Responsabilidades-lider-cristiano-biblia-versiculos-biblicos
Responsabilidades De Un Líder En La Biblia

Responsabilidades De Un Líder En La Biblia

Pero Satanás se levantó contra Israel, e incitó a David a que hiciese censo de Israel (1 Crónicas 21:1).

Recién salido de una gran victoria sobre los filisteos, el rey David cometió un grave error. En lugar de confiar en Dios para su próxima batalla, realizó un censo destinado a medir su poderío militar y determinar sus posibilidades de victoria. Como resultado, setenta mil israelitas perecieron. Esta historia nos enseña tres lecciones muy importantes sobre la responsabilidad del liderazgo:

(1) Como líder, usted es el objetivo especial de Satanás

Él sabe que para llegar a los demás, debe pasar por usted, así que utilizará todas las estrategias que tenga para derribarlo. «Satanás se levantó contra Israel e incitó a David a hacer un censo». La junta directiva promedio probablemente lo habría considerado una buena idea, pero Dios lo vio como un acto de arrogancia e incredulidad.

(2) No seas presuntuoso

No permitas que tu última victoria te haga confiar demasiado en tu próxima batalla. Nunca habrá un momento en el que no necesites a Dios. El hecho de que Dios acabara de conceder a David una gran victoria debería haberle hecho más, no menos, dependiente de Dios. Pablo escribió: «no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios, el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, más el espíritu vivifica» (2 Corintios 3:5-6).

(3) Escuchar los consejos de los sabios

Joab, uno de los generales de David, le advirtió que estaba cometiendo un grave error. Sin embargo, la palabra del rey desmintió a Joab (1 Crónicas 21:4). Puede que tengas grandes dones, pero no los tienes todos. Donde tú tienes puntos ciegos, otros suelen tener una visión 20/20. «Más en la multitud de consejeros hay seguridad» (Proverbios 11:14), así que escucha a las personas que Dios puso en tu vida para guiarte y protegerte.

Responsabilidades Bíblicas De Un Verdadero Liderazgo

No que seamos competentes por nosotros mismos… sino que nuestra competencia proviene de Dios (2 Corintios 3:5-6).

David estaba «en una racha ganadora». Seguía ganando batalla tras batalla. Tenía un toque de oro. Pero el éxito puede subirse a la cabeza, y David no estaba exento. Comenzó a preguntarse: ¿Qué tan fuertes somos? En ese momento, realizó un censo y descubrió que tenía un millón cien mil hombres [de combate] (1 Crónicas 21:5). Eso podría tentar a cualquiera de nosotros a pensar: Con un ejército de este tamaño, y un historial de éxitos, ¿quién necesita orar por la ayuda de Dios o pedirle un plan? Ese fue el punto en el que Dios intervino y juzgó a David, y setenta mil israelitas murieron innecesariamente (ver 1 Crónicas 21:14).

Este es otro aspecto del liderazgo que debes tener en cuenta: tus errores pueden perjudicar a otros. No solo eres responsable ante los que están por encima de ti; eres responsable de los que están por debajo de ti. Después de todo, si tus buenas decisiones tienen la capacidad de bendecir y guiar a las personas, tus malas decisiones tienen el potencial de dañarlas. David dijo a Dios: Y dijo David a Dios: ¿No soy yo el que hizo contar el pueblo? Yo mismo soy el que pequé, y ciertamente he hecho mal; pero estas ovejas, ¿qué han hecho? Jehová, Dios mío, sea ahora tu mano contra mí, y contra la casa de mi padre, y no venga la peste sobre tu pueblo (1 Crónicas 21:17).

Dios respondió amablemente a la oración de David, y el juicio fue levantado de Israel. Así que necesitas la guía de Dios por tu propio bien, por el bien de la gente que te rodea, y para que te dé la gracia de aceptar la responsabilidad cuando falles. No intentes ocultar tus fracasos, ni culpar a los demás, ni huir de Dios. Reconócelos, crece a través de ellos y sigue siendo más sabio.

Aquí algunos versículos bíblicos para profundizar este estudio: Levítico 22-25, Lucas 23:8-25, Salmos 32, Salmos 69:1-6 Proverbios 10:4-5

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí