por el mal, ni él tienta a nadie;
    Santiago 1:13

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

24 Compartir
Comparte20
WhatsApp
Tweet
+1
Pin2