Funeral-cristiano-sermon-biblico-biblia-versiculos-biblicos
¿Cómo Saber Si Un Sermón Es Bíblico Para Un Funeral Cristiano?

5 Maneras De Filtrar Sermones Para Un Funeral Cristiano

He predicado en funerales. En la trayectoria hay cosas que como pastor vas aprendiendo y algunas lecciones que otros pueden enseñarte. Si eres humilde aprenderás por medio del consejo de líderes y la palabra de Dios. Por favor no esperes aprender por el dolor y de las maneras más difíciles.

Un pastor siempre se encuentra en situaciones muy delicadas que chocan nuestros sentimientos y sensibilidad. Por ejemplo, puede que tengas que estar en el funeral de un niño hoy por la mañana, en la tarde bautizar a otro niño y por la noche casar a una pareja de novios. En la mayoría de los casos conocerás a la familia o serán miembros de tu iglesia.

Los sermones para funerales cristianos son muy difíciles de realizar y predicar, todos siempre serán un reto que sobrepase nuestra capacidad. En esos momentos los corazones de las familias están destrozados por el momento y muchos no son creyentes. Habrá seguidores de Jesús, gente de otros ministerios y personas con mucho tradicionalismo.

Ante toda esta situación debes saber y reconocer que Dios está allí contigo para traer conforto, paz y esperanza. Debes dejarte usar por Dios y por su Espíritu Santo porque Él hará la diferencia en esos momentos tan fúnebres. El Dios de la vida siempre tiene algo que decir y todos en ese específico momento, están dispuestos a escucharte.

Así que, si eres un pastor o solo un amigo de la familia llamado a pronunciar unas palabras en el funeral cristiano, deseo dejarte algunos principios que pueden ayudarte para predicar en un momento tan critico en la vida de los familiares y amigos reunidos en un funeral.

5 Filtros por los que debe pasar tu sermón para un funeral cristiano antes de predicarlo:

1) ¿Tu Sermón Habla del Hermano Que Partió?

Esto es importante. Si te equivocas en esto, es lo que la gente recordará. Habla con la familia para encontrar detalles relevantes de la vida personal, profesional y espiritual de la persona. ¿Le gustaba alguna música? Utilízala en el funeral. ¿Le gusta algún lugar en particular? Menciónelo. Sería mucho mejor si puedes incluirlo con cuidado como parte de una ilustración del sermón.

Utiliza los puntos culminantes de la historia de la vida de la persona como medio de enseñanza para los presentes. No hay mejor manera de honrar a una maestra fallecida que enseñar a los presentes a celebrar su vida. No hay mejor manera de honrar a un mecánico amable que recordar a las personas que deben mantener las amistades en sus vidas.

2) ¿Tu Sermón Habla De Jesucristo?

Un funeral es esencialmente una oportunidad para celebrar a la persona que murió. El trabajo del predicador es dar un paso más y hacer que se trate de la persona que resucitó de entre los muertos. Es una tarea delicada, pero no hay que huir por miedo a ofender a los incrédulos presentes. La muerte les acaba de golpear en la cara al ver morir a su ser querido. ¡Habla sobre Jesús!.

En Lucas 13:1-5, la gente le preguntó a Jesús sobre las personas que habían muerto al caer torre de Siloé en un accidente de construcción. Jesús aprovechó la ocasión para llamarlos al arrepentimiento. No desperdició la conciencia de ellos sobre mortalidad en ese momento. Cuando la gente está en presencia de la muerte, el trabajo del predicador es señalarles sobre la eternidad. Hazlo con amor y de una manera dócil, pero debes hacerlo.

3) ¿Tu Sermón Va a Traer Conforto Y Paz?

Predica el Evangelio como un hombre enamorado por los que sufren. El Evangelio siempre es difícil, pero nunca es duro. Cuando la gente está de luto, el Evangelio debe darse como un bálsamo amoroso, no como una bala de ira. Es mucho mejor bombardear a las personas que están de luto con la esperanza del perdón que bombardearlas con su pecado.

4) ¿Tu Sermón Es Un Desafío Para Quien Lo Escucha?

Ahora bien, no deje que el filtro anterior le impida hacer que el sermón sea desafiante. Los sermones fúnebres deben recordar a su audiencia. De eso se trata el filtro anterior. Se ha dicho muy bien que el trabajo del predicador es consolar a los afligidos y afligir a los que están acomodados. Este es uno de esos momentos en los que la tarea principal debe ser consolar a los afligidos. Aunque, eso no significa que desperdiciemos la oportunidad de desafiar a los incrédulos a una relación salvadora con Cristo. Aquí un ejemplo:

«En sus últimos días, nuestro hermano tuvo un gran consuelo al saber a dónde se dirigía. Hoy, ¿sabes tú a donde ira tu vida? ¿Es la esperanza de este hermano tu esperanza?» Ilumina la escalera que lleva a Cristo. No los arrastres por las escaleras gritando y pateando. Señala el camino. Abre la puerta.

5) ¿Tu Sermón Es Bíblico Conforme A La Palabra?

Este es el último filtro. Después de haber preparado su sermón hazte esta pregunta: ¿es este sermón fiel a las escrituras y a la verdad bíblica? Podemos celebrar a los difuntos, mencionar el nombre de Jesús, consolar y desafiar a la gente, pero si el mensaje del sermón no son congruentes con la Biblia no tendrá poder para cambiar vidas. Puede que haga algunos amigos con su poesía, pero habrá desperdiciado la oportunidad de ser parte de un cambio de vida duradero si la Biblia no se refleja directamente en las cosas que se hablan en un funeral.

Los sermones para funerales cristianos deben celebrar a los hermanos que partieron y llevar a la gente al Cristo resucitado. Son tareas difíciles, pero quizás no hay otro momento en el que la gente sea tan consciente de su propia muerte y potencialmente despierte a Jesús y a la eternidad.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí