ANTIGÉNESIS

ANTIGÉNESIS

Me lo enviaron y no se quien es el autor, pero realmente nos lleva a reflexionar acerca de las actitudes humanas alejadas de la voluntad de Dios.

Pastor Carlos Devetac

AL FIN EL HOMBRE ACABO CON EL CIELO Y CON LA TIERRA.

La tierra era bella y fértil, la luz brillaba en las montañas y los mares, y el Espíritu de Dios llenaba el Universo.

El hombre dijo: “Que posea yo todo el poder en el cielo y en la tierra”. Y vio que que el poder era bueno, y puso el nombre de
Grandes Jefes a los que tenían el poder, y llamó desgraciados a los que buscaban la reconciliación.

Y así fue el sexto día antes del fin.

El hombre dijo: “Que haya gran división entre los pueblos: que se pongan de un lado las naciones a mi favor, y del otro los que
están contra mí”. Y hubieron buenos y malos.

Y así fue el quinto día antes del fin.

El hombre dijo: “Reunamos nuestras fortunas, todo en un lugar, y creemos instrumentos para defendernos: la radio para controlar el espíritu de los hombres, el aislamiento pra controlar los pasos de los hombres, los uniformes para dominar las almas de los hombres”. Y así fue. El mundo quedó dividido en dos bloques de guerra. El hombre vio que tenía que ser así.

Y así fue el cuarto día antes del fin.

El hombre dijo: “Que haya censura para distinguir nuestra verdad de la de los demás”. Y así fue. El hombre creó dos grandes
instituciones de censura. Una para ocultar la verdad en el extranjero, y otra para defender la verdad dentro de la casa. El
hombre lo vio y lo encontró normal.

Y así fue el tercer día antes del fin.

El hombre dijo: “fabriquemos armas que puedan destruir grandes multitudes, millares y centenares de millones, a distancia”. El
hombre creó los submarinos nucleares que surcan los mares, y los misiles que cruzan el firmamento. El hombre lo vio y se
enorgulleció. Entonces los bendijo, diciéndoles: “Sed numerosos y grandes sobre la tierra, llenad las aguas del mar y los
espacios celestes, multiplicaos”.

Y así fue el segundo día antes del fin.

El hombre dijo: “Hagamos a Dios a nuestra imagen y semejanza:
que actúe como nosotros actuamos, que piense como pensamos nosotros, que mate como matamos nosotros”. El hombre creó un Dios a su medida y lo bendijo, diciéndole: “Muéstrate a nosotros y pon la tierra a nuestros pies: no te faltará nada si haces siempre nuestra voluntad”. Y así fue. El hombre vio todo lo que había hecho y estaba muy satisfecho de ello.

Y así fue el día antes del fin.

De pronto, se produjo un gran terremoto en toda la superficie de la tierra, y el hombre y todo lo que había hecho dejaron de
existir.

Así acabó el hombre con el cielo y con la tierra. La tierra volvió a ser un mundo vacío y sin orden. Toda la superficie del
océano se cubrió de oscuridad y el Espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

2 Compartir
Comparte2
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte