Devocional Diario – Juicios injustos

Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios.Marcos 15:39.

Verdaderamente este hombre era justo. Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. Lucas 23:47 y 42.

En 1997 el Parlamento Federal de Alemania aprobó una ley que anulaba 500.000 juicios injustos del nacionalsocialismo, juicios dictados por razones políticas, militares, racistas, religiosas o ideológicas. Fue una tardía reivindicación o rehabilitación de las víctimas.

Pero, ¿qué hay del juicio injusto más grande de la historia universal? Pensamos en la condena a muerte de cruz del Señor Jesucristo.

Enumeraremos sólo algunas particularidades de aquella injusticia:

-El Señor era perfecto y sin pecado, las falsas afirmaciones de los testigos sobornados no coincidían.
-Los jueces judíos actuaban con parcialidad y eran movidos por la envidia. Aunque Jesús había demostrado mediante sus hechos y palabras que era Hijo de Dios, lo rechazaron a él y su soberanía.
-Pilato, el gobernador romano, se vio obligado a confesar que Jesús era inocente; sin embargo lo condenó.

Esta fue la respuesta de los hombres al amor del Hijos de Dios. ¿No debería anularse ese juicio injusto? ¿Pero a qué instancia apelar? Públicamente este juicio será abolido cuando Jesucristo ?venga en su reino? con poder y gloria. Pero desde ahora cada ser humano puede rechazar esa injusticia. El centurión romano lo hizo cuando reconoció que verdaderamente Jesús era el Hijo de Dios, y el malhechor en la cruz cuando confió en Cristo como su Salvador y Señor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí