SEÑOR, TU ERES TODO LO QUE TENGO          

"Recuerda, Señor, que ando errante y afligido, que me embargan la hiel y la amargura.  Siempre tengo esto presente, y por eso me deprimo.  Pero algo más me viene a la memoria, lo cual me llena de esperanza: El gran amor del Señor nunca se acaba, y Su compasión jamás se agota.  Cada mañana se renuevan Sus bondades; ¡muy grande es Su fidelidad!  Por tanto, digo: «El Señor es todo lo que tengo.  ¡En Él esperaré!".

Lamentaciones 3:19:24 (NVI)


Devocionales Cristianos www.devocionalescristianos.org