La Desnutrición en la Vida Cristiana

La Desnutricion y la BibliaLa Desnutrición en la Biblia

La desnutrición es una patología que impacta en todo el organismo de la persona, originada en un balance negativo entre los nutrientes aportados y los que realmente necesita. Esta alimentación no balanceada perjudica el desarrollo físico y mental, provocando notorias consecuencias como: fatiga, mareo, pérdida de peso y la fuerte predisposición a infecciones, como así también condicionando su rendimiento intelectual, llevando en muchos casos a la desnutrición crónica y ocasionando daños perjudiciales de por vida.

De acuerdo a investigaciones realizadas, se ha detectado en Argentina, un problema serio de desnutrición:

· El 20% de los niños argentinos pasa hambre.

· Tres niños mueren cada día a causa de enfermedades relacionadas con la desnutrición.

· 8.500.000 niños están en la miseria.

· Siete de cada diez chicos no cubren sus necesidades básicas.

· 4.400.000 se encuentran debajo de la línea de pobreza, son indigentes.

Decimos que la iglesia atraviesa por un problema similar. Es notable ver la falta de crecimiento y madurez espiritual o un crecimiento insano, sin el desarrollo y ejercicio de sus dones. Esto se observa tanto en el cuerpo de ancianos como en los miembros.

Dice Pablo a Timoteo: “Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido” 1 Ti. 4:6.

¿De qué manera un ministro es nutrido?

CON LA PALABRA DE DIOS

La lectura de las Sagradas Escrituras es imprescindible. “Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación…” 1 P. 2:2.

Así como la leche materna es indispensable para el recién nacido, pues contiene todas las vitaminas y proteínas para el bebé, lo es también la Palabra de Dios para el recién nacido espiritualmente.

Después de un período, la leche sola, no sustenta. Es necesario agregar alimento sólido. En la vida cristiana sucede lo mismo; por eso es la exhortación del escritor a los hebreos: “Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír. Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en

la palabra de justicia, porque es niño; pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal” He. 5:11-14. Continua …..

SI DESEA DESCARGAR EL ARCHIVO EN PDF PUEDE HACER CLICK AQUÍ

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

2 comentarios

  1. QUE HERMOSA PALABRA PUES LOS QUE YA CONOCEMOS DE DIOS NO PODEMOS SEGIR IGUAL

  2. QUE HERMOSA PALABRA PUES LOS QUE YA CONOCEMOS DE DIOS NO PODEMOS SEGIR IGUAL

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

62 Compartir
Comparte62
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte