“No dejando de congregarnos”

Quería compartir contigo algo que sucedió en mi iglesia hoy, como anécdota … 
 
Faltaba poco para las doce de medio día cuando se escuchó gente gritar, y un gallo que se entró al templo, justo la gente que lo venía persiguiendo para matarlo y comérselo  eran hermanos que no habían ido al culto hace tiempo, y el gallo no salía del templo y ellos no entraban. Mi madre salió y les dijo a ellos que se tomaran ejemplo del gallo, que no quería salir del templo y ellos que al contrario no querían estar en la casa de Dios. Lo cierto es que la gente dejó de perseguirlo y el gallo se quedó en la iglesia, no lo mataron. Mi mamá al finalizar la tarde dijo como comentario, de verdad que el gallo encontró la salvación en la iglesia, cuantas veces no deberíamos acudir así al Señor desesperadamente cuando el mundo nos persigue …

“No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos unos a otros, y mucho más al ver que el día se acerca.” Hebreos 10:25
Escrito por mi amiga Sara Rocha de Bolivia .

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí