5-maneras-formas-en-que-Dios-nos-muestra-su-amor-biblia-versiculos-biblicos
5 Maneras Poderosas En Que Dios Nos Muestra Su Amor

5 Formas Tremendas De Como Dios Muestra Su Amor Por Ti Según La Biblia

Dios nos ama, no porque seamos lindos o merecedores de su amor, sino porque eligió amarnos incondicionalmente. Así que aquí deseo compartir contigo 5 cosas sobre el amor de Dios por ti. Espero que este escrito sea de bendición y que puedas captar un poco de ese amor que excede todo conocimiento.

El Amor de Dios Es Incondicional

La primera es que Su amor es incondicional. Hablando del amor, Jesús dijo una vez «Nadie tiene mayor amor que el que da la vida por sus amigos» (Juan 15:13). Un amigo o un miembro de la familia no pensaría dos veces para salvar la vida de alguien, incluso si eso significa que le hagan daño. La mayoría de los maridos recibirían una bala por la esposa y sus hijos. Ese amor no está condicionado a si solo han tenido un mal día. Incluso con la gripe, el marido todavía tomaría una bala para su familia, a cambio de que ellos vivan, por lo que es incondicional o no condicionada por el comportamiento de la otra persona. ¡Gracias a Dios por eso, porque si Dios solo nos amara por el bien que hacemos o por nuestro servicio a Él, entonces si falláramos en algún momento, el amor de Dios se acabaría, pero sabemos que el amor de Dios es permanente y no depende de nosotros!

El Amor de Dios Es De Sacrificio

Jesús mostró el amor de Dios diciendo a sus discípulos: «Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas» (Juan 10:11). El Buen Pastor murió para que ellos y nosotros pudiéramos vivir. Así es como «Dios muestra su amor por nosotros, pues siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros» (Romanos 5:8). Dios nos amaba aún antes de nuestra conversión, cuando éramos impíos, malvados enemigos de Dios (Romanos 5:6-10). ¿Puede alguien mostrar un amor más grande e incondicional que el de morir por nosotros «Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida» (Romanos 5:10)?

El Amor de Dios Es Eterno

Dios habló por medio del profeta Jeremías y dijo: «Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia» (Jeremías 31:3). Hoy en día parece que el amor depende de lo que otros hacen por nosotros y de lo que nosotros hacemos por ellos, pero el amor de Dios es eterno o sin fin. Aunque seamos infieles, Él nunca nos deja ni nos abandona (Hebreos 13:5). El profeta Oseas describe el amor de Dios escribiendo que Dios «Con cuerdas humanas los atraje, con cuerdas de amor; y fui para ellos como los que alzan el yugo de sobre su cerviz, y puse delante de ellos la comida» (Oseas 11:4). Él nos trajo hasta aquí… Él nos llevará hasta casa.

El Amor de Dios Es Eficaz

Dios nos ama, pero es un amor eficaz o un amor que tiene efectos eternos. Dios hace que seamos vivificados por el Espíritu Santo para que seamos llevados de la muerte a la vida (Efesios 2:1-5). Antes, estábamos muertos en nuestros pecados sin esperanza de Dios. Podríamos pensar que elegimos a Cristo, pero Jesús dijo a sus discípulos: «No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé» (Juan 15:16).

¡Los muertos no pueden elegir nada! Fue nuestro Señor quien dijo que «Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero» (Juan 6:44), así que el amor del Padre nos atrae a Cristo. Nos gustaría pensar que nuestra bondad nos llevó a elegir a Cristo, pero las Escrituras muestran que Él dio el primer paso (Juan 15:16), así que bíblicamente hablando, es Dios quien nos atrajo a Cristo porque Él nos escogió, no nosotros a Él. Eso es lo que significa el amor eficaz.

El Amor de Dios Es De Rescate

Como se dijo en el párrafo anterior, Dios nos escoge. Así como Jesús dice, «Yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece» (Juan 15:19). Esto es parte de lo que dice el libro de Deuteronomio 7. Dios le dijo a Israel: «No por ser vosotros más que todos los pueblos os ha querido Jehová y os ha escogido, pues vosotros erais el más insignificante de todos los pueblos; sino por cuanto Jehová os amó, y quiso guardar el juramento que juró a vuestros padres, os ha sacado Jehová con mano poderosa, y os ha rescatado de servidumbre, de la mano de Faraón rey de Egipto» (Deuteronomio 7:7-8). Solo la bondad de Dios nos hizo salir de nuestro propio Egipto, el mundo del pecado, y Egipto tipifica la esclavitud a la que nos esclaviza el pecado. Solo Dios puede rescatarnos del mundo y de nosotros mismos.

Te das cuenta de que Dios dio el primer paso (1 Juan 4:19) cuando puso Su amor en ti. Él nos amó antes de que nosotros pudiéramos amarlo porque estábamos muertos en nuestros pecados y separados de Dios (Isaías 59:2). Fue solo porque Dios puso Su amor que esta separación termino por medio de Jesucristo. Como declara la Escritura: «Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna» (Juan 3:16). El amor de Jesús por nosotros se manifestó en la cruz; nuestro amor por Jesús se manifiesta en la obediencia, como Él dijo: «Si me amáis, guardad mis mandamientos.» (Juan 14:15).

No podemos decir que amamos a Jesús si nos negamos a obedecer sus mandamientos. Es posible amar a Dios mientras se desobedecen sus mandamientos (1 Juan 3). No estoy diciendo que no fallaremos o pecaremos, pero la práctica del pecado debería disminuir; obedeciendo más a Dios; y evitando el pecado. Esto es lo que se llama santificación y es una obra del Espíritu Santo. Eso también viene de Dios y es una prueba más de que Dios nos ama con un amor eterno: Un amor que nos seguirá hasta su Reino.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí