Que-palabras-aborrece-el-Senor-detestables-biblia-versiculos
¿QUÉ PALABRAS EL SEÑOR ABORRECE Y LE SON DETESTABLES SEGÚN LA BIBLIA?

¿QUÉ PALABRAS EL SEÑOR ABORRECE Y LE SON DETESTABLES SEGÚN LA BIBLIA?

La Biblia especifica las palabras que entorpecen tu destino.

Mentir es uno de los pecados mortales de la lengua contra el cual debes protegerte. Una lengua mentirosa es una de las cosas entre otras que Dios aborrece:

Hay seis cosas que el Señor aborrece, y siete que le son detestables: los ojos que se enaltecen, la lengua que miente, las manos que derraman sangre inocente, el corazón que hace planes perversos, los pies que corren a hacer lo malo, el falso testigo que esparce mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos (Proverbios 6:16-19 NVI).

Cuando hablas con palabras de verdad, tu habla da vida. Cuando hablas con mentiras, tu habla mata. Cuando les haces promesas a Dios o a otros, y no las cumples, mientes. Si te das cuenta de que no has sido honesto o si le has hecho una promesa a alguien y no se la cumpliste, reconócelo. Arrepiéntete y pídele a Dios que te guarde de mentir por hacer promesas que no puedes cumplir. Antes de hacer unas promesas, asegúrate de tener el poder y el deseo de cumplirlas.

Murmurar es otra barrera que estorba a los creyentes de entrar en las promesas de Dios. Por las murmuraciones y quejas, hablas con palabras que dan muerte en vez de vida a tus circunstancias.

Chismear es otro estorbo que abortará tu destino, y es hora que reconozcamos el chisme por lo que es, un pecado. Los que chismean le ceden sus lenguas a Satanás y atraen maldiciones sobre ellos mismos,

Palabras de agravio es otro método por el cual Satanás ha construido un bastión. Usando palabras de agravio es otra forma de chismear con el único fin de decir cosas crueles y malintencionadas sobre otra persona. En las Escrituras esto se conoce como “acusaciones falsas”

La difamación es encontrar defectos a otros y difundir insinuaciones y críticas injustas. Cuando un cristiano difama a alguien, eso daña a tres personas: El individuo que habla, el individuo con quien habla y el individuo de quien habla. No solamente no debes de hablar mal de tus hermanos y hermanas en el Señor, sino se te ordena no hablar mal de nadie (Santiago 4:11).

Ora sobre cada tema antes de concluir tu tiempo de reflexión hoy. ¿Estás usando tu lengua para? Mentir, Murmurar, Chismear, Hablar agravios, Difamar.

Recuerda—¡estas clases de palabras impedirán tu destino!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí