LA MUJER VIRTUOSA Proverbios 31:10-31


¿Quién la hallara? 

Este pasaje nos habla de varias cosas interesantes, entre ellas el hecho de que esta mujer virtuosa no solamente se ocupa de su casa y de sus hijos y de su esposo, sino que tiene otros intereses y ocupaciones. Algunos utilizan esto para demostrar que una mujer virtuosa puede (e inclusive debe) trabajar fuera de casa.

Sin embargo, esta mujer en realidad trabaja desde su casa, es decir, nunca abandona su primer deber, que es ser el centro del hogar, sino que aunado a ello, desarrolla varias otras actividades que enriquecen su vida, tanto materialmente como en satisfacción por sus logros personales.

Mientras que el esposo trabaja fuera (en este caso, se trata de una sociedad agraria, en la que la ocupación principal de él es el campo y lo relacionado con la producción agrícola, pero equivaldría a un esposo actual que trabaja en un empleo cualquiera), ella se ocupa del hogar, aunque con mucha más amplitud que una mera ama de casa.

Ella es administradora, una mujer de negocios, sabia para tomar decisiones, prudente, gana bien y tiene la libertad de disponer de sus ganancias como a ella bien le parece. Asimismo, supervisa y planea. Su responsabilidad es grande, pero su capacidad para enfrentarla también lo es.

 


2 COMENTARIOS

  1. El Señor me ha usado en predicar y enseñar su palabra, y siempre estoy interesada en estudiar y aprender a cerca de la Palabra y temas de actualidad. MUCHAS GRACIAS, por compartir con nosotras tan bendecidos mensajes y estudios. Que Nuestro Señor Jesucristo les sigas bendiciendo. Con gratitud Gladys de Díaz

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí