integridad-biblia-tiempos-versiculos
La Integridad En La Biblia: Los Tiempo de Hoy

La integridad en los tiempos de hoy en la Biblia

¿Cómo se ha desintegrado la integridad en la sociedad, en los negocios y, especialmente, en la política?

Elecciones Costosas

Hace años, un hombre solicitó un puesto ejecutivo en una gran empresa. Estaba solicitando el puesto de Director Financiero. Un trabajo que pagaba más de un cuarto de millón de dólares anuales. Después de que el hombre fue entrevistado por el CEO, y luego habló con la Junta Directiva, todos estuvieron de acuerdo en que el hombre era una buena elección. Después de aprobar la contratación del hombre, todos pensaron que sería apropiado que salieran a comer para celebrar, y aún más mejor, en la cafetería de la compañía.

En la fila del almuerzo, el nuevo empleado estaba justo enfrente del CEO cuando el CEO notó que el hombre deslizó 2 paquetitos de mantequilla debajo de su servilleta. Después de ver al hombre hacer esto, el CEO tuvo otra reunión con la junta y les dijo lo que vio. Después de una breve discusión, retiraron la propuesta de empleo.

El hombre había perdido un trabajo bien pagado ¡por menos de 20 centavos de mantequilla! Escuché un gran ejemplo de integridad, o la falta de ella, del Dr. Irwin Lutzer (Running to Win Ministries).

Recuerdo un relato en el que había dos hombres de dos empresas de construcción diferentes que habían presentado ofertas para un gran trabajo de construcción. Mientras uno de los hombres esperaba en la oficina, el contratista notó un sobre con el nombre del otro contratista. Asumió que era la oferta presentada por su competidor, pero justo encima del sobre había una lata de refresco. El hombre no pudo resistirse y quizo mirar para ver cuál era la oferta del otro contratista, pero cuando agarro la lata de refresco, miles de balines BB se derramaron en el suelo y se cayeron por todas partes.

Obviamente la oferta de este hombre no fue aceptada, y si la oferta del otro contratista. Eso se debe a que no se negó a mirar la oferta de su competidor cuando tuvo la oportunidad de hacerlo. Un hombre tenía integridad y el otro no. El contrato fue perdido y el contratista no fue elegido debido a que tomo una decisión costosa porque carecía de integridad.

El Administrador Infiel

La integridad se define como la cualidad de ser honesto y tener principios morales fuertes o una rectitud moral, y como hemos leído, la falta de integridad puede ser muy costosa. La integridad se demuestra mejor cuando no hay nadie alrededor y aún así tomamos las decisiones correctas. Por el contrario, la falta de integridad puede acabar con los matrimonios, arruinar las relaciones, destruir la confianza y privar a la gente de oportunidades.

En la parábola del administrador infiel, Jesús mostró que un administrador fue despedido por su negligencia en el trabajo, así que el hombre pensó: “Si puedo hacerme amigo de los clientes de la compañía, tal vez ellos puedan ayudarme algún día” (Lucas 16:3-4).

Uno de los puntos de Jesús es que “nos hagamos amigos por medio de riquezas injustas, para que cuando éstas fallen, os reciban en las moradas eternas” (Lc 16:9).

La palabra para riqueza proviene de la palabra griega “mammón”, pero no sólo significa dinero. Mammón incluye toda la riqueza de una persona, o todas sus posesiones.

Jesús está diciendo que debemos usar nuestros recursos para compartir a Cristo y difundir el Evangelio… o nuestra “riqueza injusta” para hacer nuevos discípulos de Cristo.

Entonces, el día que entremos al reino, aquellos con los que hemos compartido a Cristo nos darán la bienvenida “a las moradas eternas”. Será como, “Oye, te conozco. Compartiste a Cristo conmigo. ¡Eres parte de la razón por la que estoy aquí!” Cuando damos de nuestro propio tiempo y tesoro, podemos ayudar a guiar a otros a Cristo. Además, en el mejor de los casos, sólo somos administradores. Dios es el dueño de todo.

Fieles en poco o mucho

¿Seremos fieles en lo poco, a diferencia del gerente que no fue contratado por el CEO? Si no se le podía confiar con 20 centavos de mantequilla, ¿cómo se podía confiar en ese hombre para que manejara millones de dólares con integridad? El hecho es que no pudo.

La conclusión de Jesús a toda esta enseñanza en la Parábola del administrador Infiel es esta:

“El que es fiel en lo poco es también fiel en lo mucho, y el que es infiel en lo poco es también infiel en lo mucho”. Si no habéis sido fieles en las riquezas injustas, ¿quién os confiará las verdaderas riquezas? Y si no habéis sido fieles en lo ajeno, ¿quién os dará lo que es vuestro? Si nos falta integridad, aun en las cosas más pequeñas, ¿cómo puede Dios esperar que administremos más en el reino?

Beneficios de la integridad

Una persona que camina en integridad en la vida lleva un GPS. Una seguridad de posicionamiento divina. Es decir, pueden caminar con seguridad si viven una vida de integridad. Proverbios 10:9 dice: “El que anda en integridad, anda seguro; pero el que hace sus caminos torcidos, será descubierto”, así que puedes estar seguro de que “tu pecado te descubrirá” (Núm 32:23).

Es mucho mejor “Mejor es el pobre que camina en su integridad, Que el de perversos caminos y rico” (Prov. 28:6), y para repetir esta importante lección, Salomón escribe de nuevo: “Mejor es el pobre que camina en integridad, Que el de perversos labios y fatuo” (Prov. 19:1).

Dios guiará a una persona para que camine con seguridad si camina con integridad. Lo sabemos porque “La integridad de los rectos los encaminará;Pero destruirá a los pecadores la perversidad de ellos.” (Prov 11:3). He notado un patrón aquí: Quien “camina en integridad camina seguro”, pero si no lo haces, los “caminos serán torcidos”.

Conclusión

Se nos ordena “No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos” (Col 3:9). El consejo de Santiago es “que tu “sí” sea sí y tu “no” no, para que no caigas en la condenación” (Santiago 5:12).

Dios no se agrada cuando mentimos (Ex 20:16), así que permítanme, y “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes” (Ef 4:29).

Algún día….quizás pronto, o después de tu muerte, va a ser como el viejo programa de televisión: ¡Esta es Tu Vida! Todo lo que hiciste en la vida, bueno y malo, será juzgado.

Jesús dijo: “Porque nada hay oculto, que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de ser conocido, y de salir a luz” (Lc 8:17), así que “Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados” (1 Jn 2:28). Puedo asegurarles que aquellos que caminan en integridad no se avergonzarán de Su venida.

  • Bendiciones, a este devocional lo tomo para lo que está pasando en mi nación Argentina que cada vez hay menos valores y menos integridad y cada vez se hacen mas leyes y se toman decisiones en contra de esto