[GRUPOMINISTERIOMUJER]Jesús y yo, somos dierentes

¿Jesús y yo somos diferentesí
Por: Gonzalo Del Aguila Utia

Lucas 4: 16 - 30.

16 Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
17 Y se le dio el libro de profeta del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:
18 El Espíritu del Señor está sobre mí,
Por cuanto me ha ungido para dar buenas
Nuevas a los pobres;
Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;
A pregonar libertad a los cautivos,
Y vista a los ciegos;
A poner en libertad a los oprimidos;
19 A predicar el año agradable del Señor.
20 Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban
fijos en él.
21 Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.
22 Y todos daban buen testimonio de él, y estaban maravillados de las palabras de gracia que salían de su boca, y decían: ¿No es éste el hijo de José?
23 Él les dijo: Sin duda me diréis este refrán: Médico cúrate a ti mismo; de tantas cosas que hemos oído que se han hecho en Capernaum, haz también aquí en tu tierra.
24 Y añadió: De cierto os digo, que ningún profeta es acepto en su propia tierra.
25 Y en verdad os digo que muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando el cielo fue cerrado por tres años y seis meses, y hubo una gran hambre en toda la tierra;
26 pero a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una mujer viuda en Sarepta de Sidón.
27 Y muchos leprosos había en Israel en tiempo del profeta Eliseo; pero ninguno de ellos fue limpiado, sino Naamán el sirio.
28 Al oír estas cosas, todos en la sinagoga se llenaron de ira;
29 y levantándose, le echaron fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada la ciudad de ellos, para despeñarle.
30 Mas él pasó por en medio de ellos, y se fue.
Vemos que Jesús regresó a su tierra Nazaret, puesto que la Biblia dice que es el lugar donde se hubo criado, es decir el lugar donde todos le habían visto crecer, desenvolverse en la sociedad, y desarrollarse como persona humana en todo aspecto de su vida. Luego dice que en ?el día de reposo? Él mismo entró en la sinagoga, ahora la pregunta es ¿Qué era una sinagoga? La Nueva Concordancia Exhaustiva Strong dice que la sinagoga era:

Una asamblea de personas específicamente judías, que por analogía se refiere a la iglesia cristiana o la congregación. Para ese entonces Jesús era un adulto aproximadamente de 30 años, y vemos con claridad que nadie le forzó a entrar en la sinagoga, ya que a este lugar los judíos iban para aprender más sobre la Ley, los Salmos y los Profetas.

 
Imagina esto, Jesús siendo 100% hombre y 100% Dios (esto entenderás por medio del meditar en la Palabra y con la ayuda del Espíritu Santo) iba a las sinagogas para aprender más de Dios, y no en vano Dios ahora nos dio la Biblia para aprender de Él, no de nuestras circunstancias, y con todo esto nos da ejemplo a no dejar de congregarnos como muchos tienen por costumbre (He. 10: 25).
 
Quizá me digas: Es que es el único día en que puedo descansar, o estar a solas con mi familia, o en el que tengo tiempo para mí mismo, etc. Etc. Etc. Todas estas cosas son excusas que ponemos como seres humanos que somos. Dice a demás que todo esto Jesús hacía conforme a Su COSTUMBRE. Una costumbre es algo que en verdad nos gusta hacer es algo que no podemos dejar de hacerlo ya que nos hemos habituado a ello.
 
También dice que Jesús se levantó a leer, todo esto me indica que Jesús era una persona que estaba activa en la iglesia, es decir participaba en todo lo que podía, sabes que una de las mejores maneras en las que puedes descubrir o dejar que Dios te hable sobre el llamado en tu vida es, al estar activo a Su servicio en la iglesia a donde asistes.
 
Es allí donde aprendes a cómo comunicarte con Dios en oración todos los días, es allí donde aprendes a adorar a Dios con tus hechos, pensamientos, palabras, vida entera, etc. Es allí donde aprendes a convivir junto con otros hermanos y hermanas es decir orar unos por otros, apoyarse el uno al otro y muchas cosas más.
 
Cuando Jesús abrió el libro  del profeta Isaías y leyó todo lo que Dios le llamó a hacer, allí estaba una lista de las cosas que Dios le llamó a hacer en beneficio de la humanidad entera. Pero que no se quede en tu mente el hecho que simplemente todo esto fue para Jesús y no es para ningún otro más, déjame decirte que esta obra es para ti también, puesto que tienes a Cristo en tu vida, y ahora mismo Jesucristo está viviendo en tu corazón y en todo tu ser. Lo único que no puedes hacer tú ni yo, es morir por los pecados de alguien más, porque Jesús ya nos quitó el pecado del mundo y nos dio Su perdón.
 
Así que Jesús proclamó todo lo que tendría que hacer a beneficio de la humanidad, fíjate que al momento de entregar el libro al ministro, los ojos de todos estaban fijos en Él. Cuando Él les dijo: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de ustedes. Al principio todos escucharon y estaban atentos a las palabras que decía, la Biblia dice que Jesús decía palabras de gracia, todos decían buenas cosas de él, hasta que comenzaron a razonar y develar su vida, su origen, su linaje, de todo un poco.
 
Fue ahí cuando la gente comenzó a despreciarle, puesto que no veían al escogido por Dios para salvación a la humanidad, sino que simplemente veían a otro hombre más, era imposible que sea el elegido de Dios para librarles de toda clase de opresión. Y cómo era posible que un mero hombre como Él se atreviese a decir que él es el cumplimiento de ésa
profecía.
 
Entonces Jesús les responde: Sin duda me diréis este refrán: Médico cúrate a ti mismo; de tantas cosas que hemos oído que se han hecho en Capernaum, haz también aquí en tu tierra. Y añadió: De cierto os digo, que ningún profeta es acepto en su propia tierra.
 
Hasta esos instantes la gente ya se estaba enfureciendo con él, porque les dijo lo que en verdad ellos querían, todos ellos querían que Jesús les diese pruebas de que era el Mesías Hijo de Dios Prometido por Dios al Padre Abraham. Es decir le estaban diciendo que no le creerían, si es que no veían algo material o visual que en verdad respalde que lo que dijo era Verdad.
 
Jesús luego llega a darles una comparación que se supone sería claro para ellos entendidos en la Ley, los Salmos y los Profetas, les habla de Elías y la viuda, de Eliseo y Naamán. Pero ni aún así aceptaron lo que les dijo.
 
Puedo ver en este pasaje dos aspectos de la Palabra de Dios, La Palabra Escrita para todos y la Palabra Directa para ti específicamente. Fue un hecho real que hubo una gran hambre en toda esa tierra en ese entonces, aunque Dios suplía para que la gente no muriese, fue directamente a la Viuda de Sarepta de Sidón a la cual se le suplieron las cosas más abundantemente de lo que ella esperaba o imaginaba recibir (Ef. 3: 20). Habían muchos leprosos que pudieron ser sanados en ésa época juntamente con Naamán, más la palabra directa de sanidad fue para él.
 
Lo cual nos lleva a concluir ahora mismo, nosotros tenemos la Palabra de Dios Escrita (La Biblia) la cual todos los cristianos la leemos, al menos no todos los días pero la leemos en la iglesia de forma general, pero hay una palabra directa de Dios, ésa palabra que Dios te dijo y te confirmó por medio de la Biblia, y que ha hablado a tu corazón y en la cual estás firme, esa palabra es conocida en el mundo cristiano como el Rema de Dios aunque la Nueva Concordancia Exhaustiva Strong la escribe Jréma, es decir la palabra hablada por Dios específicamente para ti, la cual sólo tú lo puedes lograr cumplir y nadie más.
 
Por tanto no tenemos excusas de decir que esto no es para nosotros, puesto que como cristianos la mayoría tenemos nuestras propias Biblia, y Dios ya te ha hablado en algo sobre todo esto. Además tienes todos los beneficios de ser hijo(a) de Dios. Ef. 1: 3.
 
Entonces volvamos al hecho de las circunstancias que le están pasando a Jesús en esos instantes en la sinagoga, ya todos oyeron que él es el cumplimiento de la Palabra de Dios, escucharon las palabras de gracia que salían de su boca, aun daban buen testimonio de él, hasta que comenzaron a indagar en su pasado, es todos sus rasgos familiares, etc.
 
Fíjate ahora en lo que está pasando:
28 Al oír estas cosas, todos en la sinagoga se llenaron de ira; 29 y levantándose, le echaron fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada la ciudad de ellos, para despeñarle.
 
La reacción de todos ellos en contra de Jesús fue colectiva, todos estaban llenos de ira, ahora pues, nosotros muchas veces lloramos porque nos sacan del ministerio temporalmente por causas injustas, o porque no nos dejan ministrar en otras iglesias, o a lo mejor no nos dejan entrar en el ministerio ya que todos los demás tienen su círculo en el ministerio. Y nos quedamos a lamentar y llorar; por qué me pasan estas cosas, no se supone que deben entender que lo que me dio el Señor es para beneficiar a mi familia, iglesia, comunidad, ciudad, nación, continente, y el mundo entero y que ello les incluye. Y nos quedamos de brazos cruzados esperando que Dios cambie las circunstancias.
 
Fíjate bien en esto, vuelve a leer los versos 28 y 29, estaban tan llenos de ira que sacaron a Jesús no sólo de la sinagoga, lo votaron de la ciudad, la tierra donde se había criado, el lugar donde se supone le debían honrar al menos como personaje ilustre y de buena aceptación en la tierra. Y no sólo eso lo llevaron a la cumbre del monte de la cuidad, con el fin de matarlo, por atreverse a blasfemar o burlarse de ellos.
 
Como cristiano, las circunstancias, tu carne, el diablo, todos te quieren matar, no por el hecho de quién eres en ti mismo, por el hecho de quién tú eres En Cristo, quieren matar al Cristo que vive dentro de ti, quieren matar al Cristo que gobierna tu vida, quieren matar al Cristo que salva más vidas por medio de Ti. Por eso es que suceden cosas en tu vida que muchas veces no tienen justificación o razón para que pasen, mas bien debes recordar que Cristo está en Ti desde el momento que le invitaste a entrar en tu corazón.
 
Pero veamos cuál es la reacción de Jesús en todo esto. El verso 30 dice: Mas él pasó por en medio de ellos, y se fue.
 
Con esto Jesús demuestra que es Victorioso en Todo aspecto y momento. Sabía que tenía un llamado que cumplir y que nadie ni nada le detendría en esto, y sea como sea él se iba a mantener firme en la Voluntad de Su Padre, ya que vino para hacer la Voluntad del Padre que le envió (Jn. 6: 38 ? 40).
 
No veo en ningún momento en esta circunstancia a Jesús ponerse a llorar u orar al Padre para que le libre de todos y todo ello. Sencillamente se paró firme y se fue demostrando ser Victorioso, éste es el mismo Jesús que vive dentro de ti.
Piensa en todo lo que pasas, en todo lo que has vivido, y en las gloriosas bendiciones que Dios te ha dado hasta ahora, y las que te esperan, ¿sabes que nadie más puede lograr lo que tú lograrás en Cristo? Eres un ser único en su especie y así de único como Te creó, también te quiere Usar para llevar más almas para Cristo, y que la tierra se llene de la gloria de Dios como las aguas cubren la mar.
 
Se bendecido en todo tu meditar en Él, y sólo a Él sea toda la gloria por todos los siglos. Amen.
 
GONZALO
Saludos y muchas bendiciones


LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte