Meditar-en-la-palabra-de-Dios-biblia-versiculos-biblicos
Meditar En La Palabra de Dios: El Filtrar Espiritual | La Meditación En Las Escrituras

¿Cómo Meditar (Filtrar) En La Palabra de Dios de día y de noche?

“Que la palabra de Cristo more en abundancia en vosotros” (Colosenses 3:16).

Meditar en las Escrituras es una de las grandes claves para el crecimiento espiritual. En el Salmo 1, David escribe: “En su ley medita de día y de noche” (Salmo 1:2). Pero la palabra «meditar» no es una con la que esta generación YouTube, Facebook, TikTok, Instagram y Twitter se relacione bien. Algunos imaginamos unos monjes de rostro sombrío vistiendo camisas de pelo de animal y cantando de rodillas sobre chapas (tapas de bebida gaseosa) mientras sale el sol cada mañana. Por esta razón, queremos correr para el otro lado del camino y no regresar.

Seamos honestos, admiramos a esas personas, pensamos que si Dios nos llamaría a eso, terminamos pensando que Él ciertamente se equivocó en hacerlo. O tal vez pensamos que la meditación es una disciplina que requiere horas de tiempo sin cortes, y el tiempo es lo único que no tenemos de sobra.

¿Cuál es el resultado de meditar en la palabra de Dios?

Empecemos, por lo contrario, el resultado de no meditar en la palabra de Dios será vivir vidas ocupadas pero espiritualmente vacías. Algunos de nosotros realmente pensamos que la meditación es algo bueno, pero creemos que hay muchas otras áreas de crecimiento espiritual y desarrollo del carácter en las que debemos trabajar primero.

¿Cuál es el problema con meditar en la palabra de Dios?

No entendemos lo que significa meditar, o los ricos beneficios que nos dará. Mi abuela tomaba una cuchara de café instantánea (Nescafé) todas las mañanas, por la flojera de filtrar el café, ya que en mi país no se tiene esa costumbre. Una cucharada de café instantáneo está bien si solo quieres el sabor básico del café. Pero si quieres más, si quieres disfrutar de los sabores del café en toda su riqueza, tienes que filtrarlo. Esto de filtrar el café lo aprendí en Brasil, es una costumbre, digamos que nacional. Entonces, podríamos parafrasear la Escritura de esta manera: “Su ley la filtra de día y noche”. Eso es lo que Pablo quiso decir aquí: “Que la palabra de Cristo more en abundancia en vosotros en toda sabiduría”. Hoy, puedes disfrutar del aroma, probar el sabor y experimentar la fuerza del resultado de filtrar la Palabra de Dios.

La Importancia de Meditar (Filtrar) En La Palabra de Dios

“Mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá” (Isaías 28:13).

Llevemos esta idea de meditar y filtrar un paso más allá. (Si te gusta el té, cambia la palabra por “infusión”). Tal vez esto lo ayude a relajarse en la meditación en lugar de sentirse abrumado por la idea de que no tiene el tiempo o la disciplina para hacerlo. Este no es un desafío de todo o nada. Da pequeños pasos. Si solo tienes diez minutos, maximiza cada uno de ellos. No tienes que leer diez capítulos de tu Biblia. Recuerda: No estás haciendo un resumen de un libro para la escuela y no te van a calificar como en un examen. Lee este versículo y te ayudará: “Pero la palabra del Señor les fue: ‘mandamiento tras mandamiento, mandato tras mandato, renglón tras renglón, línea tras línea, un poco aquí, un poco allá’” (v.13).

La Palabra de Dios es tan rica en verdad que puedes tomar una frase o una idea y dejar que se filtre y se forme en tu mente, ya sea que tengas diez minutos o dos horas. En lugar de ver Netflix o revisar constantemente tu Smartphone en busca de mensajes, simplemente siéntate, beba su «café o té espiritual» y deja que el Espíritu de Dios que mora en ti interprete, amplíe y enriquezca Su Palabra mientras ella se filtra y recorre una y otra vez toda tu mente. Piensa en ella mientras manejas, o en tu almuerzo o descanso para tomar café. Algunos días sentirás que has ganado el premio de la lotería espiritual; otros días simplemente sentirás que has agregado un poco más a tu conocimiento básico de la Biblia. Aquí, mi amado amigo, la «consistencia» es la clave. Te animo hacer esto durante un año y tendrás 365 palabras bíblicas para aprovechar. ¿Puedes ver cómo esto podría cambiar tu vida para bien?

¿Qué Significa Meditar (Filtrar) En La Palabra de Dios?

“Meditaréis en ella de día y de noche” (Josué 1:8).

Es muy triste lo que voy a decir, pero la meditación bíblica ha caído en desgracia. ¿Por qué? Porque vivimos en una sociedad instantánea, una sociedad preocupada y ansiosa. Recibimos tantas cosas de la televisión, los teléfonos celulares, el correo electrónico, los mensajes de texto, YouTube, TikTok, Instagram, los enlaces satelitales, las noticias por cable y los pódcast que no tenemos un tiempo para reaccionar, mucho menos para meditar o reflexionar. ¡Seamos realistas! No podemos “descargar” la madurez espiritual presionando una tecla de la computadora. Es por eso que las Escrituras hablan constantemente sobre la meditación.

Dios, el autor de la Biblia, le dio a Josué la fórmula para tener éxito en su carrera y prosperar en todo lo que hagan sus manos: “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley [habla la palabra de Dios cada vez que puedas], sino meditaras en ella [¿cuándo?] de día y de noche, para que guardes y hagas [no solo saber, ¡sino hacer!] conforme a todo [no podéis elegir] lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien” (v.8).

Fíjate en las palabras “harás”. Para tener éxito en la vida, debes hacer algo. ¿Hacer qué? ¡Medita en la Palabra de Dios! ¿Con qué frecuencia? «Día y noche.» Entonces, ¿en qué parte de las Escrituras estabas pensando esta mañana cuando comenzaste tu día? ¿O mientras vas o regresas del trabajo? De hecho, ¿cuándo fue la última vez que meditaste conscientemente sobre alguna verdad o principio bíblico? Si no puedes recordarlo, comienza a hacer algunos cambios ahora mismo. Pablo le dijo a Timoteo:

“Ocúpate (Medita) en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento (progreso) sea manifiesto a todos” (1 Timoteo 4:15). ¡Y esa sigue siendo la regla!

Meditando en la Palabra: Continuamos «Filtrando» Espiritualmente La Palabra de Dios

"Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación" (Sal 119:97).

La meditación bíblica es diferente de la meditación que conocemos en nuestros días. La meditación, como la enseñan popularmente las filosofías orientales, te dice que vacíes tu mente. ¡La Biblia enseña totalmente lo contrario! Aquí ya puedes imaginar como el diablo es sucio.

La meditación bíblica significa llenar tu mente con la verdad que Dios ha revelado. David era un rey. Imagine las presiones y los problemas, las demandas y las decisiones que enfrentó cada día. Pero, dijo: «Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación» ¿Has observado que perdemos mucho tiempo haciendo cosas como agarrar el teléfono, esperar en la fila, conducir al trabajo? En las grandes ciudades como São Paulo o Ciudad de México, la gente suele pasar una hora o dos manejando al trabajo, y lo mismo volviendo a casa.

Piensa conmigo: Son 10 horas a la semana, 40 horas al mes, 480 horas al año. ¡Es una cantidad extraordinaria de tiempo! La pregunta es, ¿qué estás haciendo con tu mente durante este tiempo? ¿Simplemente conduciendo con la mente en punto neutro? ¿O escuchando la radio o un CD o música en su Smartphone? ¿O enojarte con todos los conductores que te rodean? ¡Este es el momento perfecto para poner tu mente en marcha! ¡Qué oportunidad para crecer espiritual y mentalmente!

Una clave de vida: Lo que el ejercicio hace por tu cuerpo, la meditación lo hace por tu alma.  

Mira lo que la Biblia dice: “Porque cuál es su pensamiento en su corazón, tal es él. Come y bebe, te dirá; Más su corazón no está contigo” (Proverbios 23:7).

Recuerdo un mensaje escrito en la pared de la oficina que decía:

"No eres lo que crees que eres. ¡Pero lo que piensas, eso eres!" 

Si quieres que tu vida sea diferente y mejor de lo que es hoy, empieza a pensar cosas diferentes; ¡medita en la poderosa Palabra de Dios!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí