Reflexiones Bíblicas: ¿Quién Esté En el Control?

«Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte» (Proverbios 16:32)

Dwight D. Eisenhower comandó un ejército y fue Presidente de Estados Unidos. Pero cuando Eisenhower era un niño, tenía un temperamento explosivo. Cuando, un día, sus padres no le dejaron hacer algo junto con los hermanos más viejos, se enfureció. Corrió para el lado foráneo y empezó a golpear airadamente el tronco de un manzano. A seguir él se recuerda apenas de su padre agarrándolo, sacudiéndolo enérgicamente y dándole una paliza.

Él fue colocado de castigo en el cuarto sin la cena. Algunos instantes más tarde, su madre entró en el cuarto, lavó sus heridos e hizo vendaje en su mano. En aquel momento Dwight Eisenhower tomó la decisión de que, por el resto de su vida, controlaría su ira y su ira no lo controlaría. Este ha sido un de los momentos más decisivos de su vida.

¿Quién esté controlando nuestras vidas? Nos dejamos dirigir por fuerzas nocivas a nuestro bienestar o ¿comprendemos que somos hijos de Dios y que necesitamos glorificarlo en todas las circunstancias?

Cuando nosotros solo juzgamos al entorno, perdemos la gran bendición de vivir en paz. Cuando dejamos que el egoísmo ocupe un lugar de dirección en nuestras almas, perdemos la grande bendición del amor. Cuando la indiferencia gerencia nuestros anhelos, perdemos la grande bendición de ser una bendición en las manos del Señor.

¿Quién está en el control de nuestras vidas? ¿La capacidad de ver los defectos de los otros? ¿La vanidad que sugiere que somos los únicos capaces delante de la incompetencia de todos? ¿El mundo que sofoca nuestros sueños y expulsa nuestra felicidad? Si la respuesta es «sí», ¿hasta cuándo?

Está en la hora de decir «¡basta!» No le queremos tolerar más. Somos templos santos, construidos para morada del Espíritu Santo de Dios. Él sí debe estar controlando todas nuestras actitudes y mostrándonos la manera cierta de plantear nuestro camino en dirección a la vida de eterna felicidad.

¿Quién está en el control de su vida?

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí