Reflexiones Diarias – Avance Espiritual

“Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado” (2 Timoteo 2:15).

“Debíamos hacer un repaso de nuestras vidas todas las noches: ¿Qué flaquezas yo domine hoy? ¿Que sentimientos de ira repelí? ¿Qué tentaciones resistí? ¿Qué virtudes adquirí?” (Marcus Annaeus Seneca)

¿Cómo ha sido nuestra vida delante de Diosí ¿Hemos demostrado, en nuestras actitudes, que hubo una verdadera transformación desde que Cristo entró en nuestros corazonesí
¿Hemos abandonado los deseos carnales y aplicado las enseñanzas del Señor en la edificación de una vida espiritual que glorifica el nombre de Jesusí

Cuando dejamos la vieja naturaleza mundana y comenzamos a disfrutar las delicias de un nuevo vivir, ahora dirigido por Dios, enfrentamos grandes pruebas. A veces nos sentimos debiles en la fe y necesitamos luchar mucho para repeler la fuerza que busca llevarnos de vuelta para el mundo que con regocijo abandonamos.

A veces las tentaciones parecen sojuzgarnos y tenemos que buscar fuerzas para mantenernos firmes en el camino de nuestro Salvador. Sabemos que nuestra lucha no es fácil, pero, sabemos también que podemos contar con a ayuda de aquél que perdonó nuestros pecados, que nos trajo de la obscuridad para la luz, de la muerte espiritual para la vida abundante y eterna.

Somos muy felices y benditos por poder estar ahora en la presencia del Señor. Él nos fortalece y nos ayuda a dominar el odio y el egoísmo, el orgullo y la arrogancia, las flaquezas de la carne y la inseguridad. En Él resistimos las tentaciones y somos más que vencedores en toda y cualquier situación.

Cuando Cristo es nuestro Señor y Maestro, aprendemos a amar al prójimo, a colocarlo en primer lugar, a esparcir, en el mundo, Su luz y Su perfume.

En su repaso diario, ¿que ha prevalecido: defectos o virtudesí