Como-construir-relaciones-saludables-no-toxicas-biblia-versiculos-biblicos
¿Cómo Evitar Las Relaciones Según La Biblia? | ¿Cómo tener relaciones saludables y no tóxicas? ¿Qué Dice La Biblia?

¿Cómo tener relaciones saludables y no tóxicas? ¿Qué Dice La Biblia?

«Él sana a los quebrantados de corazón y venda sus heridas» (Salmos 147:3).

Si te estás recuperando de una relación tóxica, es un error correr para tener otra nueva relación. Las personas que no son saludables emocionalmente siempre toman decisiones poco saludables. Algunas heridas tardan más en sanar que otras, pero puedes contar con esta promesa de Dios para ti hoy: «Él sana a los quebrantados de corazón y venda sus heridas».

Todo lo que Dios pide es que le des una oportunidad, él es un caballero y espera tu decisión. Comienza por tomarte un tiempo para escudriñar, meditar y orar Su Palabra y descubrir lo que Él piensa de ti. Su opinión es la única base confiable sobre la cual puedes construir una verdadera autoestima.

Si un Dios perfecto, que sabe de tus luchas y defectos, puede amarte, el mensaje para ti es: ¡gózate! ¡Alégrate!

Recuerda: Solo puedes amar, o ser amado nuevamente, de la misma forma con la que te amas a ti mismo. La próxima vez, asegúrate que tus elecciones no se basen en la necesidad o el temor a estar solo.

Clave de vida: Cuando no te valoras a ti mismo, atraes a personas que tampoco te van a valorar; personas que te usaran para sus propios beneficios. Dios sabe que mereces algo mejor, así que ten paciencia.

Principio: «Enseñas a los demás, a cómo amarte, por cómo te amas a ti mismo». Y a medida que creces espiritual y emocionalmente, te darás cuenta de cuan tóxicas han sido algunas de tus relaciones anteriores.

Si algunas de estas personas se van, Amén (que así sea). A veces hay que renunciar a lo que no edifica para edificar. El Dios que dijo: «No es bueno que el hombre esté solo» ha preparado nuevas relaciones con propósito y amor para ti. Pero Él está esperando hasta que tus valores y tus pensamientos se alineen con los suyos. Así que anda paso a paso, un día a la vez. Y no olvides regocijarte grandemente, por qué: ¡tus mejores días aún están por venir!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí