2 Cosas Para Impedir Que Te Caigas

“…QUE EL QUE PIENSA ESTAR FIRME, MIRE QUE NO CAIGA” (1 Corintios 10:12)

Cada caída moral tiene su historia. No hay tal cosa como un “pinchazo espiritual”. El acto final y deliberado de tu caída puede ser repentino y desastroso, pero ha ido formalizándose en algún lugar oscuro de tu vida. Pablo comprendió que sus lectores responderían al peligro de caer de una de estas dos maneras:

(1) Sabía que algunos dirían: “Esto nunca me pasará a mí”.

A ellos escribió: “…que el que piensa estar firme, mire que no caiga” (1 Corintios 10:12). El orgullo te hará creer que eres inmune. Así es como el enemigo lo planifica. Tenemos que prestar atención a cada advertencia que las Escrituras proveen. Además, no somos los únicos que estamos en peligro. Cuando el “roble grande” se cae, a menudo se lleva consigo a muchos pequeños.

que mire estar firme caiga.jpg
Mire Que No Caiga

(2) Sabía que otros dirían: “Estoy metido demasiado; nunca podré salir de esto”.

A ellos Pabló escribió: “No os ha sobrevenido ninguna prueba que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser probados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la prueba la salida, para que podáis soportarla” (versículo 13).

¿No son éstas noticias maravillosasí El Señor no sólo entiende tu lucha, sino que promete una estrategia para poder salir de ella, una forma de superarla. Una oveja no puede vencer a un lobo, pero puede derrotarlo cada vez quedándose junto al pastor. Por lo tanto, acércate más a Dios hoy y ¡quédate allí!