como-matar-la-carne-segun-la-biblia-versiculos-biblicos
¿Cómo Matar La Carne Según La Biblia? Versículos Bíblicos

MATANDO LA CARNE BÍBLICAMENTE

Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe. (1 Pedro 5:8-9)

Al momento exacto que sientas miedo, preocupación, tentación, desanimo o depresión, debes saber que estas delante de un ataque del diablo contra tu mente. No des a esos pensamientos ni un minuto de tu tiempo porque te destruirán. Al instante que esto suceda y sepas discernir que es un ataque de satanás debes actuar. ¿De qué forma? Debes resistir esos pensamientos negativos y llevarlos cautivos a la obediencia de Cristo y reprenderlos en el nombre de Jesús.

Es posible que estos ataques sean tan intensos que será necesario mucha oración para soportar el ataque diabólico. En esas épocas de resistencia debes actuar con fe contra satanás. Porque habrá momentos en que puedes pensar que ganaste la batalla, pero no será así. Debes mantenerte firme en la fe de Jesús.

Cuando estas cosas sucedan, no desistas y bajes la guarda. Es muy posible que en un momento, sientas que todo paso y acabo la batalla, pero puede que solo esté comenzando. Así que Satanás regresara con otro plan malévolo contra tu mente. Tu trabajo es continuar la batalla en el mundo espiritual hasta que consigas ganar la victoria en tu mente día a día.

Al igual que un soldado antes de salir a la guerra debes tomar tus armas, debes armarte con la mente de Cristo. Toma su voluntad, sus pensamientos, deseos y propósitos. Mira lo que le dijo el apóstol Pedro a los discípulos de la iglesia:

Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado, para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios (1 Pedro 4:1-2).

Debes aplicar una acción crucial para armarte con la mente de Cristo. Esto no sucede habitualmente. Tienes que llegar al límite de tu corazón, y decidir que no permitirás que pensamientos de pecado tomen un lugar en tu vida mental.

Tienes que tener la voluntad de matar la lujuria incluyendo tus propios deseos, ambiciones y metas egoístas. Debes despojarte voluntariamente de esos deseos, pensamientos y obras de la carne. Debes estar absolutamente rendido a Dios, y tu vida totalmente llena del deseo de cumplir Su voluntad. Tendrás que morir a la carne y revivir los pensamientos, deseos, propósitos e intenciones del corazón de Dios.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí