Familia

¡Cristiano eres miembro de la familia de Dios!

¡Cristiano eres miembro de la familia de Dios! “…NOS HIZO RENACER PARA UNA ESPERANZA VIVA…” (1 Pedro 1:3b) Dios quería una familia, así que te creó a ti para que fueras parte de ella. Nuestras familias aquí en la Tierra son maravillosas pero frágiles, rotas a menudo por la distancia, el divorcio, el envejecimiento e, inevitablemente, la muerte. Por otra parte, nuestra familia espiritual continuará por toda la eternidad. Esa familia es una unión mucho más fuerte, un vínculo mucho más permanente que cualquiera de nuestras relaciones de sangre. En el momento en que nacimos en la familia de Dios, se ...

Leer más »

Cuando el conflicto llega a la familia. Parte 2

“QUE NO HAYA CONTIENDA ENTRE NOSOTROS… PORQUE SOMOS HERMANOS” (Génesis 13:8 LBLA) Cuando el conflicto llega a la familia. Parte 2 Los conflictos en las familias sacan a la luz lo mejor y lo peor de nosotros. De hecho, el problema en sí no es el conflicto, sino el carácter; el conflicto sólo revela lo que valoramos de verdad. Para Abram, lo más importante era la familia; Lot, en cambio, buscaba “hacerse rico”. Abram quería, por encima de todo, la harmonía; Lot buscaba la supervivencia. A Abram le motivaba su fe; a Lot su avaricia. Abram era un dador; Lot ...

Leer más »

Cuando el conflicto llega a la familia. Parte 1

“…NO HAYA CONTIENDA ENTRE NOSOTROS…” (Génesis 13:8 LBLA) Cuando el conflicto llega a la familia. Parte 1 El conflicto entre Abram y Lot nos enseña principios importantes acerca de nuestras familias. Lot había vivido en paz en el hogar de su tío Abram. Éste le había llevado consigo en su viaje de fe; hasta que un día surgió un altercado. Y puesto que el conflicto revela el carácter de las personas, Lot manifestó su verdadero ser. Dado que los rebaños de ambos eran cada vez más grandes para pastar en los mismos campos, Abram sugirió que se dividieran la tierra, ...

Leer más »

Cristiano dale gracias a Dios por tu familia

“LOS HIJOS… SON RICAS BENDICIONES…” (Salmo 127:3 DHH) Dale gracias a Dios por tu familia Si te has olvidado de lo afortunado que eres de tener una familia con hijos, lee: “¡Estaba harto! Los niños no paraban de hacer ruido, estaban pesados, insoportables. Me sentía muy cansado y bastante hastiado; mi mujer también. Así que decidí escapar de todo y tomarme un día para mí -un día para hacer lo que me viniera en gana. Disfrutaría lo máximo, sería egoísta, no me privaría de nada y sólo me preocuparía de mí mismo. Salí de casa con dinero en el bolsillo. ...

Leer más »