Grupo de los Ocho.

GRUPO DE LOS OCHO:   Para África, ayuda sólo si hay privatización.

Por Sanjay Suri

Los líderes del Grupo de los Ocho (G-8) ofrecieron este viernes muy poco a África, pero siguen exigiendo mucho a cambio. El G-8 está integrado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón y Rusia.

GLENEAGLES, Escocia, 08/07/05 ( IPS) - En la cumbre del grupo, concluida este viernes en la localidad escocesa de Gleneagles, se manejaron muchos números para satisfacer las demandas de las estrellas de rock que lideraron una campaña contra la pobreza, entre ellas el británico Bob Geldof y el irlandés Bono.

Los jefes de Estado y de gobierno del G-8 anunciaron que "junto a otros donantes, impulsarán un aumento de la ayuda oficial al desarrollo para África de 25.000 millones de dólares anuales para 2010 ". Si se considera que hoy se otorgan 25.000 millones de asistencia, la ayuda prometida aumenta a la mágica suma de 50.000 millones.

Pero en África, la cifra no suena tan mágica. "Es un aumento en la asistencia, pero no el que se había publicitado con tanto énfasis. Además, mucho de lo anunciado ya había sido prometido antes", dijo a IPS Claire Melamed, de la organización humanitaria Christian Aid. Sin embargo, era imperioso para los líderes del G-8 hacer algún anuncio sobre África luego de que el desarrollo de ese continente fuera puesto al tope de la agenda de la cumbre, junto al cambio climático.

En su declaración final, el club de los poderosos defendió el principio de la privatización, a pesar de centenares de estudios, varios de ellos aceptados por el Banco Mundial, dando cuenta de procesos de privatizaciones rápidos y sin limitaciones que han arruinado varias economías. "La iniciativa privada es un motor clave del crecimiento y del desarrollo", dice el comunicado. "Los países africanos necesitan mejorar aun más el clima de inversiones, y nosotros seguiremos ayudándolos a hacerlo. En África, la sociedad entre lo público y lo privado es crucial", añade el texto.

El G-8 ofreció ayuda para construir en África la capacidad física, humana e institucional necesaria para el comercio. Sin embargo, el grupo no hizo ninguna mención a los millonarios subsidios que otorgan la Unión Europea (UE) y Estados Unidos a sus productores agrícolas, perjudicando a los cultivadores africanos. ¿Y quién aprovechará mejor la privatización en África que las empresas estadounidenses y europeasí

El G-8 pareció decir:
No preguntes qué podemos hacer por los pobres, sino qué pueden hacer ellos por nosotros , señaló Peter Hardstaff, del Movimiento para el Desarrollo Mundial (WDM, por sus siglas en inglés).

Los líderes del G-8 anunciaron además que instarían a las instituciones financieras internacionales a considerar una asistencia adicional a los países para que desarrollen su capacidad comercial y adapten sus economías.

Aquí se vio presente una vez más la sombra de los programas de
ajuste estructural impulsados para que los países pobres liberalicen sus economías a ritmo acelerado. El grupo además ofreció apoyo a iniciativas para impulsar al sector privado a través del Banco Africano de Desarrollo.

Los países del G-8 enviaron un claro mensaje de que sólo considerarían actuar en los países pobres si éstos se liberalizan a cambio, señaló el WDM en un comunicado. La organización sostuvo que los países poderosos ofrecen sobornos de ayuda por comercio , pues sólo prometen asistencia extra si las naciones avanzan en los procesos de privatización.

Según la declaración del G-8, depende de los gobiernos de los países en desarrollo tomar el liderazgo hacia el crecimiento. Tienen que decidir, planear, y ser consecuentes con sus políticas económicas para cumplir con sus propias estrategias de desarrollo, por las que serán responsables ante su propio pueblo, añade.

Para Christian Aid, este pasaje del comunicado no es más que un trozo de sentido común. Mientras, WDM sostuvo que el comunicado es un desastre para los pobres del mundo. "Estamos furiosos, pero no sorprendidos", dijo Hardstaff.

Las pequeñas sumas de dinero ofrecidas como ayuda "no son nada más que un vendaje sobre las profundas heridas que causa el G-8 presionando con políticas económicas fracasadas como la privatización, la liberalización del comercio y la desregulación en África", añadió. De hecho el G-8 ha endurecido su postura sobre el comercio, sostuvo John Hilary, del grupo War on Want (Guerra a la Pobreza).

El grupo obliga a más países a abrir sus mercados, amenazando a millones con la miseria. Cuando llega el momento de actuar, el G-8 da la espalda a los pobres del mundo, señaló. La declaración incluyó compromisos específicos para apoyar la educación en África, como un programa de educación para todos impulsado por el presidente George W. Bush. Los líderes del G-8 también se comprometieron a redoblar la lucha contra el sida y a lograr para 2010 un acceso universal al tratamiento para todos los que lo necesiten.

A pesar de que las promesas son pocas, seguiremos muy de cerca los acontecimientos para constatar que se cumplan, dijo Melamed.

——————————————————
 
GLENEAGLES, Escocia, 08/07/05 (IPS).- El Grupo de los Ocho (G-8) ofreció este viernes 3000 millones de dólares para la reconstrucción de la economía palestina. El primer ministro británico Tony Blair anunció un sustancial paquete de ayuda a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), de hasta 3000 millones de dólares en los próximos años, para que puedan convivir en paz dos Estados, Israel y Palestina, dos pueblos y dos religiones. El dinero se empleará para apoyar planes de regeneración y reforma del gobierno en Palestina diseñados por James Wolfensohn, enviado especial del llamado Cuarteto (integrado por representantes de la Organización de las Naciones Unidas, la Unión Europea, Estados Unidos y Rusia) para la retirada israelí de la Franja de Gaza, y que ha desempeñado un papel de mediación en el conflicto de Medio Oriente.

La decisión del G-8, integrado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón y Rusia, coincide con demandas de influyentes compañías que hacen negocios en Medio Oriente . Son muy buenas noticias para la ANP, que necesita realizar una enorme cantidad de obras de infraestructura, dijo a IPS James Lawday, director-general de la Asociación de Medio Oriente, que reúne a compañías activas en la región . Un simposio realizado por la Asociación dos días antes de la cumbre envió al G-8 el mensaje de que el comercio puede ayudar a restaurar la estabilidad en la región, señaló Lawday, en cuya opinión esta suma de dinero relativamente pequeña es útil para apoyar la construcción de caminos e instalaciones portuarias y aeroportuarias.

Pero no todo el dinero se destinará a infraestructura física, y la declaración oficial del G-8 destaca que el trabajo de Wolfensohn debería complementar el del general William Ward sobre cuestiones de seguridad. Ward, retirado del ejército estadounidense, asesora a la ANP sobre reestructura y mejoras de sus dispositivos de seguridad. El G-8 no ha aclarado el mecanismo de aporte de los fondos, ni el cronograma previsto de su uso. Por ahora, el grupo se limitó a expresar que respalda la intención de Wolfensohn de estimular una contribución financiera global de hasta 3000 millones de dólares, y que está movilizando apoyo práctico a los esfuerzos del enviado especial del Cuarteto.

El mundo árabe fue claramente un centro de preocupación en la cumbre de tres días realizada por el G-8, que comenzó el miércoles en la central localidad escocesa de Gleneagles. Eso no es sorprendente dada la volatilidad de la situación en Irak y del conflicto entre israelíes y palestinos, que se suma a incertidumbres en otros países. Los Estados miembros del G-8 sostienen que la democratización y la liberalización son el camino para resolver las dificultades árabes, y también las que éstas causan a Occidente.

Las elecciones nacionales en Afganistán, Irak, Líbano y Palestina demuestran el valor de los principios e instituciones de la democracia, y también que ella es plenamente compatible con identidades y culturas nacionales, afirmaron los participantes en la cumbre en un documento sobre un futuro común con la región del Medio Oriente ampliado y el Norte de África, denominación que busca delimitar una región que incluya al conjunto de los países árabes. Los países poderosos opinaron que el mundo árabe debería mejorar los procedimientos de gobierno, fortalecer el estado de derecho, combatir la corrupción, promover la igualdad de las mujeres y liberalizar los medios de comunicación. Instamos a aumentar el progreso en esas áreas como un valor en sí mismo, pero también para estimular el crecimiento y las oportunidades en la economía, incluyendo la inversión privada necesaria para crear los millones de empleos que buscan los jóvenes de la región, sostuvieron.

Pero también elogiaron a Jordania, Marruecos y Bahrein, tres países que no encajan en la categoría de democracias con estado de derecho, por su labor en el Foro para el Futuro que se realizó en diciembre en Rabat, con la intención declarada de construir una sociedad con el G-8.

El establecimiento de una Red de Fondos, la creación de una Sociedad de Empresas Privadas de Medio Oriente y América del Norte, el lanzamiento de un Grupo de Inversiones, el desarrollo de un centro regional de excelencia microfinanciera y el continuo estímulo a empresas de la regió" fueron destacados como expresiones concretas de
esa sociedad.

Los gobernantes del G-8 dieron a conocer también una declaración sobre Irak que reitera recientes acuerdos alcanzados por ellos sin mencionar sus discrepancias en la materia. En ese documento se insta a aumentar en forma generosa el alivio de la deuda externa iraquí, y a hacer efectiva la asistencia a Bagdad prometida pero no concretada por varios países en la Conferencia de Madrid que se realizó en 2003. Por otra parte el G-8 pidió a los países de la región que cooperen con Irak para prevenir el tránsito y el apoyo a terroristas a través de sus fronteras, y para mejorar la seguridad regional.

————————————————————-

Juan Alberto Llaguno Betancourt
Lima – Perú

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte