DEVOCIONAL – NO ES UN PREMIO DE CONSOLACION

los-cristianos-pacienciaDevocional Diario – No es un premio de consolación

Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. – Santiago 1:4

Yo hablo mucho de la fe, pero hay otra fuerza que va junto con ella que es igual de importante. Es la paciencia: la capacidad de permanecer firme en la Palabra de Dios aun cuando la victoria parece demorarse.

La paciencia no es automática. No funciona a menos que usted la ponga a trabajar. Hay tanta gente que no comprende eso. Piensan que de alguna manera la fe y la paciencia les fun¬cionarán sin ayuda. Dejan que el diablo destruya sus vidas y luego dicen cosas tontas como: “Bueno, creo que Dios envió esa prueba para fortalecer mi fe”. ¡No sea usted jamás sorprendido diciendo eso!

En primer lugar, Santiago dice: “Que nadie, al ser tentado, diga: «Es Dios quien me tienta»” (Santiago 1:13). En segundo lugar, esa prueba no va a fortalecer su fe. A decir verdad, la destruirá si usted lo permite.

Si le diera a usted un juego de pesas, ¿ese juego de pesas lo haría más fuerte? No. De hecho, si deja caer una de ellas sobre su pie, podría resultar penosamente más débil. Lo que cuenta es lo que usted hace con ellas, ¿cierto?

Bueno, lo mismo se aplica cuando usted tropieza con alguna mala situación que el diablo ha puesto en su camino. Si se acuesta y deja que le atropelle, le causará daño. Pero si usted deja que la paciencia tenga su obra perfecta, si permanece y persevera constantemente, creyendo y apoyándose confiadamente en la Palabra de Dios, usted terminará siendo perfecto y cabal, sin que le falte cosa alguna.

“Sin que os falte cosa alguna”. Esas palabras deberían ser suficientes para convencerlo de que la paciencia no es un premio de consolación. Es un poder de primera clase que pondrá las promesas de Dios a su alcance. Es una fuerza que lo convertirá en vencedor.

Escritura Devocional para leer: Génesis 26:15-22

Kenneth Copeland

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

4 comentarios

  1. estoy muy de acuerdo con lo expresado sobre la fe y la paciencia. Sin embargo, no creo que la tentacion y la prueba se refieren al mismo concepto. Dios no tienta a nadie, es verdad. pues la tentacion viene de Satanas. Las pruebas son armas de Dios para, precisamente, probar nuestra fe.

    • Ruth, personalmente no creo que las pruebas sean ARMAS DE DIOS, la unica arma de Dios es su palabra ! , vivimos en un mundo caído, y las circunstancias adversas vendrán día a día . Jesús lo dijo : En el mundo tendreis aflicción ..pero confiad (tened fe) Yo he vencido al mundo . Bendiciones Miles.

  2. Es verdad lo que usted dice. Hay que perseverar y tener paciencia aunque no veamos solucion o se torne peor pero como humanos hay momentos en que nos desanimamos y nos qdamos sin fuerzas

  3. Estoy totalmente de acuerdo con lo expresado en esta reflexión. Además, hoy Satanás ha querido atacarme de modo terrible pero el poder de Dios se perfecciona en nuestra debilidad aunque Satanás se crea muy fuerte.
    Desde luego, no hay palabras suficientes para darle gracias a Dios por Su inmenso cuidado hacia nosotros. ¡A Él sea la gloria!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

1 Compartir
Comparte1
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte