Que-es-el-corazon-de-carne-piedra-biblia-versiculos-biblicos
Un Corazón de Carne Y Un Corazón de Piedra En La Biblia

Un Corazón de Carne Y Un Corazón de Piedra En La Biblia

Quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne (Ezequiel 36:26).

Cuando te han herido, es fácil poner barreras. Pero favor ten mucho cuidado: una coraza protectora puede transformarse en un «corazón de piedra»: resistente, poco abierto, inaccesible inclusive para el poder y el amor de Dios.

Alguien dijo uno vez que: «Hay algo más triste, y con raíces más serias que un corazón roto, es un corazón de piedra. El grande apóstol Pablo nos advierte sobre esto, el dejar que nuestros corazones sean endurecidos».

«Teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios, por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón» (Efesios 4:18).

Un corazón suave y dócil no es débil o ingenuo. Por el contrario, la sabiduría, la experiencia y la fe hacen que el corazón sea fuerte, curtido por la compasión y sazonado con la misericordia.

El corazón endurecido no está protegido, simplemente está encapsulado en una herida, y es angustiosamente obvio para todos menos para el que lo lleva.

Recuerdo un mes de pruebas en mi vida, era una prueba tras otra, no aguantaba más, así que llame a mi pastor y le dije: ¿Por qué esto no se acaba? ¿Será que Dios me quiere más fuerte de lo que soy? ¡La verdad es que no aguanto más esta situación! Mi pastor en esa época, con la sabiduría de siempre, me respondió:

¿Te has puesto a pensar que tal vez Dios quiere que sea al revés? Todo este tiempo has sido fuerte, Dios quiere que tu corazón sea dócil, abierto y compasivo. Le dije: No lo había visto de esa manera. El desarrollar un corazón de piedra es una respuesta a la traición, desamor, vergüenza, etc. Creemos equivocadamente que esto nos va a proteger de un dolor más fuerte.

El grande problema con el corazón de piedra, no es su característica para no sentir dolor, sino que, no hay amor en él. Tal vez, la persona se sienta autoprotegida, pero la verdad es que va por el camino de la autodestrucción. ¿Sabes una cosa? Dios desea darte un corazón de carne. Con Su amor puedes salir de estas temporadas dolorosas, de derrotas y perdidas, con un corazón que se rinde, abierto y está listo para recibir las bendiciones que Él tiene para ti.

Si deseas profundizar más tu estudio de hoy, te recomiendo leer estos versículos bíblicos: Levítico 15-17, Lucas 22:54-62, Salmos 25:1-7, Proverbios 10:1.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí