Amadas/os hermanos en Cristo Jesús, les bendigo en este nuevo dia y clamo al Dios de todo amor y gracia por cada uno de ustedes a quien llevo en mi. Corazon.

Levántese Dios, sean esparcidos sus enemigos, Y huyan de su presencia los que le aborrecen. Salmos 68:1
La presencia de Dios es tan poderosa que los enemigos del Señor tienen que huir derrotados. La Biblia nos enseña que el Señor está sentado en el trono como una figura que esta gobernando con autoridad y superioridad pero cuando se levanta es para ejecutar justicia y verdad.
El pasaje de hoy dice que los enemigos huyen de su presencia. Siempre la luz esparce a las tinieblas. Se dice que la velocidad de la luz es de ciento ochenta y seis mil millas por segundo. Es como un rayo que aparece a una velocidad increíble. Cuando la luz aparece la oscuridad desaparece. Ese es el concepto del pasaje de este día: Cuando clamamos al Señor para que nos ayude a vencer a nuestros enemigos, El se levanta y a la velocidad de la luz ellos son esparcidos. Los cristianos tenemos autoridad delegada en el Nombre de Jesús. Si los cristianos utilizáramos con mayor fervor y vehemencia la Autoridad de Cristo como utilizamos otras cosas hace tiempo que tendríamos un avivamiento en nuestro mundo de hoy y las almas buscarían con mas fuerzas a Dios.
La autoridad de nuestro Dios nos pertenece pues El la delegó a Su Iglesia, que es el cuerpo de Cristo, compuesta por todos aquellos que le han recibido como El Salvador y caminan en fiel obediencia a Su Palabra. ¡Muchos cristianos temen hacer guerra espiritual cuando en realidad Dios nos designó para que las fuerzas del mal nos teman a nosotros pues tenemos de nuestro lado la autoridad de Cristo! Es tiempo que utilicemos la autoridad de Cristo para esparcir a nuestros enemigos que en definitiva son también los enemigos de Dios. No nos quedemos pasivos ¡Utilicemos la autoridad de Cristo para que nuestros enemigos sean esparcidos!
Levántate con poder y en el Nombre de Jesús, haz guerra espiritual para esparcir de tu lado todo poder de las tinieblas, el Espíritu Santo que mora en ti es el que te da el poder que necesitas para ser un victorioso.
Démosle muchas Gracias al Señor porque en Él tenemos autoridad espiritual para batallar contra las fuerzas del mal y verlas esparcidas en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo. En este miercoles batallemos en ayuno y oracion para ser un pueblo victorioso, Dios esta esperandonos con sus brazos extendidos para recibirnos y abazarnos con su dulce y tierno amor.
Dios les bendiga muy ricamente.

ALEJANDRO PRESA.

PROPIEDAD UNICA DE DIOS.
SIERVO DEL DIOS VIVIENT
isaias41_9@hotmail.com
isaias42@adinet.com.uy

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí