guardemos..

Guardemos el Testimonio

“Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de tí” Marcos 5:19

¿Qué es lo que está pasando en la iglesia de nuestros tiempos, que no se le está dando al testimonio de la salvación la importancia que realmente tiene? Hemos sido comisionados por Dios, desde el momento en que pasamos a ser parte de Su familia y de Su pueblo, a anunciar las virtudes de Aquél que nos sacó de las tinieblas y nos trajo a Su luz admirable, y a compartir con los demás lo que de El hemos recibido. Y ésto, comenzando por casa.

¿Qué es lo que TESTIMONIO realmente significa? ¿Tenemos claridad sobre lo que ésto supone? ¿Estamos realmente conscientes de lo que se nos demanda? ¿Estamos viviendo para poner en alto la luz del Evangelio? ¿De verdad que tú sientes pasión por las almas que están en tinieblas y tu meta primordial es ganarlas para el Reino, comenzando por los de tu casa? ¿Estás seguro o segura de que estás viviendo para ser luz del mundo y sal de la tierra? 

¿Sabías tú que, a muchas personas no les interesa que se les hable de Dios, por los malos testimonios de aquellos que se llaman cristianosí ¿Has vivido tú la mala experiencia de que, con mucho amor te acercas a alquien a darle un tratado y éste como un resorte, te lo devuelve airado con la explicación de que un supuesto cristiano le hizo odiar todo lo que tenga que ver con Cristo y la Biblia por su mal comportamiento? Lo primero que dicen es que “todos” los cristianos son hipócritas y no viven a la altura de lo que predican. Ellos no conocen a Cristo, por lo tanto, su mirada está en aquellos que dicen que lo han conocido.

¿Cuántos hijos, cuando llegan a la edad de la adolescencia, se rebelan, y no hay quien los haga buscar de Dios ni pisar una Iglesia? En muchos de los casos, el testimonio de sus padres ha sido tan pobre y tan  poco genuino, que simplemente no han querido seguirlos; no les interesa imitarlos porque no ven en ellos nada que les provoque el deseo de cambiar. ¿Cuántas esposas o cuántos esposos han estado esperando largos años por la conversión  de su pareja, y mientras más tiempo pasa más distantes y difíciles se tornan y más reacios a todo aquello que le huela a cristianismo? ¿Cuántos compañeros de trabajo están esperando ver en aquellos que se llaman cristianos un comportamiento diferente al de los demásí Y pasan los años y éstos siguen siendo iguales que el resto en su manera de hablar, de mirar, de actúar, etc. No ven en ellos nada que los distinga.

Se tiene en poco el testimonio que a diario damos a los demás. Se nos olvida que somos colaboradores de Dios para evitar que muchos se pierdan para siempre; Dios cuenta con nosotros.Y si por nuestra irresponsabilidad otros se pierden, tendremos que darle cuenta a Dios en su día. Si  subestimamos la salvación de los demás es porque a la nuestra no le estamos dando el valor que tiene. ¡Creamos conciencia de lo que ésto supone y guardemos nuestra propia salvación con temor y temblor! 

No se están siguiendo las instrucciones bíblicas, que son las que producen resultados eficaces y  positivos. Cada cual se ha creado su propio sistema y manera de evangelizar donde lo más importante, que es la oración y el escudriñar las escrituras, se ha echado a un lado, y se ha  recurrido a hablar, hablar, y hablar, de su propio corazón porque, la materia prima del Espíritu Santo para redargüir los corazones, que es la Palabra de Dios y la fe necesaria para hablar con autoridad,  falta o escasea; no hay sustancia en la calidad de vida. 

Están los que ni siquiera lo intentan, pues les basta con visitar la Iglesia de vez en cuando buscando su propia satisfacción y olvidándose de que hay una familia y un vecindario y una comunidad que está esperando a que se conviertan de verdad para alcanzar aunque sea unas pocas migajas de lo que ellos han recibido. Piensan que están muy bien cuando lo que tienen en su propio hogar es un caos peor que el que se le presentó a Jonás por estar huyendo sin razón. El barco se les está hundiendo y ellos no se dan por aludidos.

Es más lo que se habla que lo que se vive. Nos encanta hablar a todos de la Biblia, pero ¡qué difícil se nos hace, vivir lo que predicamos! Y ¿sabes qué? Lo que manifestamos con nuestros hechos, lo que los demás ven en nosotros, tiene más poder que las palabras que predicamos con nuestros labios, si éstas no están respaldadas por un testimonio claro, puro, nítido. El verdadero cristiano no tiene que decir que lo es; con su forma y manera de actúar … se ve. Y eso es lo que impacta y realmente toca a otros; esa es la luz que alumbra las tinieblas.

Si realmente has tenido una experiencia de salvación con Dios, si has gustado de una nueva vida y reconoces que ésto no  te lo has ganado ni lo mereces, sino que ha sido todo producto del Amor y la Misericordia de Dios para contigo… Toma la decisión de permitir que Dios te mueva a compasión por los que todavía están en tinieblas, y deja que tu vida sea el vocero mayor y más potente, para traer a aquellos que están esperando ser alumbrados. 

Seamos diligentes en hacer lo que nos corresponde y lo suficientemente humildes para reconocer que hay áreas en nuestra vidas que no hemos cedido enteramente a Dios y que son éstas las causantes de que, en muchas ocasiones, no demos al mundo el buen testimonio que de nosotros se espera. Provoquemos al mundo a sentir hambre y necesidad de Dios. ¡Que el mundo vea que JESUS en las vidas … hace la diferencia!

Y nosotros hemos conocido y creido el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él. I Juan 4:16

Dios te bendiga…
Hmna. Marlenys Meza

¿Desea colaborar con este ministerio? Envie su donación con el siguiente enlace:
La Voz
Apoya La Obra de Dios
DONAR A [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por paypal

Invite a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista, solo pídale que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Este es un servicio mas de MINISTERIO DEVOCIONALES CRISTIANOS
http://www.devocionales.org

Para cancelar tu subscripción
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com


Enlaces de Devocionales Cristianos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte