30.5 C
Miami
domingo, junio 16, 2024
Más
    InicioPalabra del Día¿Cómo Hacer El Llamado Inverso al Altar de Dios?

    ¿Cómo Hacer El Llamado Inverso al Altar de Dios?

    Publicado en

    spot_img

    ¿Cómo Hacer El Llamado Inverso Al Altar de una manera Bíblica?

    El Llamado al Altar Inverso: Un Discipulado Profundo y Evangelización Acelerada

    Amados hermanos y hermanas en Cristo, hoy me emociona profundamente compartir con ustedes una perspectiva transformadora sobre el tradicional «llamado al altar» que a menudo presenciamos en nuestras iglesias. A través de la gracia de Dios y Su Palabra, quiero presentarles una estrategia que va más allá de un momento de decisión, y que busca un discipulado más profundo y una evangelización acelerada, fundamentados en principios bíblicos y en el corazón mismo del evangelio: el inmenso amor de nuestro Señor Jesucristo.

    En 2 Corintios 6:2 encontramos estas poderosas palabras: «Porque dice: En tiempo aceptable te he oído, y en día de salvación te he socorrido. He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.» En este pasaje, el apóstol Pablo nos recuerda que el tiempo de salvación es ahora, siempre presente y accesible para todos aquellos que, con corazones sinceros, creen en Jesucristo como su Salvador y Señor. Pero ¿cómo podemos aprovechar al máximo este tiempo de gracia y ofrecer una respuesta transformadora al llamado de Cristo?

    Permítanme presentarles el concepto del «Llamado al Altar Inverso», una estrategia que no pretende reemplazar, sino complementar el tradicional llamado al altar. Este enfoque busca un discipulado más integral y profundo, así como una evangelización más rápida, al involucrar activamente a nuestra congregación en la misión evangelizadora de la iglesia.

    Antes de continuar, deseo aclarar que reconocemos y valoramos el valor del tradicional llamado al altar, donde aquellos que responden al mensaje del evangelio tienen la oportunidad de hacerlo públicamente frente a la comunidad de fe. Es un momento sagrado y emotivo, donde se pueden sellar decisiones trascendentales y donde la presencia del Espíritu Santo es palpable.

    Mi deseo no es devaluar este importante momento, sino desafiar a nuestra congregación a ir más allá, a ser discípulos misioneros en su día a día, y a llevar el evangelio a sus amigos, familiares, compañeros de trabajo y vecinos. Invitémoslos a la iglesia, donde recibirán una presentación clara y convincente del mensaje de salvación, y donde tendrán la oportunidad de conocer a Dios en comunidad.

    Para que esta estrategia sea efectiva, debemos comprometernos a dar una presentación clara y apasionada del evangelio en cada uno de nuestros servicios. Al igual que un artista cautiva a su audiencia con una apertura impactante y un cierre memorables, identifiquemos un «segmento de salvación» en nuestros sermones que conduzca los corazones hacia la cruz y la tumba vacía de nuestro Señor Jesucristo.

    Recordemos las palabras del gran predicador Charles Spurgeon, quien al ser preguntado sobre su estilo de predicación, respondió: «Tomo mi texto y me dirijo hacia la cruz». Sigamos su ejemplo, llevando a nuestras congregaciones a la cruz de Cristo en cada predicación, para que cada alma pueda ser confrontada con la verdad redentora del evangelio.

    Al implementar el Llamado al Altar Inverso, la responsabilidad del discipulado recae en aquellos que han invitado a sus amigos y seres queridos a la iglesia. En ese ambiente de confianza y cercanía, los creyentes pueden hacer un seguimiento genuino y profundo con aquellos que han respondido al llamado del evangelio.

    Es esencial que nuestros miembros estén capacitados para compartir claramente el evangelio y que sepan cómo discipular a los nuevos convertidos. Al llevar a sus amigos a almorzar después del servicio, tendrán la oportunidad de conversar sobre lo que han escuchado y responder a sus preguntas sobre la fe. Esto fortalecerá los lazos entre ellos y permitirá que el proceso de discipulado comience de manera natural y amorosa.

    La Iglesia primitiva nos da un hermoso ejemplo de este tipo de discipulado. En Hechos 2:42, leemos: «Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.» Del mismo modo, alentemos a nuestros hermanos a abrir sus hogares para estudiar la Palabra juntos, compartir momentos de comunión y orar unos por otros, fortaleciendo así los lazos fraternales.

    El Llamado al Altar Inverso no solo busca el crecimiento numérico de la iglesia, sino un crecimiento espiritual y significativo en cada individuo. Al involucrar a nuestra congregación en la evangelización, cada miembro se convierte en un ministro del evangelio, desempeñando un papel activo en la gran comisión que Cristo nos encomendó.

    No nos cansemos de hacer el bien, tal como nos exhorta Gálatas 6:9: «No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.» Confiemos en que, a través del Llamado al Altar Inverso, veremos cómo el poder transformador de Jesucristo se derrama en la vida de muchas personas, y cómo el Espíritu Santo obra en los corazones para llevarlos a una fe genuina y duradera en nuestro Salvador.

    Amados hermanos, el tiempo de salvación es ahora, y todos tenemos un papel importante en llevar el mensaje de esperanza a nuestro entorno. Invito a cada uno de ustedes a considerar la estrategia del Llamado al Altar Inverso en su iglesia. No se desanimen si al principio toma tiempo calar en la congregación; una vez que la visión se arraiga en los corazones, verán cómo un imparable impulso evangélico se apodera de su iglesia y ¡nunca volverá a ser la misma!

    Recordemos siempre que el corazón del evangelio es el amor de Dios manifestado en la cruz, y que nuestro llamado es llevar este mensaje a todas las naciones y a cada persona que necesite conocer el camino hacia la salvación y la vida eterna.

    Que el Señor nos guíe y nos capacite en esta misión de alcance y discipulado, y que podamos experimentar la alegría y la gratitud de ver a muchos más unirse a la familia de Dios. ¡Que este llamado sea una fuente de inspiración y transformación para nuestra iglesia y para el mundo entero! Amén y amén.

    Pastor Carlos Vargas Valdez
    Pastor Carlos Vargas Valdezhttps://www.devocionalescristianos.org
    Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

    Devocional Diario

    LA INTERCESIÓN: ARMA PODEROSA

    La Intercesión: Una Arma poderosa en la Biblia A. Introducción Hoy más que nunca en la...

    Oración de Intercesión

    Hola a todos, qué gusto saludarlos, bueno el motivo de este e-mail es pedirle...

    5 Caracteristicas de la Iglesia Primitiva En La Biblia

    La Iglesia Primitiva: Una Iglesia de Oración (Hechos 1:14) Los discípulos se reunían unánimes. Este...

    ¿Cómo sembrar amor, fe y oración para las nuevas generaciones?

    “Yo os he enviado a segar lo que vosotros no labrasteis; otros labraron, y...

    La Sabiduría en Silencio: Aprendiendo de Job en la Biblia

    ¿Qué es lo único que necesitamos saber bajo cualquier circunstancia en la vida? La...

    Jesucristo, el amigo fiel y el mejor abogado

    En los momentos más oscuros de Su vida terrenal, Jesús experimentó la traición, el...

    66 Versículos Bíblicos Claves Para Cada Libro de la Biblia: Cuadro Explicativo

    Versículos Importantes De Todos Los Libros de La Biblia: Desde Génesis a Apocalipsis (Tabla...

    Mas estudios como este