[PalabrasDeFe] El fracaso: paso a la victoria.

    
     NO LE DIGAS A DIOS CUAN GRANDE ES TU PROBLEMA......
      DILE A TU PROBLEMA CUAN GRANDE ES TU DIOS!!!!!!!

Tienes la seguridad de que cuando mueras vas a estar con Jesusí Quieres tener la seguridad de la vida eterna?  Te invitamos a hacer esta oracion......
  "Señor Jesus, vengo ante ti, tal como soy. Te pido perdon por todos mis pecados y renuncio a todo contacto con lo oculto en el que yo haya participado consciente o inconscientemente buscando la guia, el poder, el conocimiento o la sanidad (Por favor sea lo mas especifico que pueda), estoy arrepentido de todos mis pecados, por favor, PERDONAME SEÑOR!!!. En tu nombre, perdono a todos los que me han ofendido (Traelos a todos a la oracion); entrego a ti todo mi ser, te abro las puertas de mi corazon, te invito a entrar en mi vida y te acepto como mi unico Señor, Dios y Salvador. Saname, cambiame, fortaleceme en cuerpo alma y Espiritu. Ven Señor Jesus, cubreme con tu preciosa sangre y llename con tu Santo Espiritu. AMEN!"

Para registrarte en esta lista, envia un correo en blanco a:
PalabrasDeFe-subscribe@gruposyahoo.com

Para darte de baja envia un correo en blanco a:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Para unirte a WORDS OF FAITH, devocional en INGLES, envia un correo en blanco a:  WordsOfFaith-subscribe@yahoogroups.com

Para unirte a FE PARA O BRASIL, devocional en PORTUGUES, envia un correo en blanco a: Fe_Para_OBrasil-subscribe@yahoogrupos.com.br

PALABRAS DE FE ES UN SERVICIO GRATUITO, NO ACEPTAMOS DONACIONES.

Este correo ha sido sometido a un programa antivirus.  Sin embargo, PALABRAS DE FE no asume responsabilidad alguna por eventuales daños generados por el recibo y uso de este mensaje, siendo responsabilidad del destinatario verificar con sus propios medios la existencia de virus.

Yahoo! Grupos Mis grupos | PalabrasDeFe Página principal

 
 
  El fracaso: paso a la victoria
Por: Charles Stanley
 
 
Como cristianos, nos encontramos con extrañas paradojas. Un ejemplo es el comentario de Jesús de que los primeros serán los últimos, y los últimos serán los primeros (Mt. 20:16). Afirmaciones fuertes como ésta desafían nuestra manera de pensar; pueden parecer desconcertantes, y debemos recordar que hemos sido llamados de este mundo a una nueva forma de vida.
 
El esfuerzo propio, que funciona tan para el hombre natural, debe ser abandonado por el creyente lleno del Espíritu Santo. Por eso es que el Señor permite a veces que fracasemos en la búsqueda de la santidad. Él quiere enseñarnos lo dependientes que somos de Él. Cuando lo vemos bajo esa luz, nuestros fracasos humanos pueden verse como amigos que nos enseñan, en vez de enemigos que debemos combatir.
 
Pero esta perspectiva no se obtiene fácilmente. Desde nuestra más temprana niñez somos instados a trabajar duro, a esforzarnos por la excelencia y a dar lo mejor de nosotros mismos. Somos enseñados a fijarnos metas y luego a lograrlas con determinación. Estas virtudes son útiles, pero cuando se emplean a conciencia pueden engañarnos sugiriéndonos que nuestra seguridad reside en ellas. Éstas le susurran al ego humano: “Tienes todo lo que necesitas para tener éxito”. Si damos atención a estas voces, nuestra confianza comienza a deslizarse de la confianza en el Espíritu a la seguridad en la carne. Dios no aceptará nuestra dependencia de nada además de Él. Si es necesario, creará las circunstancias que frustrarán nuestros mejores esfuerzos, y que nos humillarán hasta que aprendamos a vivir por la fe que Él da.
 
 
Ya vimos cómo Dios permite circunstancias para enseñarnos humildad y mostrarnos cuánto necesitamos de Él si queremos vivir una vida victoriosa. Así es como Él destruye el ídolo del esfuerzo propio en nuestra búsqueda de la santidad. Es también Su manera de lograr otros propósitos en nuestra vida.
 
Nuestro Padre celestial tiene en mente más que la simple exhibición de las debilidades de nuestra carne; eso es sólo un prerrequisito para algo más. Su intención es mostrarnos por toda la eternidad como ejemplos de Su bondad y de Su gracia. Él quiere que los ángeles vean el cuerpo de Cristo y se queden deslumbrados de reverente admiración ante esta demostración de la obra de Sus manos.
 
¿Qué necesitaríamos usted y yo para calificar para este propósito? ¿Hay alguna manera de entender todo el panorama de Sus planes para nuestras vidasí ¿Qué hay que hacer para que lograr todo lo que Él se propone para nosotrosí
 
No tenemos las respuestas a estas preguntas. Por eso, es difícil comprender el porqué Dios permite que fracasemos. Si pudiéramos ver el glorioso producto final que Él tiene en mente, abandonaríamos nuestros esfuerzos propios y daríamos paso a Su poder transformador. Pero, insistimos en hacer las cosas a nuestra manera. Mientras sigamos con esta manera de pensar, Dios insistirá en dejarnos fracasar.
 
Pero hay una manera mejor. Es simplemente vivir por fe, confiando en el Espíritu Santo momento a momento y de día en día, para que seamos conformados a la semejanza del Hijo de Dios, Jesucristo.
 
 

__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
Regístrate ya – http://correo.espanol.yahoo.com/


Enlaces de Devocionales Cristianos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

6 Compartir
Comparte6
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte