SALIENDO DEL FACTOR ESTUPIDEZ

SALIENDO DEL FACTOR ESTUPIDEZ

Alejandra Stamateas

QUIERO SER UNA MUJER PRODUCTIVA Y NO SÉ COMO LOGRARLO

Hay mujeres que dicen que tienen muchas ideas, muchos sueños en su corazón, muchos proyectos pero no saben como lograrlos, están todos en sus mentes, en su espíritu, saben que Dios se los dio pero no saben como llevarlos a cabo.

Las mujeres somos felices cuando producimos. Que nos regalen algo es muy lindo, que alguien nos traiga todo servido, es muy lindo; pero somos felices cuando podemos producir, porque Dios nos ha creado para que seamos mujeres productivas.

Cuando no producimos, tenemos la idea pero estamos estancadas y no ocurre nada, comenzamos a tener angustia, tristeza, depresión, celos, envidias, broncas: “por qué a la otra se le dan las cosas y a mi no”, “por qué la otra lo logra y yo no”, empezamos a sufrir estas conductas porque no estamos produciendo y estamos hechas para producir y a lo grande.

No estas hecha para quedarte estancada, no estas hecha para quedarte inmovilizada.

Por años las iglesias han estancado a las mujeres diciéndole que se queden sentadas, que el que tenía que hacer era el marido, es él el que tiene que salir adelante, vos quietita, no hables mucho, no pienses mucho, no sobresalgas mucho, quedate ahí orando. Nos han detenido y nosotras con el sueño adentro que no había manera de hacerlo realidad porque no sabíamos como hacer.

TRES PRINCIPIOS PARA SALIR DEL FACTOR ESTUPIDEZ

1Paso: PARA SER UNA MUJER PRODUCTIVA PRIMERO HAY QUE MOVERSE:

Si no hay movimiento, no hay producción.

Podes tener muy hermosos sueños de parte de Dios, pero si no te movés hacia el cumplimiento de esos sueños, nunca vas a ver el sueño hecho realidad.

¡Comenzá a moverte! ¡Salí del factor estupidez!

¿Sabés cuál es el factor estupidez que tenemos las mujeresí

“Tengo miedo, por eso no lo hago” “tengo miedo por eso no me muevo” “Y ¿si fracaso?” “Y ¿si me sale mal?” “Si me critican, si hago el ridículo”

ESE ES EL FACTOR ESTUPIDEZ.

Aunque tengas miedo tenés que hacerlo igual.

Muchas veces Dios tuvo que tratar con el estancamiento de un montón de hombres y mujeres que El había elegido y a cada uno de ellos Dios les repetía “SAL DE AHÍ” Se lo tuvo que decir a Abraham, a Moisés, a Elías, ¡SALGAN DE AHÏ!

Tu estado no es un estado de postración, Dios no te hizo para que estés sentada esperando que las cosas ocurran, Dios te hizo para que salgas; hay que salir y contar las estrellas, así serán tus bendiciones.

Moverse da miedo, sí; pero moverte produce resultados.

Siempre que hagas, va a haber un resultado. Cada vez que te quedes quieta todo va a estar pasivo, no va a ocurrir nada; cada vez que comiences a moverte en la vida, vas a producir resultados.

¿Cómo manejar los miedosí

DEBO RECONOCER MIS MIEDOS.

Tengo que saber que no es que no lo estás haciendo porque tu marido no te deja, o porque tus hijos son chiquitos, o porque tu pastor te dijo que no, o porque en tu iglesia no se hace, o porque soy una tontita que nada te sale. TENES MIEDOS, y tenes que reconocerlo, porque en la medida que los reconozcas vas a poder empezar a trabajar con esos miedos.

Hay miedos dentro tuyo, hay un sueño grande, un potencial grande de parte de Dios, pero tenes que empezar a moverte y reconocer que hay miedos en tu vida.

DEBO CONCENTRARME EN LO CONOCIDO.

Tenemos miedo porque no sabemos qué es lo que nos va a pasar, estamos frente a algo desconocido, entonces nos empezamos a concentrar: “yo a esta persona no la conozco”, “me puede salir mal”, “nunca me metí en un tema así”, “nunca hice esto”, “cómo va a ser”

TENES QUE CONCENTRARTE EN LO CONOCIDO. Hay cosas que ya las manejas, que te salen fácil y rápido; concentrate en lo que sí sabes; concentrate en lo que conozcas y no en lo que no conozcas.

Si te concentras en lo que conoces y sabes te va a ser más fácil. De a poquito te vas a ir metiendo en lo que es desconocido y que te da tanto miedo.

DEBO ACTUAR.

Para perder el miedo, tenés que hacer. De la única manera que vas a perder el miedo es actuando ; del otro lado del miedo está tu libertad .

ESTA PERMITIDO TENER MIEDO PERO AUNQUE TENGAS MIEDO MOVETE IGUAL.

Porque si no te movés vas a quedarte estancada toda la vida. Es más fácil vivir con un fracaso que cargar toda la vida con el hecho de ni siquiera haberlo intentado.

Tenes ochenta años, setenta años y miras el álbum de fotos: “Y… yo quería, pero no lo intenté”

Hay cosas en la vida que tenes que empezar a experimentar. Hay cosas en la vida que tenes que sacar los miedos y hacerlas, para que cuando veas el álbum de fotos de tu vida, puedas decir: ” no me salió como quería, pero la pasé tan bien, estuvo tan bueno esto y Dios me acompañó, y como Dios me acompañó, eso que parecía negativo, hoy es una bendición que tengo en mi mano”

El sabe acompañarte a pesar de que sabe que dentro tuyo hay temor.

Dentro de veinte años vas a estar más decepcionada por las cosas que no hiciste que por las que hiciste.

Si no te pones a hacer HOY, no vas a ver el fruto mañana.

Dice que un hombre, estaba plantando unos árboles, y viene alguien y le pregunta qué estaba plantando, y él le respondió:

-“Estoy plantando dátiles”

-“Uh, pero los dátiles, mirá que te llevan veinte años, para qué estas haciendo esta pavada si te vas a morir y no lo vas a ver ni podrás disfrutar ninguno”

-“Bueno, yo estoy disfrutando hoy lo que otro hace veinte años plantó; así que estoy haciendo lo mismo, y aparte necesito dejar
herencia, quiero que algo pase hace veinte años y que alguien se acuerde de mi, por este árbol de dátiles que hoy yo estoy plantando para que otro pueda disfrutar”

Tenés que verte dentro de veinte años y haber dicho “me costó, tuve un miedo tremendo, pero lo logré”, “Ay, no sabés, era de terror poner ese negocio, ir a predicar a ese lugar, tener esta empresa, este emprendimiento…, me costó, pero lo logré. Y hoy querido nieto, querida nieta, querido discípulo, querida discípula hoy vos podés disfrutar de esto que yo me atreví a hacer”.

2 Paso: UNA VEZ QUE ME MOVÍ, DEBO HACER GRANDES COSAS.

Un teólogo dijo: “la principal tragedia de casi todas las existencias no es morir, sino hacer en pequeño lo que claramente pueden hacer grande”

Tu peor tragedia no es morir porque te vas con el Señor y vivirás en fiesta de por vida, tu peor tragedia es hacer en pequeño lo que claramente se puede hacer a lo grande.

¿Por qué vas a hacer algo en pequeño si Dios te dio el potencial para hacerlo a lo grande?

No persigas propósitos insignificantes; no te ates a cosas sin importancia; no ocupes tu mente y tu pensamiento con cosas pequeñas y tontas. Te lleva el mismo tiempo que pensar una que otra. Entonces decidí ¡pensar algo inteligente!

¡Comenzá a pensar en cosas grandes!

Si lo que hoy estás haciendo se termina el día que se termina tu vida en esta tierra, eso es insignificante.

Sé una mujer poderosa! Empezá a pensar en grande.

Algo es grande cuando podés dejar herencia. Si no dejás herencia, eso no es grande; si podés decir “Esto que estoy haciendo no solo lo voy a disfrutar yo, sino las generaciones que me siguen” Estas pensando en grande.

Dios quiere que pienses en grande porque Dios tiene propósitos grandes para tu vida, dejá de pensar en pequeñeces; rompé el factor estupidez de adentro de tu mente.

Por generaciones se te tiene que recordar, no tenés que ser recordada por cosas malas, tenés que ser recordada por cosas buenas.

Cuantos recuerdan una tía o una abuela mala, por qué la recordás por su maldad; a vos no te tienen que recordar así. Tus hijos no te tienen que recordar como la mujer que siempre prohibía todo; no como la depresiva que vivía llorando en la cocina.

Yo quiero que mis hijos me recuerden como la madre que tenía sueños grandes que se tomó de la mano de Dios y cumplió todos los sueños para la Gloria de Dios. Nada me está prohibido porque tengo un Dios grande, Dios no me ha puesto límites. Y quiero que mis hijos digan: “Esta es la herencia que me dejó mamá; este es el sueño que estoy siguiendo…Herencia de mamá.”

DEBES DEJAR UNA MARCA DESPUÉS QUE TE VAYAS. UNA BUENA MARCA EN EL MUNDO, NO PODÉS IRTE Y QUE NO QUEDE NADA.

TENES QUE PENSAR A LO GRANDE, TENES QUE PENSAR COMO DIOS PIENSA. DEBEMOS DEJAR UNA MARCA QUE PERDURE DESPUÉS DE NOSOTRAS.

Hay gente que cuando le hables de sueños grandes te va a decir que es imposible: no, mejor hagámoslo chiquitito, poquitito, no quieras hacer mucho en la vida, no quieras levantar mucho cabeza, a ver si te caes de golpe, te golpeas la nariz y después todo el mundo se te ríe.

Esa es gente que no produce y la gente que no produce, los que no van a ningún lado no quieren que vos vayas a ningún lado, entonces te van a retener. El primero que te dice que NO, es el que te va retener porque no quiere que camines: “si yo no voy, ella tampoco”, “si yo no lo logro, ella tampoco”, “si yo no puedo, ella tampoco”

Tenés que decirle: no.

Tenes potencial grande.

Vas a empezar a soñar en grande.

Vas a querer más porque estas hecha para ganar, Dios te hizo para la victoria. ¡perseguí cosas grandes!

DIOS TE LLAMÓ A REALIZAR ALGO QUE SOLO ÉL Y VOS SABEN.

No pretendas que el otro te lo entienda; porque Dios te lo dio a vos, y el código con el que Dios habla con vos es diferente al código que Dios usa para comunicarse con la mujer que tenés al lado. Tenés que aprender cuál es el código que Dios usa para comunicarse con vos, porque en ese código está el sueño, está el gran plan que Dios tiene para tu vida, está el propósito de Dios, tenés que aprender como Dios se comunica con vos, hay sueños grandes, hay planes grandes que solamente vos y Él lo saben, y las cuentas las tenés que arreglar con Dios, no con el de al lado, no con el que te dice “no se puede” o el que te prohíbe.

3 Paso – UNA VEZ QUE ME MUEVA, UNA VEZ QUE PIENSE EN GRANDE, SÉ QUE VOY A TENER PROVISIÓN.

Efesios 1:3 ” Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo”

Si la bendición que es espiritual está en los cielos, qué hacemos: la bajamos a la tierra. En el cielo está todo, lo único que tenemos que hacer es bajarlo a la tierra. ¿Qué estas necesitando para cumplir tu sueño grande? Bajalo, está ahí.

Está para vos, ya te bendijo. Bajar la bendición al mundo material.

Ya estás provista para lo grande, dentro de tu propósito grande está tu prosperidad; dentro de ese sueño grande están metidos los recursos que necesitas para hacer ese sueño grande. No lo tenés que buscar afuera, están dentro de la provisión que Dios ya te dio, porque Dios ya te ha dado todo.

Hay mujeres que viven su vida luchando con el aspecto económico: “no lo puedo hacer porque no tengo plata” ¡Mentira! Porque dice la Palabra en Efesios 1:3 que Dios ya nos bendijo con toda bendición; así que cuando decís “no tengo”, estas mintiendo delante de Dios.

Dios te ha provisto de todo lo que necesitás, no para cualquier pavada sino para cumplir el propósito; por eso a veces pedimos y no tenemos porque pedimos mal, porque no estamos pidiendo de acuerdo al propósito, pero cuando pedís para el propósito grande y vas a ver como los recursos vienen, El tiene almacenada toda la bendición y cuando decís “necesito eso”, no importa la cantidad que sea, “eso” para el propósito, Dios lo baja, eso es traer la bendición del cielo a la tierra.

Dios te da para el propósito grande, no quieras tomar la bendición y hacer cualquier otra cosa, porque así no sirve.

4 Paso – DEBO DAR UN PASO POR VEZ

Nunca es tarde para ser lo que podrías haber sido, solo tenés que pensar que tenés que dar un paso más, lo importante es que te muevas.

Deuteronomio 30:19 “escoge hoy si vas a querer la bendición o la maldición para tu vida”

Dios cada día te da la oportunidad de que elijas la bendición o la maldición para tu vida, y está en vos lo que vayas a elegir. Vas a elegir la bendición, vas a moverte, vas a dar un paso más, hasta lograr el propósito. Vas a moverte con los miedos, pero de a poco vas a ir a lo que conocés, y Dios con su ayuda te va a ir llevando a eso que no conoces.

Que elegís la bendición o la maldición. La bendición que Dios te tiene preparada, o la maldición que el enemigo te tiene preparada para que caigas en ella; a vos te corresponde elegir cada mañana, si cada mañana te levantas con espíritu de victima, elegiste la maldición; si cada mañana te levantás derrotada elegiste la maldición, si cada mañana te levantas llorando, elegiste la maldición.

Pero si decís: “Señor, hoy doy un paso más hacia el propósito grande que me diste” entonces elegiste la Bendición.

El secreto de ser una mujer productiva es moverte. MOVERTE. MOVERTE. MOVERTE. MOVERTE.

Debes moverte, no podés quedarte sentada, quieta, llorando y viendo como pasan los años de tu vida. No estás hecha para eso, no estas hecha para hacer pavadas, no estás hecha para pensar en estupideces; estas hecha para la gloria de Dios, estás hecha para ser reconocida en el mundo, estás hecha para soltar la creatividad que Dios puso dentro tuyo.

¡MUJER ESTAS HECHA PARA LO GRANDE!

Y cuando hablas el lenguaje de Dios no hay manera que el enemigo pueda abortar nada.

NO HAY LÍMITES, HAY UN SECRETO ENTRE DIOS Y VOS, HABLA EL LENGUAJE DE DIOS, HABLA SECRETOS CON DIOS.

HAY SECRETOS ESCONDIDOS PARA TU VIDA DE PARTE DE DIOS. DE EL BROTA LO QUE NECESITAS, DE EL BROTA LA ABUNDANCIA

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte