Inicio » Devocional Diario » Devocionales: El plan de Dios para quitar nuestra culpa

Devocionales: El plan de Dios para quitar nuestra culpa

El plan de Dios para quitar nuestra culpa

  Leer | Romanos 8:1-8

La Biblia enseña que un aspecto de la obra del Espíritu Santo es convencer al hombre de su pecado (Juan. 16:8). Su propósito es apartarnos de nuestra iniquidad y dirigirnos a Dios. 

Pedro sintió un gran remordimiento después de negar tres veces a Jesús. Pablo cayo de rodillas en el camino de Damasco cuando Cristo lo confrontó. Ambos hombres respondieron a estas experiencias de culpabilidad arrepintiéndose y siguiendo a Jesús. 

Hubo un tiempo en que todos nosotros estuvimos muertos espiritualmente. La presencia del pecado estaba corrompiendo nuestra naturaleza humana desde adentro, cegándonos a la verdad espiritual. Con una voluntad dirigida a nuestro propio yo, y contra Dios, eramos por naturaleza hijos de ira (Efesios 2:3).

En otras palabras, estábamos bajo condenación y enfrentando la muerte eterna, el pago exigido por Dios por nuestras transgresiones (Romanos 6:23). Por eso, en nuestro estado natural estábamos desconectados del Señor y dirigiéndonos a una separación eterna de El. 

Eramos incapaces para cambiar nuestra situación, pero Dios tenia un plan que satisfaría Su justicia y nos colocaría en Su familia. Envió a Su Hijo, Jesús, para que fuera nuestra Substituto, para llevar nuestro pecado y nuestra culpa muriendo en nuestro lugar. Pero Jesús no solo pago nuestra deuda de pecado, sino que también Su justicia viene a ser nuestra desde el momento que ponemos nuestra fe en El. 

El Espíritu Santo nos convence de pecado delante de Dios y, afortunadamente, no tenemos que estar separados de El ahora o por la eternidad. ¿Ha recibido usted a Jesús como su Salvador personal? Si es así, reconozca entonces que su condición delante de Dios ha sido cambiada de culpable a inocente.

Deja un comentario

20 Compartir
Comparte20
Tweet
WhatsApp
Comparte