Dios es nuestro amparo y fortaleza

“Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.” Salmo 46:1 (RVR)

Me compartió Eduardo (un gran amigo) este devocional que me hizo mucho bien. Y me pareció excelente para compartirlo:

La duda se nos presenta a menudo en esta forma: “¿Por qué no me ayudó Él antesí” Porque no consideró que era el momento oportuno. Primeramente, Él debe acomodarte a la tribulación y hacer que aprendas tu lección por medio de ella. (Mateo 14:25)

Su promesa es, “Estaré con él en la tribulación, le libraré y honraré.” Él debe estar contigo primeramente en la tribulación todo el día y toda la noche. Después, Él te sacará de ella. Pero esto no acontecerá hasta que deseches tu inquietud y enojo acerca de ella y te calmes y tranquilices. Entonces Él dirá” Es suficiente”. (Salmo 46:10)

Dios usa la tribulación para enseñar grandes lecciones a Sus hijos. Su propósito es educarnos por medio de ella. Cuando la tribulación realiza su trabajo, entonces recibimos una recompensa gloriosa por su mediación. En ella hay un gran gozo y un verdadero valor. Él no considera las tribulaciones como dificultades, sino como oportunidades.

Seleccionado

Una vez oímos decir a un anciano algo que jamás olvidaremos: “Cuando Dios te prueba, entonces es la ocasión oportuna para probarlo a Él poniendo a prueba Sus promesas y reclamar de Él lo necesario para vencer tus pruebas”. (Salmo 80:19 y Hebreos 1:14)

Hay dos caminos para salir de una prueba. Uno consiste en quitarse la prueba de encima y estar agradecido cuando haya pasado. El otro, en considerarla como un desafío por parte de Dios, para que reclamemos una bendición mayor que las que hasta ahora hemos obtenido, y la saludaremos con gozo como a una oportunidad que se nos presenta para obtener una medida mayor de la gracia Divina. Siendo así, aun el enemigo se convierte en una ayuda, y las cosas que parecen estar contra nosotros se transformarán en instrumentos para asistirnos en el progreso de nuestro camino. De seguro, que esto es más que ser conquistadores por medio de Aquél que nos amó. A. B. Simpson

NOTA: Meditación de “Manantiales en el Desierto” del 7 de septiembre – Los versículos entre paréntesis están agregados al original.

Podés confiar en Dios. Él siempre es tu amparo. Y te desafía.

REFLEXIÓN – Podés superar cualquier problema (en Dios).

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

3 COMENTARIOS

  1. gracias por el devocional.es dificil soportar las pruebas y mas cuando se cargan por un tiempo largo, pero DIOS dice q todas las cosas nos ayudan abien, y SIEMPRE quiero seguirle. y se que él cumplirá su proposito en mi..saludos!!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí