No-ores-por-prosperidad-ora-por-sabiduria-algo-mayor-biblia
Orando Por Entendimiento Y Sabiduría: El Ejemplo del Rey Salomón

Orando Por Entendimiento Y Sabiduría: El Ejemplo del Rey Salomón

Yo sé que muchos de nosotros oramos a Dios de día y de noche, y eso está bien. El problema está en la forma de orar. Nosotros oramos así: Dios bendice mi vida, dame salud, más años de vida, bendice la vida de mis hijos, de mi familia, dame prosperidad y que tenga lo suficiente para pagar mis cuentas. Esa es una oración un poco egoísta. Nosotros le pedimos cosas materiales a Dios, y eso no está mal, pero ese es el nivel más bajo. Hay niveles más altos por los cuales pedir. Y eso es lo que quiero compartir contigo hoy.
Mira conmigo la petición que hace el rey Salomón, uno de los hombres más ricos sobre la faz de la tierra:

Salomón no ora por riquezas y mucho menos por prosperidad, el ora por entendiento y sabiduría.

1 Reyes 3:9 dice: “Dale a tu siervo un corazón entendido… para que pueda discernir entre el bien y el mal.”

¿Alguna vez te has preguntado por qué Dios hizo al rey Salomón el hombre más rico de su época?

Aquí está la respuesta: «Dios dijo… ‘Porque tú… no has pedido para ti muchos años, ni has pedido para ti riquezas… sino que has pedido… inteligencia… te he dado un corazón sabio y entendido, para que no haya antes de ti nadie como tú, ni después de ti se levantará otro como tú. Y también te he dado lo que no pediste: riquezas y honra, de modo que entre los reyes no haya ninguno como tú en todos tus días» (vv. 11-13).

Antes de pedirle a Dios el éxito material, dinero, finanzas y prosperidad, pídale sabiduría y entendimiento. ¿Por qué pastor? Porque cuando tienes esas dos cualidades, Dios puede confiarte el éxito material porque sabe que lo usarás para hacer Su voluntad y para glorificarlo.

Entonces, ¿qué es exactamente el entendimiento? ¡Es la suma total de conocimiento y sabiduría! Es la capacidad de interpretar la vida a la manera de Dios: Es ver lo que Él ve en una persona o situación. En otras palabras, el entendimiento es la capacidad de ver a través de los ojos de Dios, escuchar a través de Sus oídos, pensar a través de Su mente y sentir a través de Su corazón.

¿Cuál es la respuesta ante un conflicto matrimonial? ¡Entendimiento y sabiduría! ¿Cuál es la respuesta ante un conflicto entre padres e hijos? ¡Entendimiento y sabiduría! ¿Cuál es la respuesta ante un conflicto empresarial? ¡Entendimiento y sabiduría! Por esa razón, en proverbios dice “Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría; Y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia. Engrandécela, y ella te engrandecerá; Ella te honrará, cuando tú la hayas abrazado.” (Proverbios 4:7-8).

Así que el día de hoy, como dice el proverbio: Ora por entendimiento, discernimiento y sabiduría. Porque estás 3 cosas son más importantes que toda la riqueza material de la tierra.

Oro para que Dios derrame de su sabiduría a tu vida por medio de su palabra que está en Jesús.

¡No Ores Por Prosperidad, Ora Por Algo Mayor!

4 COMENTARIOS

  1. Querido Miguel, no dije que el orar por la provisión material sea malo. Dije que hay un nivel más alto para empezar a orar, y la sabiduría y el entendimiento son fundamentales antes de actuar. Mil bendiciones y agradezco el comentario.

  2. Que bendicion poder cada día saber que Dios nos habla a través de este devocional…
    Gracias gloria a Dios

  3. Sobre el orar pidiendo entendimiento y sabiduría en vez de pedir cosas materiales.
    Pienso que es correcto el orar así. No pidiendo cosas materiales. En mi caso no es tanto que le he pedido a Dios cosas materiales pero he llegado a un momento en mi vida 59 años y desempleado. En que me siento que estoy en deuda con mis hijos sobre todo. Entiéndase que lo único que me llena a esta hora es poderle ayudar. Sin embargo por mi situación no puedo. O casi no puedo. Puesto k por lo menos le estoy sirviendo de albergue a dos de mis 4 hijos y eso es algo que a esta hora le agradezco a Dios el que pueda darles a ellos ese servicio. Pero reconozco que le he pedido a Dios por provisión pero en él sentido de que si pudiera ayudar a mis hijos. Lo haría desde ahora. Y no esperaría casi morirme para pretender hacer algo más por ellos. Lo quiero ahora y es por eso que le he pedido a Dios por algo de provisión para así poder compartir con mis hijos. Pero tbn a esta hora siento que es mi deseo ayudar tbn a mucha gente que necesite. Pero para eso necesito el poder hacerlo económicamente. Por lo que en mi caso no me he sentido mal por pedir materialmente. Pues sabe Dios que mi corazón a esta hora solo está presto a ayudar y no a otras cosas.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí