El-dificil-camino-para-llegar-al-milagro-biblia-versiculos
¿Cómo Pasar Por El Camino Difícil Para Llegar a tu Milagro?

El Difícil Camino Para Llegar a tu Milagro

«Vino luego a él palabra de Jehová, diciendo: Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente. Entonces él se levantó y se fue a Sarepta». 1 Reyes 17:8-10 (RV 1960)

A veces te sientes muy asustado y con mucha debilidad. No sabes a dónde ir, cuánto tiempo te va a llevar, o qué va a pasar cuando llegues a ese lugar. ¿Qué debes hacer?

Recuerda que el camino hacia tu milagro casi siempre pasará por un camino dificultoso.

La Biblia nos da una imagen de esto en 1 Reyes 17:8-10: «Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente. Entonces él se levantó y se fue a Sarepta» (RV 1960).

Las instrucciones de Dios significaban que Elías tendría que caminar más de 160 kilómetros en media una sequía a través de un desierto peligroso. Todos los que se encontraran con él podrían reconocerlo, y el rey Acab puso precio por su cabeza. El camino de Elías era definitivamente dificultoso.

Cuando Elías finalmente llegó a Sarepta, conoció a una viuda pobre que iba a alimentarlo. Pero el pueblo aún estaba lleno de gente pagana que no dudaría en matarlo. ¿Cómo podría la viuda defenderlo o protegerlo?

Los milagros no ocurren cuando las cosas son agradables. Los milagros ocurren cuando las cosas son difíciles.

Elías no dijo: «Dios, veo tres cosas muy malas en tu plan. Primero, me estás enviando en la dirección equivocada. Segundo, me estás enviando al lugar equivocado. Y tercero, me estás enviando a la persona equivocada». Elías simplemente obedeció.

El camino de Dios hacia el milagro a menudo te lleva por un territorio difícil para que aprendas a depender de él. Así fue para Elías y para el pueblo de Dios a lo largo de toda la Biblia. Un ejemplo:

Cuando Moisés sacó a los israelitas de la esclavitud para llevarlos a la Tierra Prometida, primero tuvieron que atravesar el Mar Rojo.

Antes de que David pudiera matar a Goliat, tuvo que entrar en el campo de batalla.

Dios le dijo a Josafat que pusiera el coro delante del ejército, y él ganaría la victoria. ¿Cuánta fe crees que se necesita para hacer esto?

Los milagros nunca ocurren en tu zona de confort. Cuando todo está bien en tu vida, no necesitas un milagro. Sólo necesitas un milagro cuando estás en un punto crítico de fe.

¿Estás en un lugar donde las cosas son un poco difíciles-financieramente, emocionalmente, relacionalmente o físicamente? Quizá estés nervioso, inquieto o inseguro. ¡Bendito sea Jesús! Estás en el camino hacia tu milagro.

En tu camino difícil, sigue el ejemplo de Elías. Obedece a Dios para que puedas ver el milagro de Dios al final del camino.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí