Jesús el verbo de Dios

Jesús el verbo de Dios

En el principio [antes de que existiera el tiempo] era el Verbo [Cristo], y el Verbo era con Dios, y el Verbo [Cristo] era Dios… Y aquel Verbo fue hecho carne [se hizo humano] y habitó entre nosotros.– Juan: 1:1,14a

La deidad del Señor Jesucristo es algo que nunca debería ser puesto en tela de juicio por ningún creyente que ha nacido de nuevo. Nuestra salvación está basada en el hecho de que Jesucristo es Dios, la segunda persona de la deidad: Dios Hijo.

Juan, el discípulo y apóstol amado, despeja cualquier duda que pueda existir en cuanto a esto en Juan 1:1,14. Cualquiera que dude de lo que dicen esos versículos es posible que no haya nacido en el reino de Dios, porque la deidad de Jesucristo es el fundamento de nuestra fe.

Sin embargo, al leer los evangelios vemos que Jesús, en sus 33 años que vivió en este mundo, no anduvo anunciando que Él era Dios. Él sí confesó ser el Hijo de Dios, el Mesías y que Dios era su Padre (lo que enfureció a los fariseos), pero nunca afirmó ser el Dios Altísimo. De hecho, les dijo a los discípulos que Dios el Padre era mayor y más poderoso que Él (Juan 14:28).

La razón es simple: Él había venido al mundo no solo como Dios sino también como hombre. La Palabra dice que Jesús se despojó de su poder divino y tomó forma humana, con todas sus limitaciones. Pero como Dios era su Padre, Jesús no nació con la naturaleza pecaminosa con la que nacen todos los hijos de Adán. Sin embargo, como nació de mujer, en todos los otros aspectos era hombre, y se llamó a sí mismo el Hijo del Hombre o, literalmente, el Hijo de Adán.

Entonces, ¿cómo hizo todas esas obras poderosasí De la misma forma que Él espera que nosotros las hagamos hoy: por la unción y el poder del Espíritu Santo (Hechos 10:38). Él dijo: “Es el Padre en mí quien hace las obras”.

¿Qué significa eso para nosotrosí Significa que Jesús quiso decir exactamente lo que dijo cuando afirmó que nosotros como creyentes podríamos hacer las obras que Él hizo (Juan 14:12). Significa que como hijos de Dios nacidos de nuevo y llenos del mismo Espíritu Santo, como Jesús lo fue, tenemos la oportunidad de vivir como Él vivió cuando estuvo en el mundo. De hecho, ese es exactamente su propósito. Él nos precedió, como hombre, y nos abrió el camino. Entonces no nos limitemos a admirarlo por eso, sino a seguirle.

Juan 14:1-15

14:1 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. 
14:2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 
14:3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. 
14:4 Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino. 
14:5 Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino?
14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. 
14:7 Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto. 
14:8 Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta.
14:9 Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? 
14:10 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras. 
14:11 Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras. 
14:12 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. 
14:13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. 
14:14 Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.
14:15 Si me amáis, guardad mis mandamientos. 

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org – llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

119 Compartir
Comparte116
WhatsApp
Tweet
+13
Pin
Comparte